martes, 29 de abril de 2014

Un cortijo llamado España: twitorristas y represión


Esto de las redes sociales es muy muy cachondo, redes como Twitter permite que todo hijo de vecino y de puta escriba lo que piensa, hablando de forma generosa según que especímenes, y lo comparta con un universo que puede estar interesado en escuchar. Expresiones escritas que en ocasiones son interesantes, en otras triviales, a menudo mera propaganda autofelatoria y con excesiva frecuencia insultantes hacia algún que otro colectivo. Ofender ... casi siempre puedes ofender a alguien, lo sé yo mejor que nadie, pero en ocasiones la cosa ya se pasa cuando empiezas a desearle la muerte a alguien/grupo/indentidad nacional/hincha del otro equipo de quidditch u lo que se os antoje.

De aquí a un tiempo el gobierno de este cortijo llamado España que cada día me tiene más hasta la polla, hablo del gobierno y del cortijo en sí, se ha ido volviendo más y más represivo. Eso es algo sabido. Bueno, represivo hacia todo aquel que no encaje con una forma de entender España (una que encima es grande y libre, añado) y no se exprese dentro de tales términos tan modernos y felices. Para ello no solo dispone de sus jueces y maderos con pelotas de goma que tan felizmente te vuelan un ojo como te dejan con un cojón menos, si no es que te matan, sino de un enorme servicio de desinformación que abarca la práctica totalidad de los medios televisivos y la prensa escrita, la digital ya es otra historia. Medios que se encargan de maquillar ciertos datos, modificar otros y en general intoxicar la información. Gente que se ocupa de que no te enfades porque unos salvajes con placa escondida han mutilado u asesinado a alguien porque gracias al empleo masivo e incorrecto de la palabra RADICAL te impide ver.
Pero ese no es el tema.

Dentro de esta alegre represión que no es más que otro síntoma de la podrida naturaleza del Estado Español (sus instituciones, partidos, miembros y apoyos) hija de una dictadura que se hizo un lifting en la mal llamada Transición que orquestó un señor que se murió hace poco. Buena prueba de ello es una enorme y grotesca operación en la que se han detenido a 21 sujetos por "enaltecer el terrorismo y mofarse de las víctimas". Algo que ya se había repetido con anterioridad hace no demasiado pero nunca a una escala tan grande, e imagino que esta historia ira a más. No me sorprendería acabar yo mismo metido en un hermoso embolado de esos por líneas como estas.
La cuestión no es si estos señores, que han sido detenidos por orden de un juez que, oh casualidad de la vida y muerte de la sodomizada separación de poderes e independencia judicial, es afín al PP y ha estado en un gobierno autonómico pepero, han cometido un delito o no. Yo considero que no pese a que me puede parecer mal lo que han hecho (y señores, chistes de Irene Villa los he escuchado en labios de madrileños con el pelo engominado así que no me jodan).
La cuestión que yo planteo de forma un tanto inocente, porque espero una respuesta, es porque no se ha actuado con la misma contundencia cuando elementos que me cuesta considerar humanos se expresan en unos términos u peores? ¿Por que no hay un solo neonazi, falangista,facista (que diría mi querido amoña, eso es abuela en euskera de por aquí) o exaltado peperín?
Dos muestras.

Por favor, que alguien le indique a esta necia
los 7 errores de su comentario

Catalanes hijos de puta ¡como osáis querer separaros de gente que os ama tanto como nosotros!


Es decir, meterse con las víctimas del terrorismo, que por cierto le pese a quien le pese han sido de forma abrumadora personas vascas, es es algo meritorio de una detención pero insultar, amenazar, desear la muerte, expresar odio, y un sin fin de otras burradas dignas de un mongólico alimentado con odio y atenazado por una hemorroides ardientes hacia dos de las identidades que supuestamente componen el Reino de España/ el Cortijo no. Ambas expresiones son igualmente ofensivas y desde luego las hay, adivinen cuales, que hacen referencia a colectivos mucho mayores. Yo como vasco, y poco amigo tanto de los subnormales que ponen (ponían, perdón) bombas como de los infraseres que cantan el caral el sol y que afirman amar un país mientras insultan y desprenden odio hacia parte de este, me siento bastante molesto con multiples expresiones que diariamente encuentro en las redes sociales. Y sin embargo ni espero ni deseo que esos subhumanos, creo que me puedo permitir dedicarles este pequeño insulto, acaben detenidos por orden judicial.
 Que me desee la muerte a manos de las huestes franquistas una horda de gorrinos es para la Justicia del Cortijo algo aceptable pero ¡ojo como haga yo un chiste de Irene Villa en Twitter que me viene la Benemérita como si esto fuera 1945 y me hubiese reído de las pintas de palomo cojo del padre del actual Estado Español/Cortijo!

Pero claro, es que el terrorista solo habla raro y lee a Marx mientras come pantumaca. Las banderitas con pajarracos, el yugo y las flechas y el ODIO amparado tras un escudo de furbol es solo un alegre folklorismo que muestra la sangre caliente de esta tierra, no te jode. No, no es alimento y recuerdo y exaltación del golpismo, la dictadura y la represión, no que va, no es guerra civilismo del que hablaba del hijo puta de Rouquete. QUE VAAAAAAAAAAA.

Además, como han detenido a unos sujetos que dicen gilipolleces, pero no a otros que dicen otras más gordas, y en general te resultan antipáticas no te vas a indignar por la fascistada de turno. Por cierto, me parece que a las víctimas (salvo a elementos como el señor Carrero Blanco, miembro del gobierno de una dictadura asesina y totalitaria) les indignaría más esta represión en su nombre que los patéticos comentarios de 21 personas en Twitter. Pero es que para el PPPSOE las víctimas, sean "suyas" o no,  han sido como una Black & Decker. Ver como nos devuelven a los tiempos de la censura, la represión y la cárcel por pensamiento y escrito en nombre de personas que como Miguel Angel Blanco MURIERON a manos de chusma represiva y totalitaria me indigna. Hace que me hierva la sangre.

Este doble rasero por parte de la Justicia, que ataca a unos e ignora, por supuesto de forma involuntaria, me pone de una mala leche considerable y me ayuda a entender porque hay en este país gente que sencillamente no quiere formar parte de él. No es algo que comparta, considero que toda forma de nacionalismo y de exaltación "patriótica" es una soberana estupidez y una herramienta para tener divida y distraída a la mayoría social que deja hacer de mientras a nuestros queridos oligarcas, pero lo entiendo. Cada vez que oigo/ leo a alguien hablar de su orgullo de ser español cuando antes, o después, destila un poco de estúpido odio hacia su vecino me hierve la sangre. Y entiendo. Por supuesto algún día repartiré para el supuesto otro lado, pero hoy lo que nos afecta es esto.

De verdad que sonreiré cuando detengan a algún grupo de imbéciles por insultar a vascos, catalanes, gallegos, andaluces, rojos y demás fauna considerada poco afín por el núcleo de este Estado. Que detengan al viejo que llamó putas y asesinas a las feministas, por ejemplo. O a cualquier infraser que exprese odio y desee muerto a su vecino autonómico. O mejor, que no detengan a nadie por semejantes idioteces. Que vayan a por los terroristas de verdad, esos que dinamitan nuestros derechos, nos roban a mano armada, nos sacan de nuestros hogares a golpe de madero y chanchullean para no pisar las cárceles decimononicas y atestadas que todos pagamos. Pero claro.

Eso sería justicia.

En resumidas cuentas, lo que el señor juez Eloy Velasco ha orquestado, como es su potestad, y ejecutado mediante la Guardia Civil es otra muestra más de la nula libertad de expresión y de opinión que hay en este país, de la enferma concepción de la justicia que hay en este Cortijo, de los protegidas que se encuentran ciertas expresiones de ODIO y de lo necesaria que se hace una puta regeneración democrática a golpe de hacha (no se vayan a confundir, es que el árbol está enfermo) que hace falta en este cortijo llamado España. Al árbol se le está cayendo la corteza y eso deja ya entrever con claridad el plumaje del aguilucho que anida, prospera y engorda en su enfermo corazón.

¿Mi conclusión? No dejéis que os metan miedo, que es lo que se busca con este sesgo represor, y seguir expresándoos con libertad. Creo que no hay celdas para todos, aunque quizás puedan aprovechar tanta vivienda vacía..Y respetad a los que os asqueen al insultaros o desearos la muerte, pagándoles con una mordaz respuesta o respondiendo con la misma mierda ¡lo cierto es que a estas alturas lo mismo me da! O mejor, mirad...¡intentad llegar a puntos comunes y poneros en los zapatos de ese que consideráis "el otro"!

PD: Buenos mal que no había chistes sobre picoletos muertos en la de Ocho apellidos vascos porque sino la peli secuestrada, los guionistas enchironados y los actores en Perejil picando piedra para restaurar el Valle de los Caídos.

PD2: Por favor, no me detengan.

3 comentarios:

  1. Este tipo de comentarios que podemos ver en esas capturas me demuestra que la gente en vez de ir hacia adelante toman el camino contrario.
    Una cosa que tiene que tener clara la gente es que cualquier tipo de extremos es malo, ya sea de izquierdas, de derechas, de arriba, de abajo... vamos, que creo yo que tenemos cosas más importantes que andar a tirarnos piedras de un extremo a otro (que conste que lo mio es estar por medio).

    A este tipo de gente se le puede aplicar una famosa frase:
    "Prefiero callar y parecer un ignorante, que abrir la boca y demostrarlo".

    ResponderEliminar
  2. La culpa la tienen las putas banderitas de los cojones. No hay cosa más estúpida que defender una bandera. Todos somos seres humanos, y nacemos en un sitio determinado por AZAR.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahi esta... ademas que ellos mismos se contradicen.

      Nos dicen que todos somos iguales, pero luego nos quieren encasillar bajo uno trozo de tela con diferentes colores.

      Eliminar