miércoles, 25 de junio de 2014

La Marca del Este: El Centinela Aullante, una criatura de Lorenzo León

El bueno de Lorenzo León ha creado una criatura y vía Twitter me ha sugerido que podría molar verla plasmada para rolear. Y coño, tiene razón. Durante estos días subiré al Centinela Aullante para El Reino de la Sombra y ando rumiando como hacerlo para Runequest 6. No os olvidéis de pasaros por su blog, pronto abrirá otro.
Personalmente, creo que combinarlo con golems u no-muertos puede ser la risión.


El texto es suyo:

Una cabeza cortada de mujer dentro de un farol de plata con grabados arcanos. De tamaño menudo, emiten una luz violácea poco más intensa que una antorcha. Estos inquietantes faroles se mueven en grupos que se sitúan en corredores y pasillos. Allí duermen plácidamente hasta que algún desdichado tiene el infortunio de despertarlos. Abren los ojos y flotan persiguiendo a su víctima mientras emiten bocanadas de un gas somnífero a la vez que entonan desgarradores alaridos. Si la víctima afectada continua respirando el gas irá perdiendo fuerza poco a poco hasta que muera.

Clase de armadura: 4
Dados de golpe: 1
Movimiento en vuelo: 18 metros
Ataque: Aullido
Daño: Especial
Salvación: G1
Moral: 12
Valor del tesoro: 800 mo
Alineamiento: Caótico
Valor PX: 50

El aullido de un Centinela Aullante es uno de sus rasgos más peligrosos. Al comenzar a aullar lanza un cono de gas cuya distancia máxima son 12 metros, este se va expandiendo a lo ancho hasta alcanzar 5 metros de ancho. Las criaturas humanoides no mayores que un ogro de como máximo 6DG se verá afectadas por el gas quedando dormidas. Durante cada asalto que una criatura dormida pase respirando el gas (que por cierto, no se disipa hasta pasados 1 minuto desde la última bocanada del Centinela Aullante) perderá 1 punto de Fuerza de forma temporal (los recuperará pasados tantos días como puntos de Fuerza perdidos). Si su Fuerza se reduce a 0 morirá.

Por cierto, el aullido provoca que los atacantes sufra un penalizador de -2 a sus ataques.

1 comentario:

  1. Pues la verdad que molaría, todo lo que sea acojonar en una partida

    ResponderEliminar