martes, 22 de julio de 2014

Películas que podrían ser partidas: El Día de la Bestia


El 20 de junio murió el increíble Álex Angulo, protagonista de una de mis películas favoritas de todos los putos tiempos: El Día de la Bestia (1995), dirigida por el bilbaino Alex de la Iglesia. Y es que esta película, que vi en su día a la tierna edad de 7 añicos con mi pater familias, es una puñetera aventura de La llamada de Cthulhu en la que un trío de descerebrados se juegan la vida, la salud y el alma para salvar el mundo de una criatura que viene para arrasar a la Humanidad en una tormenta de dolor y fuego. Eso sí, en Madrid (curiosamente en la sede Bankia, si es que el señor Alex de la Iglesia es un visionario que vio el horror que se estaba fraguando en las torres torcidas esas).

Este trío, con Álex Angulo a la cabeza como el doctorado en Teología de Deusto Ángel Berriatúa, un hombre que hará todo lo posible, por muy horrible que sea, para salvar el mundo con la ayuda de Dios. En un grupo de la Llamada de Cthulhu el bueno de Berriatúa sería el motor intelectual, el teólogo con conocimientos académicos y en idiomas antiguos. El hombre que ha sido capaz de descubrir la clave que esconde el Apocalipsis de San Juan: la fecha y el lugar exacto (bueno, no del todo, digamos que el amplio espectro geográfico) donde nacerá la Bestia. En la partida sería quien sufriese las mayores perdidas de Cordura.
Luego tenemos a Santiago Segura como Jose María. Satánico y de Carabanchel. Este heavy pasado de rosca y de peso en la partida cumpliría perfectamente el papel de músculo, proporcionando las tan necesarias habilidades físicas a un grupo reducido y poco agresivo. Experto además en música, sobretodo si es chunga.
Y por último está Cavan, el experto italiano en ocultismo (aunque la mayoría de las cosas que dice son memeces) y miembro un poco recalcitrante de este singular grupo. Cavan es el típico personaje que empieza siendo un PNJ, pero que luego se une al grupo, porque el personaje de otro ha cascado (como el cura del principio). Encima sabe italiano, es experto en fullerías y tiene artes de seducción, normal...es italiano. Será Cavan quien finalmente descubra donde tendrá lugar el oscuro alumbramiento.


Seguimos. No solo tendrán que oponerse a los sectarios y esbirros del Demonio/Primigenio, si no a una sociedad que no está preparada para ello (y su propia estupidez, claro) aunque las señales estén por doquier. La policía, la casera, la italiana tetona y el resto de los miembros de la humanidad se opondrán a ellos porque, al fin y al cabo, eso de que exista el Anticristo, tenga adoradores activos y se vaya a acabar el mundo es claramente una memez. Puro cthulhu. Coges la película y no puedes si no acordarte de taaaaaaaaaaaaaantas partidas de La Llamada de Cthulhu que siguieron el mismo orden, donde tomamos las mismas decisiones y empleamos los mismos recursos para seguir adelante.
Los brutales tipos de Limpia Madrid son la clásica carne de cañón de secta, identicos que todos los mamones a los que das matarile en las Máscaras

¿Más? Tienes sacrificios, sangre, decisiones cuestionables, perdidas de cordura, Nostradamus, pactos oscuros y una cuenta atrás hacia el Fin del Mundo. Y finalmente tras sufrir, perder cordura y arruinar sus vidas los supervivientes del grupo deberán vivir en las sombras de la sociedad, sin poder contar a nadie lo hecho, vivido o logrado.
Como los condenados personajes que sobreviven a una campaña de La Llamada de Cthulhu.

¿Y a que juegos podemos adaptar El Día de la Bestia como partida?
En primer lugar tenemos Warhammer Fantasy. Cambiamos a los satánicos por sectarios de algún dios del Caos, Madrid por alguna gran ciudad como Nuln o Atdorf, al cura por un sabio mago y a Jose Mari por un enano tenemos la partida más o menos montada. Cavan ¿un elfo tal vez? ¿O un erudito tileano?

Reinos de Hierros también pueden ser buenas opciones para adaptar este peliculón. Thamar ¿tal vez quiera traer de nuevo su encarnación a Immoren? ¿O QUIZÁS SEA MENOTH MISMO? Joder, sea como sea es hora de que un sacerdote de Morrow, un troloide cantor de guerra y el bueno de Cavan se jueguen el culo. Coño, me da más miedo que sea Menoth que Satán.

Se me ocurre que Shadowrun, con ese rollo cyberpunk fantástico, también podría ser una opción interesante. La peli transmite una sensación de desasosiego urbano bastante lograda, sobretodo cuando contrastas la casa de Cavan y el hostal de la madre de Jose María.

2 comentarios:

  1. Lo mejor de la película es la ambigüedad no del todo resuelta (cada uno tiene su teoría) entre lo que el grupo piensa que ocurre (la inminente venida del anticristo) y las alucinaciones producto del kilo de ácido y setas que se meten en casa de Cavan... estupenda película y estupendo post repleto de ideas.

    Descansa en paz Alex...

    ResponderEliminar
  2. Las malas lenguas dicen que se basa en una partida de Cthulhu, con Santiago Segura haciendo del personaje que hace en la película y Alex de director. Y que con el tiempo fueron hablando de "molaría convertirla en película" y, lógicamente, al final tuvo sus bastantes cambios.

    Pero no sé si es leyenda urbana :)

    ResponderEliminar