jueves, 21 de noviembre de 2013

Películas que podrían ser partidas: Hellraiser

Hellraiser, una de las mejores películas de terror que he visto (y que ha envejecido admiráblemente bien). Clive Barker supo crear un concepto sugerente y extraño, entes que son llamados por insensatos que buscan nuevas experiencias, placer carnal o algo nuevo puesto que ya han probado todo lo anterior, a los que acaban arrastrando a una espantosa dimensión donde sufrirán, sufrirán para siempre el más "delicioso" de los dolores, con cadenas, cortes y mutilaciones varias. Decir que Barker es fetichista es quedarse corto.

Adaptar Hellraiser para Warhammer no es difícil, para ninguno de los dos universos de juegos. Y aunque creo que Fantasy es genial  me parece que quedaría algo mejor en el lejano y brutal futuro del Imperio de la Humanidad. La caja, la Configuración del Lamento, fácilmente puede ser un arcaico artefacto xeno (los eldars oscuros, que al menos en un pasado fueron muy muy hellraiser pueden ser una buena opción) o, la opción más sencilla: algo construido por herejes humanos. Y si nos ponemos ya meticulosos y tenemos el libro de Servidores de los Dioses Oscuros (inedito en español) podríamos estar hablando de un artefacto del Halo.

Sea como sea la Configuración del Lamento es algo muy buscado tanto por los herejes (desde nobles decadentes a auténticos cultos) como por sus adversarios naturales, los Sagrados Ordos de la Inquisición Imperial. Unos lo buscan por ser algo prohibido, misterioso y terrible, que promete placer sin fin en un universo donde el agotamiento y el miedo son la norma, la opresión de los sentidos el dogma y solo hay servicio hasta la muerte. Puede que maten por la caja, puede que comercien con esclavos o cosas peores para pagar al comerciante que lo tiene (quizás un Rogue Trader sin escrúpulos, tal vez un xeno) o tal vez ya la tengan...y hayan desencadenado los terribles acontecimientos que los acólitos deberán afrontar.
Hablando de los perros del Imperio, su labor es sencilla. Localizar a los herejes, localizar la caja, fuego para todos...pero claro nada debería ser tan sencillo como eso ¿no? Quizás ya hayan llegado demasiado tarde, quizás la caja ya esté activada y del culto no quede nada...salvo un objeto maldito, aparentemente inofensivo. O tal vez lleguen justo cuando los Cenobitas/demonios de Slaanesh/Eldars oscuros ya estén presentes, y tengan que pensar rápido: no van a irse sin su premio.
O puede que la presencia de la Configuración del Lamento y los rituales que hayan tenido lugar a su alrededor hayan atraído, o liberado, a un antiguo usuario. Un peligroso hereje del pasado que amenaza con volver, que instiga a sus sectarios a matar para recomponerse.

¿Y los cenobitas? ¿Que pueden ser? Lo más sencillo sería que fuesen demonios de Slaanesh de un tipo especial, no las clásicas diabillas de seis pechos sino entes de dolor y martirio, grises, distintos al fin y al cabo. Una nueva amenaza que solo existe entorno a la caja de las narices, algo que por lo demás no interviene en el mundo material ni recibe más culto. Otra cara del Caos. Terribles, claro...muy poderosos.
O pueden ser eldars oscuros. Un culto que atrae de ese modo nuevas almas a su oscuro refugio, que consiguen esclavos y diversión ocasional con la torpeza de las razas inferiores que manosean con juguetes que no entienden. No sé nada del actual trasfondo de los eldars oscuros, así que igual alguien me puede ayudar con eso. Estaría muy agradecido.

Y finalmente la caja termina, como siempre, desapareciendo. Quizás porque alguien o algo muy poderoso la tiene siempre en movimiento.





4 comentarios:

  1. Ese libro podría adaptarse casi al pie de la letra a Esoterroristas.
    Y ahora que pienso, recuerdo que un DJ de mis años mozos ya nos dirigió una mini campaña basada en la peli y usando el ya casi olvidado Kult. Buen juego, por cierto.

    ResponderEliminar
  2. ¿Y ya puestos por qué no Malal? La caja puede tentar tanto al Imperio y al Caos. Los zenobitas son entes de que tientan y destruyen a los dos bandos para que al final no haya nada salvo caos y que el caos se devore a si mismo...

    ResponderEliminar
  3. El juego de rol de Hellraiser existe, y se llama Kult. Vale, no es cierto que Kult sea el juego de rol de Hellraiser, pero tampoco Slang es el juego de rol de GTA San Andreas, y no se me ocurriría otro mejor.

    ResponderEliminar
  4. Es perfecto para Los Esoterroristas, un dispositivo para entrar en contacto "fácilmente" con seres de más allá de la membrana que causan dolor y locura, para crear el caos en la sociedad y debilitar la separación entre dimensiones es el sueño de cualquier Esoterrorista y la pesadilla del Ordo Veritatis....

    Por no decir que los de Telecinco llevarian al Cenobita a Salvame.... si es que no lo han hecho ya que con la Esteban no sabe nunca uno....

    ResponderEliminar