domingo, 18 de mayo de 2014

Witchfire con El Reino de la Sombra- Segunda sesión



Ayer tuvimos la segunda sesión de la Witchfire, que avanza más lenta de lo que me gustaría pero el paso a El Reino de la Sombra es lo que tiene, y al ritmo que vamos imagino que terminaremos el libro 1 en unas dos sesiones. El caso es que la cosa avanza y sigo introduciendo cambios en la aventura para darle algo más chicha.

En la anterior partida lo dejaron con la tumba donde descansan los restos del aquelarre de Corvis, para ver quien sea que está saqueando y "animando" los cadáveres del jurado que les dio mandanga judicial. Tras sufrir un poco con el calamar del pantano, una vez más adaptado para ser un desafío, nuestros cuatro protagonistas (un ladrón troloide, el mago Nyss, el bárbaro manco con poderes mágicos a lo paladín salvaje, y el batidor paletoide) siguieron explorando el complejo buscando las tumbas. Durante el camino se toparon con el esqueleto de un pobre bogo, que había sido atacado y digerido por una planta inteligente...planta que atacó al Nyss cuando intentaba realizar una autopsia. La planta asesina no tardó en retirarse ante los ataques de los seres carnosos pero no sin antes dejar al elfo bastante herido.
Pero fue, al fin y al cabo, un susto nada más.

Poco después se encontraron con una peculiar habitación, habitación bastante importante pero no porque lo aprovechasen para obtener información sino por una mala decisión del inteligentísimo bárbaro (inteligencia 8). Resulta que dentro se toparon con un pobre gobo bastante acojonado y que hubiera sido un buen aliado para el grupo, pero cuando fueron a interrogarlo (pese a que decía que no se metiese en la habitación, y desde luego no buscaron trampas) se activo una trampa que hizo un poco de daño a nuestros mancoso amigo. Resultado, gobo muerto pese a suplicar y toda la tribu un poco enfadada.

¿Y que pasa cuando te atacan 20 gobos porque has matado a uno de los suyos? Que quieres sangre. Un combate de esos larguetes, aunque solo actuaron 10 de los pielesverdes, que se saldó con varios gobos muertos y el Nyss criando malvas. Hay que decir que el jugador que lo llevaba (interpretar...sería ser demasiado generoso) tiene 15 años y estuvo 3 turnos de 6 sin hacer nada porque estaba bloqueado. Bueno, se empezó a hacer un paladín y los gobos se quedaron contentos con la sangre derramada, así que imagino que al final todos contentos.
Menos el Nyss claro. Y el bárbaro que quedó muy tocado.

El grupo pierde pues el apoyo mágico que tanto bien les había hecho, sobretodo con cierto conjuro que proporciona una buena reducción de daño (que hemos pasado de nivel 1 a nivel 2 debido a su tochez). Iban confiados y se olvidaron con quien se las veía.

CONMIGO.


Más exploración. Recordar que la tumba fue un antiguo complejo Orgoth, y estos no eran un pueblo amable que respetase la Convención de Ginebra como si hacen nuestros amables y buenos amos actualmente. De hecho eso de torturar y matar les molaba más que a Mariano unas tijeras...tanto que la zona donde descansan, más mal que que bien, los restos de los fallecidos  (un pozo negro), las celdas y la sala de tortura han sido ocupados por un cruel llamado excruciator. Un torturador que mantiene cautiva, o eso parece, el alma de algún desgraciado que incluso llegó a escribir una nota desesperada hace mucho, un ser vil que afiló con cuidado los pomos de las pesadas puertas y que esperaba al grupo para darles un poco de su amor. Amor cenobita.
Pero los alaridos de puro dolor y los sustos funcionaron...nuestros valientes decidieron que mejor pasaban. Que tenían las lentejas en el fuego y ya si eso volvían otro día.

Y finalmente llegaron al lugar donde debían descansar las brujas. Y digo debían porque los ataudes estaban abiertos, las cadenas rotas y aunque había esqueletos con extrañas pinturas estos iban armados. Por supuesto empezó un combate, el más duro de la partida puesto que aún seguían con un miembro menos (un paladín de Morrow estaba en camino). Los tres esclavos, pues así se llaman estos esqueletos con cierta inteligencia, son unos enemigos temibles y tras un largo combate que se salda con la muerte de Mankor, y que podría haber acabado muy muy mal de no haber sido por la llegada del paladín de Morrow, finalmente sobreviven. Y es que un Esclavo Sargento con una RD8 y un espadón que hace 2D8+2 es poca broma, sobretodo si tiene a sus dos esbirros apoyándole en caso de ser desarmado.

Por cierto,el cuerpo de Mankor se quedó en la cueva y se lo comieron los gobos.

Entra en escena una maga rhulica, enana vamos, enamorada de Pendrake y más estrecha que la cerrazón mental de nuestros políticos.

¿Conclusiones? Que los cuerpos de las brujas han desaparecido y que hay una jovencita muy guapa haciendo cosas malas por ahí. Pero claro, el Padre Pandor Dumas no se traga que su inocente y querida hija pueda ser la bruja. Que si, que canta pero no ¡y aquí está la justificación! Al parecer Alexia lleva meses dándole algo a su tío, oculto en el azúcar que tanto le gusta al muy goloso, para volver algo más obtuso. Si, había que justificarlo.

Así que la han seguido, y parece ser que tiene un escondrijo en las alcantarillas...¡dentro de poco más!

4 comentarios:

  1. Veinte gobos es pasarse. Aunque la suerte tampoco acompañó, de haber conseguido algún Crítico hubiésemos limpiado el lugar mucho antes :(

    Y encima cuando palmó el mago perdimos todos nuestra RD... Si en alguno de esos turnos se hubiese puesto el maldito Escudo... Y hubiese empleado conjuros en lugar de disparar una ballesta... Hubo muchos fallos tácticos por nuestra parte en la partida, como llevar al francotirador al lado en lugar de diez pasos por detrás, no hacer que el pj de Escudero fuera delante, no descansar cuando ya estábamos tocados y nos acercábamos al final... Nos confiamos, íbamos con ganas de terminar el dungeon lo antes posible y nos dieron de palos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Os dije que había una tribu de unos 20 gobos en el dungeon, si decidiste matar a ese fue por tu cuenta y riesgo. Yo solo actué en consecuencia.

      Eliminar
  2. El conjuro dormir y una daga bien afilada es lo que necesitaban ésos gobos. Luego a despellejarlos para vender su piel para hacer capas

    ResponderEliminar
  3. Me interesa mucho cómo va avanzando la naración y los retos que planteas a tus jugadores (alguno ya ha pagado cara su impetuosidad, jeje).

    Me gustaría que un día pudieras hacer un post de cómo has realizado la adaptación de este juego al sistema de "El Reino de las Sombras"; (clases, razas y demás).

    Una currada buena. Enhorabuena

    ResponderEliminar