martes, 3 de diciembre de 2013

El reto de los 30 días: Bonus Crack 3-El juego que te gustaría que existiera

Seguimos con los Bonus Crack del Reto de los 30 días, y lo hacemos con una pregunta un tanto rarita que nos habla del mar de las infinitas posibilidades...y del desconocimiento de un mercado rolero más grande de lo que parece.´Y por supuesto es una forma de dar a conocer ideas que puedan prosperar, algún día. Las posibilidades son infinitas así que voy a centrarme solo en una.


Una de las cosas que me gustaría ver en juego de rol sería una adaptación de Necromunda. Para el que no lo sepa Necromunda es un juego de escaramuzas de GW, o mejor dicho ERA, donde diferentes bandas afiliadas a las distintas Casas gobernantes de un mundo Colmena (un mundo totalmente industrializado donde los edificios componen distintas capas que se apilan y billones viven, mueren y trabajan para producir los productos que el Imperio necesita, la risa) combaten por el control de las distintas áreas de la peligrosa Subcolmena, como la peligrosísima zona de la Base. Esta zona es una de las más profundas de la ciudad Colmena más importante del planeta, donde se acumulan enormes y antiguos recursos esenciales, donde existen antiquísimas piezas de tecnología (recordemos que el Imperio está estancado en ese aspecto) y otras riquezas que pueden proporcionar  un nuevo estatus a quienes lo encuentren...y lo mantengan.

En esas zonas tan profundas, con docenas de kilómetros de metal retorcido, piedra, industrias cuasi arcanas y productos químicos se ha formado una ecología propia,  y unas sociedades que nos recuerdan a una mezcla de las bandas de Juez Dredd y las clásicas ficciones post-apocalípticas. Clanes que veneran a la Colmena como un poderoso espíritu y que viven como nativos de Norte América, ciudades gestionadas por esclavistas donde existen arenas, un gremio que comercia prácticamente con todo. Es un mundo dentro del mundo donde la violencia forma parte del día a día y los peligros abundan como la mugre en el gobierno de Rajoy, y no solo por los humanos sino por los mutantes, adoradores del Caos, bandas de fanáticos redencionistas (representados por una de las bandas), bandidos y los propios hijos de las grandes élites de Necromunda que armados con armaduras de última tecnología se divierten enfrentándose a los nativos. Y por supuesto el entorno es treméndamente hostil.

Como entorno de juego ya es un pasote. Ahora dadle un sistema de combate letal, como no, y reglas para creación de bandas (cada una con sus propias reglas dentro del gran entramado de su Casa), gestión de territorios, creación de entornos,  el expolio de artefactos arcanotecnológicos y de supervivencias en el Submundo. Una completa pero no excesivamente extensa armería y un amplio "bestiario" con algunos de los clásicos peligros que deberíamos afrontar: mutantes, Adeptus Arbitres, animales asquerosos, Depredadores de la Cuspide, esclavistas o gladiadores, entre otros.

Todo ello ilustrado por el grandísimo John Blanche. Solo él podría transmitir la mugre, lo extraño, lo anormal y retorcido de un submundo como la Colmena. Con su estilo sucio y muy siniestro que redefinió en los 90's el universo de juego de Warhammer 40.000 es el artista perfecto para darle vida a Necromunda RPG.

2 comentarios:

  1. Y no te olvides de los nómadas del desierto tipo Mad Max que hay fuera. Si quieres hacer algo macarra, oscuro, siniestro y futurista, o Necromunda o Juez Dredd. Y yo me quedo con lo primero.

    ResponderEliminar
  2. El juego existe: se llama Paranoia! xD
    En realidad se parece bastante...

    ResponderEliminar