lunes, 25 de noviembre de 2013

Día 25: El sitio más extraño en el que has jugado

Pues aquí voy a decepcionar un poco al personal, porque soy un tipo muy normal en esto de dirigir...principalmente porque entiendo que para poder jugar con comodidad hay que tener unas condiciones mínimas.  He dirigido en la calle, bares y en sitios verdes pero no lo veo como algo extraño.
"Oh, mirad, dirigí en la calle y nos miraban raruno" pues no.
Aunque si es cierto que durante el tiempo que tuvimos un local en ciertas galerias, cuando existía Angmar en su primera encarnación, teníamos a un grupo de evangélicos que montaban mucho jaleo con sus rezos. A todas horas.
Y nosotros hacíamos la contra alabando a los Dioses del Caos, Sauron, Cthulhu y ese señor llamado Lucio Fer.
O en el Txuri Urdin, primer hogar de Angmar, cuando un grupo de hinchas de ultraderecha la montaban y recibían palos de los beltzas.


¿Una entrada algo triste? Pues si, pero es que no hay por donde rascar.

EDITO: Bueno, he jugado en una fortaleza de las guerras carlistas, en el Castillo del monte Urgull. en mitad de un bosque (aunque viviendo en Guipuzcoa no tiene mucho mérito), en lo alto del Txingudi y en un hotel donde hubo un asesinato ¿eso cuenta como raro?

EDITO 2: ¡Y una vez jugamos al MERP en una Herriko Taberna! Estábamos esperando al bus en un pueblo perdido de la mano de Crom y era eso o el bar de viejos. Fue muy instructivo, como un viaje a Moria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario