domingo, 15 de marzo de 2015

Idea de aventura para Shadowrun: El cristal y la niña

Una idea que he tenido hace un rato, y que creo que para Shadowrun puede molar.

Los Shadowrunners, nuestros queridos personal, reciben un aviso de su fixer. Un trabajo de extracción en una vieja propiedad abandonada hace mucho. El cliente es un ciudadano europeo bastante mayor. Ha llegado hace pocas horas a la ciudad, diremos Seattle por defecto y por vicio, y ha tirado de contactos para llevar a cabo un trabajo de emergencia.
La paga insuperable...para lo sencillo de la labor. Pero se exige discreción, cuidado a la hora de manipular "obras de arte" y un vehículo rápido, blindado y seguro. Seguro se repite mucho.
¿Condiciones? El cliente quiere conocerlos antes de contratarlos. Y si, es un viejo, es europeo y tiene una cara triste. Parece ser que la típica persona que no ha sonreído en mucho, mucho tiempo. Les coserá a preguntas...y les proporcionará una maleta para transportar la carga.

¿Que tienen que obtener para el viejales? Un cristal de memoria de hace 40 años...algo único y muy preciado para él, pero que está muy obsoleto, claro. Con un enorme valor sentimental para él. Si le preguntan se limitará a decir "Fotos de mi niña". Si le tiran de la lengua les hablará de la lucha de su niñita contra el cáncer, de su muerte y del divorcio. Su mujer se llevó las fotos, los vídeos, los recuerdos...y nunca la encontró. Hasta ahora. Al parecer tuvo que abandonar la casa durante un incendio y unas deudas brutales que contrajo con alguna filial de crédito de Aztlan.
"Que se joda" murmura entre dientes mientras se lleva a la boca un poco de puré. Luego tose. Es viejo, se le acaba el tiempo. Quiere ver a su niña antes de morir, y no se corta.
Llora. No es agradable verle llorar.
Les pasa la dirección de la casa.
¿Lo malo? El edificio está habitado por un grupo de hallowiners, o cualquier otro grupo violento del gusto del Narrador, y el cristal se encuentra en un sótano con viejos sistemas de defensa. Parece ser que en sus tiempos su "señora" guardaba en aquellas cámaras mercancías, o personas, delicadas durante un tiempo máximo de 12 horas. Una zona segura para hacer negocios.

Recuperar el material no será difícil. Matar unos matones callejeros y destrozar unas chatarras asesinas de cuando las guerras eran a pedradas. Chupado, como multiplicar por cero.

¿Y el mojo de esta aventura tan facil y ramplona? El mojo es que el cristal contiene la personalidad digitalizada de la hija del cliente...que fue robada por su horrorizada esposa, la cual ya odiaba al señor en cuestión por tirarse a quien no debía. Por supuesto, en cuanto empiece la ensalada de tiros y los muertos decoren el suelo la vieja de los cojones moverá ficha. Quizás se chive a alguien grande, malo y capitalista para que se haga con la cosa y, bueno, joda a su ex-maridito querido. Tal vez haga pucheros para que le den "los recuerdos". O tal vez se la juegue y reclute algunos mafiosos. Ha salido de la indigencia, tiene aún deudas pero que caray...ha dedicado mucho esfuerzo en hacer infeliz a su marido y no tiene pensado que ese bastardo sonría en sus últimos días.

Sobretodo si puede sacar algún dinero vendiendo esa monstruosidad que afirmaba ser su hija.


¿Que harán? La cosa se pondrá ya peluda cuando, no sé ¿Renraku? (me gusta matar renrakos) se entere. Hace décadas  el cliente, Victor Von Hoffman por ponerle un nombre ya que no lo he hecho antes, era una de las enormes promesas de la industria informática, como sabrán si le investigan. Y sin duda, la personalidad digitalizada es algo...jugoso a lo que echarle mano. Al fin y al cabo hablamos de la inmortalidad...

Y por último está la niña, Andrea por si te importa, que no quiere saber nada de sus padres, y menos aún de un conglomerado empresarial que la diseccionará digitalmente ara convertirla en un producto. Por ello intentará convencer a los shadowrunners de que le gusten un hogar seguro. Se ha pasado décadas en estado latente, quiere vivir, pero no con su padre a quien odia por el dolor causado, ni con su madre pues sabe que la abomina. Tal vez se le pueda encontrar un refugio en la red mundial, o en algún servidor...o trasvasar su mente en un cuerpo en "blanco". Moralmente discutible, pero así es el Quinto Mundo oiga.

Habrá que meter una persecución. Así tendremos todo...y no, nada de netrunning. Esa mierda me pone de mala leche.

Lo importante es ¿con quien se posicionarán nuestros mercenarios?
¿Con el cliente?
¿Con la madre?
¿Con el dinero corporativo?
¿O con Andrea?

Algo me dice que la chica lo tendrá crudo en muchas mesas...

2 comentarios: