sábado, 28 de diciembre de 2013

Doctor Who a la española: El Licenciado Nadie



He ideado la versión española de Doctor Who.
Se llamará Licenciado Nadie, y su protagonista será Juan García, un becario del CSIC al que por los recortes han echado a la puta calle y que anda rebuscando entre la basura en busca de comida. En una de esas acaba metido en un extraño contenedor que en el que han tirado unos proyectos que, por los recortes, se quedaron sin financiación. Uno de ellos es un extraño aparato nanotecnológico que a) Permite la regeneración del cuerpo b) Proporciona la capacidad de resetear el organismo c) Da la inmortalidad efectiva.
El otro es una máquina del tiempo, más pequeña por dentro que por fuera, llamada Chatardis. El ruido que hace cuando se pone en marcha se debe a que el motor renquea y la puerta chirría.
Nuestro amigo Juan García la pone en marcha sin querer y termina dándose de bruces con el planeta Parifrey, donde una raza de inmortales como él (Los Parados del Tiempo) malvive como puede. Todos los parifreyanos hablan múltiples idiomas, por eso de que se han tenido que ir al extranjero y más allá en busca de curro, y aceptan a nuestro como uno más. Pero ¡el Licenciado es un culo inquieto, y ahora que tiene una máquina espacio temporal no va a pasarse el día mirando ofertas de trabajo! De modo que el mete pisto y...se va a buscar a su ex, que le dejó por un miembro de Nuevas Juventudes del PSOE, para ver si se la trincha fardando de buga. Peeeeeeero no funciona, y para colmo de mares descubre que el sociata en cuestión es un RosaMen un extraño ciborg cuyo objetivo es asimilar a toda forma orgánica.
No pestañees, que te manda a fregar suelos en Berlín
en menos de lo que canta un gallo, amigo bioquímico.

Tras vencerlo, vistiéndolo de perroflauta delante del congreso, y con la ex sin piso le deja quedarse a vivir en la Chatardis. Empiezan así las aventuras del Licenciado Nadie, que durarán 89 temporadas.
Entre sus enemigos estarán los Sobrek's, una raza de sobres neoliberales y retrogrados armados con tijeras, al servicio de Rajoyosh; los Angela, unas gárgolas de piedra que agarran a la gente para mandarlos a currar por sueldos de mierda a Alemania o Inglaterra. También estará los calzotsaran, una raza de hombres calzots a los que solo puedes vencer si les das en la cartera, o los Vascoknos, un pueblo de tradiciones milenarias que también da bastante por culo por ahí. Los dumbombres, hombres elefantes que casi fueron exterminados por cierto Borbón. Y como no, los Rosamen, un experimento de la Fundación Ideas que se salió de madre.
Pero si el Licenciado Nadie tiene un enemigo mortal ese es El Puto Amo, otro becario que consiguió la plaza y que tras afanar más dinero que nadie se hizo con otra máquina del tiempo por envidia por culera.
En su primera temporada el actor protagonista será Mario Casas, peeeeeeeero ya en la segunda será cambiado, tras un duro enfrentamiento con El Puto Amo, por Ana Obregón. Iremos así más lejos que los putos ingleses, que son falocratas.

El tema de la serie lo cantarán los del anuncio de la Lotería de navidad y su letra será algo así: Sin un duuuuro yoo estoy, así que me voy a buscar un trabajo estelar. Liceeenciaaado Naaaadie, no quiere limpiar retretes. Ninoooninoooonaaaaa...

Lo peta, fijo.

4 comentarios: