domingo, 8 de junio de 2014

Dungeons de la vida real: la ferrería Lili

Hace unos días fui a Cestona/ Zestoa, concretamente a la neo-cueva de Ekain (la de verdá lleva cerrada al público como 40 años) que se encuentra pasado el palacio Lili, al ladito del río Urola. Y mira tu por donde, hay un riachuelo que desemboca en el susodicho rio, que en el pasado tuvo una ferrería equipada con una presa. Restos de un tiempo pasado que la naturaleza ha ido recuperando década a década y que me evocaron a una mazmora, un dungeon empleando el vocablo D&Desco que ha penetrado tanto en mi vocabulario.
A ver que os dicen estas fotos que Nerea y Mikel hicieron para mi.


Sigamos el riachuelo, que cuentan que hay algo chulo al final.
Las piedras empiezan a aparecer ¿que diantes pasó aquí?
 Restos de lo que fue antaño ¿una fortaleza?

 ¡Al fin, la antigua construcción!
 ¿Quien elevó este recinto? ¿Y quien construyó este embarcadero?

La aventura y el peligro espera a quien pase por esa arcada...

4 comentarios:

  1. ¡Mola mil! Esto me lo pillo para una posible aventura en Cthulhu . Gracias :)

    ResponderEliminar
  2. En el pueblo de mi novia hay algo parecido (con un molino) pero cómo no hay tanta humedad, pues no está tan invadido...

    Pero lo de allí mola mil.

    ResponderEliminar
  3. para cuando tu opinion en video sobre el remake latino de breaking bad? metastasis! muero por ver tu opinion

    ResponderEliminar