domingo, 5 de octubre de 2014

Ya vale de menospreciar a la honda ¡hostia ya!


Desde hace unas semanas andamos preparando el inicio de la campaña The Rise of Runelords, y fue durante la creación de personaje de la druida semiorca que va a acompañar a nuestra selecta tropa de no-humanos (donde por cierto, encontramos una regla rotísima en ese tocho ese de rasgos y que el maister, con buen juicio aunque de forma un poco cerda, no me dejó pillar) donde surgió la cuestión de la honda. Y lo cierto es que escribo estas palabrejas con un artículo cojonudo de Erekibeon de hace ya un tiempo largo (¡2008 nada menos!) similar pero relacionado con las hondas. Así mismo recuerdo haber hablado con Tiberio de esta cuestión alguna que otra vez.

Empecemos por lo básico. La honda es una de las armas más antiguas que existen, un artefacto sencillo que consiste en dos cuerdas o correas en cuyos extremos encontramos un receptáculo donde colocamos el proyectil, que puede ser desde un pedrolo del campo a una bola de plomo asesina y letal. El caso es que agarrando el arma por los extremos empezamos a voltearla para finalmente soltar uno de ellos, liberando así el proyectil con gran velocidad, distancia, poder de impacto...y si sabes lo que haces ¡precisión! En el pasado culturas como los cartagineses y los romanos emplearon con gran éxito honderos, los famosos y temidos honderos baleares, en los campos de batalla del mundo antiguo.

Unos señores mediterráneos que se entrenaban desde pequeños para ser los mejores honderos del Mare Nostrum. El griego Licofrón de Calcis nos cuenta cosillas sobre el motivo de su excelencia en su poema Alexandria...si bien es cierto es que no es un tratado de historia sino un poema relacionado con la quema de Troya, si lo dice es por algo.

"Después de navegar como cangrejos en las rocas de Gimnesis rodeados de mar, arrastraron su existencia cubiertos de pieles peludas, sin vestidos, descalzos, armados de tres hondas de doble cordada. Y las madres señalaron a su hijos más pequeños, en ayuno, el arte de tirar; ya que ninguno de ellos probará el pan con la boca si antes, con piedra precisa, no acierta un pedazo puesto sobre un palo como blanco."

Estas tropas son lo que vienen a la cabeza cuando pienso en un personaje de D&D/Pathfinder y demás yerbas con palos afilados, gente que describe otro griego, Diódoro Sículo, en el siglo I antes de Yisus Craist.

"Su equipo de combate consta de tres hondas, una de las cuales llevan en la cabeza, otra en la cintura y una tercera en la mano; utilizando esta arma son capaces de arrojar proyectiles mayores que los lanzados por otros honderos y con una fuerza tan grande que parece que el proyectil ha sido lanzado por una catapulta. Por ello en los ataques a las ciudades son capaces de desarmar y derribar a los defensores que se encuentran en las murallas y, si se trata de combates en campo abierto, consiguen romper un número enorme de escudos, yelmos y toda clase de corazas."

Vamos, unos tipos que ríete tu de su madre, la puta élite hondera. El griego nos cuenta que son capaces de derribar a los defensores en los asedios, romper armaduras y otras defensas ¡y todo con la humilde honda! Vale, es cierto que el amigo exagera un poco al comparar la fuerza del impacto de la honda con la de una catapulta, pero está ahí, la mención a lo que las hondas hacían en el campo de batalla está ahí.

Los daños que estas armas producían al desgraciado que sufriese el impacto de uno de sus proyectiles eran tremendos. Vegecio, ya en el siglo IV después del mesías ¡alabadlo o morir, perros paganos! en si Epitoma Rei Militari nos pone al corriente al explicar porque cree que los jóvenes deben ser entrenados a conciencia en el uso de hondas.

"Porque las piedras redondeadas lanzadas con honda o con fustíbalo son más efectivas que las flechas certeras contra los guerreros protegidos con sus escudos, armaduras y corazas; ellas producen heridas graves a miembros enteros y pueden matar de un golpe a un enemigo sin el horror de la sangre [Nota de Crom: gracias, muy amable por ahorrarme las engorrosas manchas de sangre en mi psique traumada]. Como todo el mundo sabe, los honderos sirvieron como soldados en todas las batallas de la antigüedad. Así pues, todos los reclutas deben aprender esta práctica del entrenamiento constante, porque no quiere ningún esfuerzo llevar una honda y a veces sucede que una batalla tiene lugar en terrenos pedregosos, cuando hay que defender una colina, o cuando hay que machacar a los bárbaros que intentar asaltar un fuerte o una ciudad."

¿Que más? Ah, si...estos tíos hundían barcos. Jodidos barcos ¿eso puede hacerlo tu espada bastarda, paladín de mierda? ¡No! Lo hace la honda ¡adelante Estrabón, cuéntanos el miedito de los generales a que les hundan con esas humildes armas sus preciados navíos!

"Desde niños se adiestran en el manejo de la honda, no recibiendo el pan si no lo han acertado antes con ella; por esto, Metelo , cuando navegando hacia las islas se acercó a ellas, mandó tender pieles sobre la cubierta de los navíos para defenderse de los tiros de la honda"

Es decir...que las hondas son los jodidos misiles tierra-mar del mundo mediterráneo y seguro que en nuestros queridos juegos serán artefactos de muerte y destrucción. Pues no, lamento comunicarte querido lector que están reflejados como el culo en los juegos de fantasía ficción gringos, y por ende han contaminado a quienes bebemos de ellos. Me cago en la leche ¡ya está bien! Cojamos todos nuestro manual de Pathfinder, con erratas o sin ellas, que todos tenemos en casa (o en el disco duro gracias al Manuscrito) y ojeemos detenidamente la sección de la honda. De nuestra querida asesina de hombres y destructora de barcos.

Ah no, que apesta. Es un arma que en su forma Mediana hace 1D4, con un alcance de 15 metros y un crítico x 2. Ya es bastante patetico ¡vamos a ver que nos cuentan en la descripción ¡sorpresa, sigue apestando! La honda suma al calcular el bono de Fuerza como cualquier arma arrojadiza, cargarla produce ataques de oportunidad y requiere dos manos, y para terminar, si usas un canto rodao hace 1D3 en vez de un 1D4. Una fecalidad. Ante esto no hay general romano o cartaginés que se acojone.
¿Donde están mis orcos romanos achantados como perros porque yo y mi tropa de psicópatas tenemos hondas? ¿Como voy a hundir barcos? ¡Con eso a duras penas puedes matar un puto kobold!

El primer problema es que los gringos, y la gente en general, se cree que por ser un arma sencilla, de hecho esa es su categoría, y barata es fácil de utilizar y hace poco daño. Pues lamento deciros que no.

Como hemos leído los baleares se entrenaban desde pequeños para ser precisos, y por tanto letales, en el uso de sus hondas ¡se sometían a un régimen durísimo para poder alcanzar la precisión necesaria! De modo que no, la categoría de este arma no es Sencilla, como mínimo debería ser Marcial y si me apuras Exótica, para reflejar lo difícil que es ser un buen hondero. Nada de magos armados con hondas porque no les da para más, ser un hondero es duro y requiere dedicación, fuerza y condición física. Y encima, como sus proyectiles se llaman glandes el bardo del grupo tiene material de sobra para hacer sangre con los enemigos caídos. O con los jugadores que se topen con una tropa de halflings honderos.

El daño, como mínimo subirlo a 1D6 y conservando eso de sumar el bono de Fuerza al daño, y el alcance como mínimo doblarlo. Eso sí, el crítico pasaría a ser x 3 o 18-20, una de dos para que la gente no llore de que la honda está muchkin. Que cojones, si alguno llora le recuerdas lo que le pasó a Goliath...que ante esa arma no pudo hacer otra sino morir, y la gente se cree que David iba en desventaja. Pobre Goliath, no tenía nada que hacer. Lo raro es que aún quedase cabeza que cortar.

Así que queridos lectores (y lectoras) ¡uniros en mi causa por dignificar esta letal arma que acojonó a gente tan simpática como los romanos! ¡Decid no al desprecio constante al que es sometida por los juegos de rol!¡Superemos los mitos instalados en el rol!

¡DIGNIDAD PARA LA HONDA, U HONDAZO EN LA CABEZA!

9 comentarios:

  1. Coincido contigo.
    Además, en su día, hice un poco de lo que ahora llaman "arqueología experimental"; construí mi propia honda, y estuve probándola.
    Estuve probando el lanzamiento al estilo griego, tal como puede verse en algunas monedas (http://slinging.org/wiki2/uploads/Main/Greek12.jpg).
    Este es el resultado:
    https://www.youtube.com/watch?v=Aac-y8tJWhE

    ResponderEliminar
  2. Esto es algo que siempre me ha escamado... la honda, ridiculizada en todos los manuales de reglas... y luego lees que los honderos baleares hundían barcos... La honda tuvo que triunfar en la antiguedad, por su pasmoso rendimiento frente a su coste, fácil transporte, o mantenimiento...

    Sólo hay que pasarse por youtube y buscar balearic sling para flipar xDDD

    ResponderEliminar
  3. ¿No será mejor cambiar el bono de Fuerza por el de Destreza? Que el empuje ya lo pone la energía cinética del objeto al estar en movimiento, y lo que se requiere es maña y puntería para acertar donde duele.

    De esta manera, los Halflings, por ejemplo, pueden ser temibles adversarios, aunque no tengan la fuerza de un semiorco (el equivalente rolero de David contra Goliat).

    ResponderEliminar
  4. Voto por lo dicho por Jose, es mejor el bono de destreza.

    ResponderEliminar
  5. Honda balear: Arma Marcial, 1 mano, Daño 1D6+bono Fue, crítico 18-20 x2.

    ResponderEliminar
  6. Si quieres dignidad para la honda, juega al RQ III :1D8 y empala.

    ResponderEliminar
  7. ¡La Honda Balear mola Leñe!:Arma Marcial, 1 mano, Daño 1D8+bono DES, Alcance 150-200 metros, crítico 18-20 x3, y Empala!

    Munición Piedras: +1 al daño
    Bola de Metal: +2 al daño

    ¡Ríete tu de los atributos de la Stormbringer!

    ResponderEliminar
  8. Yo también pienso que merece más de lo que le suelen poner.

    Arma Marcial, 1 mano, Daño 1D6+bono DES , crítico 19-20 x2.

    De crio tuve una honda hecha de esparto, que utilizaban los pastores, y la verdad es que es un arma muy sencilla y con práctica es muy precisa. Una buena pedrada en un buen sitio no es algo para reirte

    ResponderEliminar
  9. En GURPS también están bien representadas las hondas.

    La habilidad es difícil (lo que hace que sea más cara que la habilidad típica) y en las características de combate hace daño de "mandoble" (el daño básico más grande que tiene un humano y que sube muy rápido) y el alcance plenamente efectivo es de 60 metros (y el máximo 100 m) eso con piedras. Con balas de plomo los alcances se duplican y hay un +1 al daño.

    Por cierto, lo de hundir barcos me parece exagerado, lo más probable es que las pieles sean para proteger a los tripulantes de la cubierta, ya que con un alcance máximo de casi 200 metros las posibilidades de recibir hondazos mientras se está en fase de aproximación sean muy grandes.

    ResponderEliminar