domingo, 25 de enero de 2015

La tipología aplicada es la mejor

Salgo de mi encierro enfermoso y vil para escribir como tanto hacía en tiempos más felices. Para escribir sobre ese debate sobre lo old schoold y lo indie, la madre que los parió y lo mucho que me gustan el Punisher de Garth Ennis. Bueno, sobre eso eso no pero me entran ganas. Lo veo más productivo.

Lo pongo en grande porque me mola la hostia


Al turrón.

El fondo de esta cuestión son las putas etiquetas. Son bastante odiosas aunque para organizar pueden ser prácticas. Yo las odio desde que tuve que aprenderme la tipología de los útiles prehistóricos ¿la razón? Pues que algo era algo siempre y cuando cumpliese las condiciones exactas para serlo, pero cuando variaba lo más mínimo la cosa se volvía un poco loca. Esto producía que tuviese que aprenderme docenas de elementos excepcionales que al final no lo eran tanto. Eran pues etiquetas que fallaban. En la carrera asistí a una asignatura: Tipología Aplicada. La impartía el genial  catedrático Javier Fernandez Eraso y consistía en aprender y aplicar un tipo de tipologia. Una que en vez de manejarse con grandes categorías en las que introducir los elementos, y que se rompían cuando algo no cuadraba con los cajones tipológicos, permitía al arqueólogo ordenar los elementos empleando códigos que contenían palabras clave que describían la pieza. Mucho más práctico pues al dar nombre, y al mismo tiempo describir, los elementos que componen la pieza.
Dicho de forma muy grosera e inexacta. Posiblemente la haya cagado, pero yo me entiendo.

El caso es que en esto de los juegos de rol hay unas grandes etiquetas que realmente no sirven para nada. Nada. En serio ¡naaada!
¿Que es indie? ¿Que es viejaescuela? ¿Que es simulacionista? ¿Que es narrativo? ¿A que huelen las cosas que no huelen? Podemos decir lo que queramos pero la respuesta a todas estas cuestiones realmente es "No lo sabemos". Porque son demasiado cerradas, porque se aplican sin ton ni son y de forma muy libre tanto por creadores como por los gloriosos roleros de a pié. Un juego puede tener elementos de los 4 primeros elementos, de hecho es la tónica de muchos juegos que llevan un tiempo petándolo muy fuerte.  Cojamos el FATE, que es algo así como nuestro paradigma indioso y hasta ha ganado premios, pero no creo que podamos decir que es un juego indie si entendemos que es independiente. No es que Evil Hat sea precisamente Wizard of the Coast pero está claro, al menos para mi mente, que hace tiempo que le ha pasado como a George Lucas, que eso de independiente es una fase que ha superado.
Por otro lado, muchos emplean indie para decir que un juego de rol tiene elementos innovadores ya sea en su forma o contenido, en el modo de juego que propone o, y esto me lo han dicho, en los dados que usa. Coño, es que por eso último hasta Al Filo del Imperio que es de FFG es indie. Y coño, innovar es lo que se lleva haciendo en este mundillo desde que el mundo es mundo (el mundo del rol, claro). En parte porque esto del rol es una forma de arte, rarita pero arte, muy joven y por otra porque en esto del capitalismo o innovas o te quedas atrás con letales resultados.
O tal vez para ser indie solo tienes que tener aspectos.

Viejaescuela también se trae cola como etiqueta. Yo lo entiendo como una forma de volver a jugar de una forma a unos juegos que no se jugaban así y realmente no son como se plantean. Son más papistas que el Papa. Dungeon Crawl Classic, que me parece un libro de la hostia de gracioso y me molaría verlo en castellano (suelto la bomba), es un juego divertido y duro dentro de la lógica deidera pero hojeando el arte de mis manuales viejunos de D&D & Derivados no veo esa mala leche en las ilustraciones, ni en las reglas. No hay orcos apunto de ser petaos analmente, ni cabezas de la Isla de Pascua con cascos vikingos. Todo parece ser una venganza de masters. Y La Marca del Este mantiene reglas y un espíritu retroasesino en las aventuras ¡pero el arte pese a ser en blanco y negro es moderno! (menos en la Cripta, claro).
Esos juegos afirman volver a una "forma de jugar más sencilla que se ha perdido" (aunque yo al DCC lo de sencillo no se lo veo) y se les etiqueta como vieja escuela pero ¿la simplificación en sistema y espíritu de juego no es también innovación?

Maldita sea, si D&D Quinta, propiedad de un enorme grupo empresarial capitalisten, se le ha llamado al mismo tiempo Viejaescuela pero con elementos indies e innovadores. Está claro que las etiquetas no funcionan.

Una duda ¿Runequest 6 al final que es? Porque más o menos es el mismo juego que hace como tres décadas y pico pero distinto, porque tiene ilustraciones en B/N y portada que evoca algo retro ¿es pues viejaescuela a la par que simulacionista? ¿O viejaescuela solo se aplica a D&D & Derivados?

Igual estoy diciendo tonterías, no sería de extrañar porque sigo enfermo y ahora toso menos pero más asqueroso, pero esto del etiquetar si tiene que pervivir, que lo hará, debería ser más productivo. No reduciéndose a una puta palabra que se queda colgando como si conteniese la verdad revelada por Zoroastro. Tipología aplicada. O tal vez deberíamos dejar de encasquillar los juegos con etiquetas y hacerlo en nuestras propias partidas, campañas y maneras de jugar. O tal vez iniciar un debate serie, tranquilo pero sin pelos en las lenguas y llegar a algo que se parezca un consenso. Conmigo no cuenten,  solo me acuerdo de las etiquetas para reírme un poco.

Al final todo esto de indie, vieja escuela y penes en vinegre solo sirve realmente para una cosa. Hacer chistes y echarnos unas putas risas.


PD: El día que exista, si existe porque Putin y el pelele de los lobbies gringos no nos han reducido a la prehistoria o la sociedad deja de comerse el tarro mirando al pasado, algo así como historia del rol se van a partir del culo viendo estas discusiones.

PD2: Historiador del rol del futuro, si lees esto exijo que le pongáis mi nombre a alguna Beca de Historia del Rol. Lo exijo como Rolarca. Si lo hacéis me enteraré y mataré con mis propias manos a vuestros peluches favoritos.

PD3: Kiwi y fresa podrían ser buenas etiquetas si recordase alguna vez que significaban cada una.

8 comentarios:

  1. AHÁ ¿con que simulacional y narrativo? ya te pillaré rolarca, ya.
    Sinceramente yo ahora estoy en proceso de autocrítica con todo esto, por que también he empleado mal las etiquetas (como estas dos) y en días venideros deberé hacer ese artículo. Confieso que me gusta ver más artículos al respecto a este tema, y ostie, me alegro de verte escribir en lugar de hacer un video, para variar. ¡Arriba las enfermedades! Ahora en serio, me alegro de haber leído este artículo

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo. En su momento los juegos indies eran los que salían de The Forge y foros similares, que no tenían por detrás a una editorial y se supone que por ello tenían libertad absoluta para hacer lo que quisieran. Y los juegos de la vieja escuela no eran más que los retroclones que permitían jugar a D&D con reglas de antes de D&D3.

    ¿Ahora? Ahora hay un batiburrillo en el que no se entiende ná. Yo creo que la mejor división que se puede hacer para clasificar juegos de rol es entre Los Que Me Gustán y Los Que No Me Gustan. El resto, brindis al sol.

    ResponderEliminar
  3. Kiwi y Fresa
    http://www.spqrol.com/archivo/viewtopic.php?id=1097

    ResponderEliminar
  4. Yo no soy experto en la materia, pero me suena a estrategia comercial. Se le pone una etiqueta a algo y la gente que se identifica con esa etiqueta suele picar para comprar ese producto.
    Las etiquetas no sirven desde el momento en que aparece la aclaración "la regla principal es que no hay reglas, juega como a ti te guste". De esa manera se puede coger a Vampiro y jugar a una especie de Blade, Cthulhu y Supernatural, y D&D jugando una partida de horror teológico. Todo va a depender del narrador y de la mesa, y no de lo que los creadores digan de su juego.

    ResponderEliminar
  5. Muy buen artículo, creo que muchos usamos mal las etiquetas que comentas, yo el primero, es más, estoy "vendiendo" el sistema FATE a mi grupo de antiguos roleros para volver a las mesas de juego. Es verdad que parece una estrategia comercial como comentas Jose Gallardo, aunque creo que en mi caso estoy usando el termino "indie" como estrategia para engancharlos. Vale que no es jugar limpio pero si de esta forma consigo retomar el rol pues bienvenido sea.
    Que te recuperes pronto compañero!

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Buena reflexión. Estoy de acuerdo en que un juego puede tener un enfoque u otro sobre el papel, pero que al final siempre será el narrador o los jugadores quienes decidan si juegan de una forma u otra. El tema de hacer una taxonomía de los juegos de rol... suerte al que lo intente discutiendo con los detractores. xD
    ¡Ánimo y mejórate pronto!

    ResponderEliminar