domingo, 12 de octubre de 2014

No jodas al tabernero

Siempre he pensado y dicho que los taberneros de los mundos fantásticos son los tipos más duros, con más recursos y valientes que uno pueda encontrar en esos parques de atracciones de la épica. Consideremos por un momento a que se dedican. Venden alcohol a guerreros capaces de trinchar enemigos de lado a lado de un movimiento, magos capaces de lanzar bolas de fuego (en un mundo donde el 90% de las construcciones están hechas de madera) y exploradores que son acompañados por osos u panteras ¡y les cobran por ello! Eso son cojones señores, y no los que hacen falta para encarar un dragón armado con una tranquilizadora Maza +3 Azote de Plantas.

Trabajar en un bar en el mundo real ya es de por sí una actividad sacrificada afrontando clientes jetas, borrachos agresivos, tipos que se ponen brasas con las clientas (por no decir que se comportan como gorrinos que piden a gritos que sea San Martín), destrozos eventuales producidos por sustancias de dentro o de fuera nuestro establecimiento, vomitonas, lidian con impuestos municipales y medidas del PP, clientes ébrios que hacen el mongo con sus móviles hasta que caen al suelo, pijos que te vienen pidiendo gintonics de pepino con morcilla espolvoreada, heavys de 40 años y otros que no tienen en el pelo que cantan canciones como si fueran hipopótamos con ardores y baños atascados...hacerlo en un mundo donde existen los dragones, los monjes, mutantes con ácido sulfúrico en las tripas, alquimistas que beben mientras portan sus inestables compuestos, chantajes de gremios de asesinos, elfos con palos en el culo, enanos que tras 50 cervezas aún no han terminado de cantar sobre oro y agravios, seres que pactan con infiernos y abismos varios o súcubos e incubos con ganas de joder ya tiene que ser la puta risa. Maníaca. Del Joker.

Imaginaros que vuestra clientela la componen de tanto en tanto gente como Minsc (un psicópata que habla con su hamster y que puede hacerte explotar los ojos de un puñetazo como le siente mal el alcoholazo de garrafón que tienes, Kitiara Uth Matar (señores, que apellido más alagüeyo) ¡la típica clienta que como se le cruce un cable te corta la cebolleta sin pestañear dos veces! y como no, nuestro "querido" Drizzt y sus potenciales charlas emomoñeras delante de un vaso vacío durante horas...y que aún así seguís abriendo las puertas de vuestro establecimiento. Vale, hay que comer pero eso es cuajo, eso son bemoles.

Recordad también que los cojones de los taberneros son tan grandes que pueden poner un cartel que ponga "Magia No" y luego hacerlo respetar. Ellos, los posaderos con sus manteles llenos de alcohol y rodeados de árboles muertos y procesados en forma de tablón les dicen a esos arrogantes practicantes de las artes arcanas que se metan sus bolas de fuego en el libro de conjuros de cuero que guardan en la parte trasera de su pantalón empezando por la O ciega...y que tienen que sacarlos a rastras de sus tabernas si se les ocurre no respetar la sacrosanta regla. O mejor aún, ponen carteles tipo "Orcos No" en reinos de fantasía llenos de semiorcos susceptibles con su aspecto porque aún no han podido besar una chica ni pagando , y que recuerdan como en su pueblo le disparaban ballestazos al confundirle con un jabalí solo por tener colmillos inferiores largos como apéndices laborales de Nacho Vidal. Semiorcos que portan enormes hachas y que a menudo son bárbaros.

Si señores, los taberneros son tipos duros. Como espetecs de 40 años lamidos por medusas que los usaban para otras labores (masajearse la espalda, guarros). Por eso cuando yo dirijo los sufridos taberneros suelen ser antiguos héroes que han decidido asumir la pesada carga de proporcionar el preciado alcohol y las necesarias patatas picantes de Otis a esa horda de bárbaros forrados de niveles que así lo quieren. Taberneros que ponen a la vista su hacha +5 Flamígera ,mientras esconden a la vista de todos su espada vorpalina, para que todos sepan que entre los muros de sus hogares las reglas se han de respetar. Creo que hay un señor barbudo que escribe libros sobre los motes del cierzo que piensa como yo. O mejor dicho, como pensaba.

Creo que he cometido un error, creo que es una idea mucho más atractiva que sean hombres corrientes que afrontan con los dientes apretados y los intestinos limpios a esa hueste ansiosa de una resaca que entra como elefantes en una chatarrería. Si en la edad media y moderna los habitantes pedían consejo al herrero, por en su universo mental el depositario de las mejores virtudes, en la fantasía comercial los herreros piden consejo a los taberneros. Eso si que es putamente épico.

Así que portaros y recordad que las propinas no son obligatorias, pero si agradecidas.




9 comentarios:

  1. Cuanta razón, el tabernero es el ser mas intocable del universo de fantasía. Por muy cafre que sea un grupo, no recuerdo que jamás le hayan hecho nada a un tabernero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi antigua mesa de juego parecía que estábamos ensañados con ellos. Pobrecillos. Eran los que tenían pasta y eran "fáciles" de atracar.

      Eliminar
    2. Para nuestro master la taberna era territorio sagrado, si la intentábamos liar nos caía lo más grande encima...

      Eliminar
  2. Joder, esto suena introducción a juego indie o kiwi de esos... "tabernae vinariae"

    ResponderEliminar
  3. Sería cuanto menos curioso, un juego de rol llevando a los pobres aldeanos contra esas maquinas de picar carne que son los "héroes" XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ha pasado, aunque en un juego que no es rol. Uno de los eventos de King Of Dragon Pass, donde llevas a un clan bárbaro, con su héroes locales, sus pueblerinos. A tu clan llegan 5 tipos, de razas diferentes, de aspecto estrafalario (para la cultura del clan) y que no paran de causar problemas. Tienes varias opciones para intentar solventar el entuerto (como comentarles donde hay tesoros guardados por bichos muy peligrosos con la esperanza de que mueran; pero son muy listos estos "pjs")... el autor confesó que no hay solución buena, y que solo hay una, intentar matarlos, y te apalizan.

      Eliminar
  4. Yo creo que se meten a taberneros porque son aventureros que se han hecho mayores, y viven a través de sus hijos.. digo clientes... aunque alguno a saber.

    Además tienen la oportunidad de patear de vez en cuando a unos niñatos engreídos, lo que debe alargar la vida, o acortarla por hacerla más entretenida.

    O eso, o es para que los jugadores no se pasen de listos maltratando a los pobres posaderos, mercaderes, etc... y que gasten su dinero.

    ResponderEliminar
  5. bueno, en Warhammer Fantasy la de Tabernero es una profesion avanzada. Ahi no llega cualquiera!

    ResponderEliminar
  6. XDDDD Por Ódinn, qué artículo más cojonudo

    ResponderEliminar