lunes, 11 de agosto de 2014

Queridos señores de Fantasy Flight Games...

...ustedes me han robado. Me han robado a mí, a mi prima y a mi abuela, como al resto de los habitantes de este estercolero que llamamos planeta de la forma más descarada. Con un talento para el latrocinio, el abuso, la chulería y miseria que hasta ahora solo había contemplado, con poca admiración he de confesar, en una cantidad indeterminada de políticos de mi país.
Enhorabuena, han demostrado que esa mezcla de talentos no son propiedad exclusiva de mi país. En cierto modo me han hecho sentirme mejor.

Les escribo como propietario, editor y chico de los cafés de una pequeña editorial llamada Ediciones Poderosas. Seguramente no nos conozcan porque no hemos editado nada pero damos un poco por culo, aunque a diferencia de ustedes si que he creado bastante y no nos hemos apropiado de nada (digo hemos porque esta casa la conformamos yo, mi ego y mi perra que hace de testaferro) pero no damos tanto por culo como ustedes, pero es que miren ustedes que ha sido enterarme de su actitud de abusón de patio de colegio que me ha entrado un frenesí editor como no he visto desde los tiempos de Cesar Vidal.
Me voy por las ramas. Y escribo frases largas.

Habéis jodido a la perra equivocada
El caso es que hace un rato se me ha ocurrido un divertido juego que escribiré un día de estos, tal vez cuando ustedes recuperen la sensatez y dejen de comportarse como sus nuevos mejores amigos de Games Workshop. Lo voy a llamar Lovecraft and the Elder Sign: Arkham protector y será una campaña autonclusiva en la que el escritor de Providence, sus tías y Robert E Howard intentarán salvar Arkham de los horrores primigenios al mismo tiempo que intentan llegar a fin de mes. He metido a Howard por eso de que lo general es que haya 4 jugadores en mi mesa. Y ustedes no están invitados.
Bueno si, en la campaña habrá unos cuantos sectarios ladrones y escribiré las descripciones con una foto de todos ustedes en mi despacho.

También saldrán Sherlock Holmes, Tarzan y Popeye el marino, por aprovechar que también son de todos.

Es más, rectifico. El juego irá de distintos Lovecraft de distintas realidades alternativas que intentan proteger sus obras de un grupo de sectarios ladrones. Eso le irá mejor.

Me vale m-i-e-r-d-a que ustedes digan que Arkham, Elder Sign y otros palabros lovecraftianos sean suyos porque no es así. Ustedes se los han arramblado como vulgares ladrones y banqueros. Amenazando a los peces chicos de este mundillo si usan algo que es de todos desde hace tiempo. Son parásitos que se aprovechan de lo escrito por alguien largo tiempo atrás para sacar dinero, y como perros sarnosos de vertedero intentan defender una poderosa fuente de ingresos que sencillamente encontraron por ahí. Y aún habrá gente que intente defender lo indefendible, que es un robo a mano armada en nombre de un modelo empresarial desfasado.

En serio FFG, aléjense de Games Workshop. Si esa empresa fuera un niño sería el típico que en primero de la ESO fuma, pega palizas y termina metido en un correccional por hijo de puta.

Un día escribiré ese y les juro que imprimiré un ejemplar con el peor papel que encuentre, se lo dedicaré con sangre de rata y se lo mandaré envuelto en fotos mías haciendo el "fuck you" con la palabra arkham pintada en mis dedos. A Roseville, si. Hay que ver en que sitios vive la gente...

Pues nada, se despide uno de los siete mil millones y pico de propietarios de la palabra Lovecraft. Anden y que les jodan con daditos raros.  Sin acritud, piensen que si viviésemos en Arabia Saudí les cortaríamos a los señores de Roseville la mano, o que si esto fuera Westeros los mandaríamos al Muro con la nuca roja a base de collejas. Y a quien defienda este atracado a mano armada le deseo D4's en los zapatos para los restos. Nah, por una semana. Y con derecho a cambiarse de calcetines.

Lo siguiente es decir que Jesucristo y Mahoma son personajes de su propiedad...

No hay comentarios:

Publicar un comentario