miércoles, 25 de diciembre de 2013

Sobre nostalgias y otras drogas duras

En la blogosfera, que es un mundo muy pequeño en un cosmos de tamaño desconocido llamado rol español, la palabra nostalgia. Sale con facilidad cuando se habla de ciertos juegos (La Marca del Este) o movimientos comerciales (Jiroquest) para explicar iniciativas, especialmente si estas tienen éxito o gran repercusión. Nostalgia por formas de jugar, por los tiempos jóvenes... yo no conozco eso en formato libro. Ni mucho menos.

Para mi la nostalgia es lo que siento cuando veo a Florentino Fernandez imitando a The Police en el Informal, o al Gran Wyoming en Caiga y Quien Caiga ¿la razón?



Para mi son cosas que ya no volverán, que se han perdido en gran parte con el paso de los años (ahora que todo acaba en Internet al poco rato de ser emitido), y que en su día fueron...joder, brillantes. Yo con Vacaburra me lo pasaba en grande con mi familia, que era más grande, y con amigos, que eran otros. Y ya no es lo mismo, me sigue gustando pero que 14 años después aparte de reducirse a un montón de clips que he visto mil veces, ya no puedo ver muchos de los clips con los que lloré de la risa tiempo ha. De ver a Miki, Flo, Capitán o al Felisuco juntos de nuevo, haciendo LO MISMO mejor me olvido. Es imposible, y lo peor: no funcionaría. La tele es muy perra, y la audiencia más.

Ahora le hablas del Poli Risitas a alguien y te mira raro. De imitarlo mejor no hablamos.


Hablo de sensaciones, de ese calambre que siento cuando veo algunos de esos vídeos. Que son pedazos de mi pasado grabados a fuego en mi cerebro, no solo que vi sino quien era, como era mi mundo, mi hogar, mi vida, mis expectativas , todo...cuando estaba delante de la tele. Y es triste. Los recuerdos siempre lo son. Creo que la nostalgia no es más que tristeza por un pasado perdido que hemos sabido depurar para obtener algo positivo. Al menos en este aspecto.

Con los juegos y libros no me pasa eso. Yo siempre he jugado, más o menos, y casi siempre de la misma forma, aunque esto es claramente una percepción mía. Aunque cuesta más o menos encontrar el manual charriputi de la séptima edición de The Call of The dragon Traveller Quest siempre se puede conseguir de nuevo, aunque sea un jodido PDF...todo lo demás es cosa nuestra.

Igual son solo buenos juegos, o divertidos, que es lo mismo. Igual lo petan porque las recetas viejas siguen siendo actuales, que se lo digan a los huevos fritos con patatas, y todo lo demás son chorradas. Juegos divertidos que ya no se pueden conseguir y entonces...viene esa nostalgia mal entendida.
Igual eso es lo que pasa con el Heroquest este, que viene a ser metadona tiradados. Y la gente sigue hablando de nostalgia cuando es simple demanda insatisfecha por parte de gente que no va a pagar 50.000 gazillones por un juego hecho polvo que un listo ha encontrado en el sótano del tío Marcial y que lo ha puesto en EBAY a la velocidad de la luz.

Cojo mis libros del MERP, Vampiro o D&D y me asaltan los recuerdos pero no la nostalgia. No son irrecuperables, ni mucho menos.

Pero eh, que sé yo.

Feliz navidad para aquellos a los que les importan estas fechas. Al resto animo.

2 comentarios:

  1. Feliz Navidad Pablo, que el nuevo año te traiga cosas buenas en todos los ámbitos de la vida y que seas feliz, y gracias por todo el buen contenido que cuelgas y que sigo a diario, rolero y no rolero. Mañana dirijo una partida de Mago después de 10 años sin tocarlo. Como a ti, los juegos son cosas que no echo de menos porque de una forma y otra, están ahí. Voy a seguir preparando a ver que sale. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Este año me han regalado el libro "Yo fui a EGB", escrito por y para nostálgicos de una cierta infancia compartida. Me está resultando muy divertido leer sobre cosas que conocí cuando era un crío, pero eso no quiere decir que quiera volver a esos tiempos ;). La nostalgia no es nada malo, siempre que sepas avanzar y no dejar que el recuerdo de otros tiempos (que no mejores, necesariamente) te paralice.

    En cuanto a la nostalgia por los juegos de rol, entiendo lo que comentas sobre que es absurdo sentir nostalgia por ciertos libros cuando realmente los podemos obtener en PDF. Yo, realmente, cuando compro un libro físico con ya varios años a sus espaldas lo hago porque así son más fáciles de usar: los juegos de rol son manuales para usar y no libros para leer (esos me los pillo ya en eBook).

    También me ha pasado tener que adquirir un libro a un precio absurdo en eBay porque es imposible encontrarlo en PDF. Estas cosas pasan, aunque admito que hoy en día es bastante raro no encontrar una copia digital de casi todo.

    ResponderEliminar