viernes, 20 de diciembre de 2013

Hartzjaun, los Cambiapieles de El Reino de la Sombra

Me gustó tanto Beorn de La Desolación de Smaug que bueno, no me he podido resistir.

Hartzjaun, los Cambiapieles de El Reino de la Sombra


Hace ya milenios que los hartzjaun, Señores del Oso, viven en los montes y bosques de Valsorth, en sus castros y cabañas alejadas de la vista de hombres, elfos y orcos. Contentos con su aislamiento, pues el contacto con otros pueblos solo les ha traído dolor. Antaño numerosos hoy solo unos pocos clanes sobreviven tras los oscuros días del Rey Dios, o la hostilidad de los días presentes. Valorados como esclavos por muchos fueron cargados de grilletes, y bajo el látigo y la extenuación del trabajo esclavo fueron avanzando hacia la extinción. No olvidan ni perdonan.
Los hartzjaun descienden de los primeros hombres de Valsorth, de aquellos que no se acercaron a los elfos para ser “elevados” sino que miraron dentro de los ojos de las bestias buscando fortaleza. Y en sos pactos la encontraron ,quedando sus cuerpos y almas transformadas para siempre. Grandes, velludos y resistentes, estos humanos  se apartaron de sus parientes disgustados ante el abandono de las viejas formas (pues incluso los antepasados de aquellos que llamamos bárbaros les dieron la espalda), y pasaron a ser considerados poco más que bestias.  Los hartzjaun eran los salvajes de los bosques, los montañeses terribles, gente peligrosa de la que uno no podía esperar nada bueno.

Con el Rey Dios llegaron las cadenas, y con la paz las hogueras. Los Hartzjaun fueron tachados de paganos y herejes, se les acusó de licántropos y monstruos, de ser demasiado similares a los gigantes azules. Muchas familias fueron quemadas antes de que la cordura volviese a la mente de los hombres del norte. Ni todos los Cambiapieles de los hartzjaun pidieron evitar aquella hecatombe.
El odio sigue latiendo en sus corazones. Como hemos dicho, ni olvidan ni perdonan.

Los Cambiapieles
Los cambiapieles son los elegidos por los espíritus bestiales. Gente que ha vinculado su alma al encantamiento de los animales para proteger a su pueblo, individuos que dentro de un pueblo feral son conocidos por su lado bestial. Escasos, especialmente tras el paso de los últimos siglos, y temidos al mismo tiempo que respetados recorren los territorios de los clanes cazando a orkos, bandidos y otros enemigos de su pueblo. Se dice que algunos pueden cambiar de forma para pasar a ser osos y lobos, pero hace ya mucho tiempo que nadie ha visto semejante prodigio.

Cambiapeles
Raza recomendada: Solo Hartzjaun
Características (5): Fuerza +3, Constitución +2
Habilidades(4): Atención 2, Atletismo 2, Buscar 4, Saber: Naturaleza 4, Sigilo 4.
Dotes(10): Asustar, Competencia con armas sencillas, Empatía, Furia I, Grito de Guerra, Infravisión, Rastrear, Resistencia al año II, Resistencia al frío no mágico.
Bonificaciones: Ataque 2, Fortaleza 2, Voluntad 2


Apariencia
Los hartzjaun parecen bárbaros de enorme tamaño y muy peludos, con largas cabelleras y barbas. Al lado de un hombre del norte parecen auténticos titanes.
 Visten de forma rústica y no parecen apreciar los metales preciosos, aunque si conocen el hierro y lo usan en su vida diaria. Llevan siempre algo de comida encima, así como leche y sidra en pellejos curtidos. Los jefes suelen vestir recias capas de piel sin curtir, o ponchos hechos con piel de cabra. Los jóvenes y solteros suelen vivir como pastores, cuidando de sus uros, que visten de negro. Los ancianos por otro lado suelen quedarse en sus castros y llevan siempre las mejores prendas que tiene el clan.
Todos los hartzjaun saben defenderse con sus armas, sencillas pero efectivas como han descubiertos innumerables orkos y bandidos a lo largo de las eras.
Los cambiapieles apenas van apenas vestidos, mostrando con orgullo las cicatrices ganadas protegiendo a sus comunidades. Gustan de ir descalzos incluso en las más frías noches de invierno.

Personalidad 
Los hartzjaun son desconfiados con los desconocidos y muy duros a la hora de hacer tratos pues solo emplean el trueque...siendo buenos a la hora de valorar sus necesidades y no necesitan oro, plata ni otras riquezas. Hablan de forma directa, seca y sin engaños.
Hablan su propia lengua, arcaica y perdida para los otros pueblos humanos que se llama  Umunto. No se la enseñan a nadie y carece de forma escrita. Pocos hablan otra lengua.
Adoran a los espíritus de los osos, los lobos, los tejones y otros mamiferos entorno a enormes menhires levantados hace eras por sus ancestros. Las ceremonias son dirigidas por chamanes que realizan en los  Grandes Momentos del Año (como los solsticios) las adecuadas ceremonias, realizan los casamientos y honran a los muertos. Se comparten historias y se recuerdan las desgracias sufridas. Se bebe y se corre a dos o cuatro patas bajo la luna, bajo las estrellas hasta que el Sol aparece en el horizonte.
Generalmente se queman a los orkos y asaltantes que han tenido la mala suerte de sobrevivir tras ser derrotados.

Hartzjaun
Tamaño: Grande (1)
Características (2): Fuerza 12 (2), Constitución 12 (2), Inteligencia 9 (-1), Carisma 9 (-1)
Velocidad: 9 metros
Rasgos raciales (7): Aguante , Empatía animal, Énfasis en Habilidad III (+4  a Atención, Atletismo y Supervivencia), Orientación perfecta, Vigor

2 comentarios:

  1. Molan, pero se pueden hacer reglas para transformación en animal y podría quedar chulo. Yo hice algo parecido con los licanos http://conddedados.blogspot.com.es/2012/10/licanos-para-el-reino-de-la-sombra.html

    Pero bueno, quitando eso, molan. A mi el Beorn de la peli no me mató (¿será por la falta de bigote?) pero debo decir que molaba...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es que el cambio de forma es carísimo en puntos, y al final no puedes construir nada. Estoy pensando en como una profesión.

      Eliminar