miércoles, 13 de noviembre de 2013

Día 13: El pnj más memorable que has conocido.

Aquí podría hablar de la megacampaña del MERP, de Gandalf amenazándonos y Ragadast intentando llevarnos por el bueno camino (criaturica), o de Sam, que luchó valientemente contra mí y mi camello durante dos turnos antes de ser trinchado voy a pasar. Mejor aprovechar y hablaros del rey Boranel de Breland, uno de los monarcas de Khorvaire (Eberron).



¿Y quien es este señor? Pues una mezcla entre el Conan Rey, Chuck Norris y Vladimir Putin (porque monta un oso, si, un puto oso magicreado). Boranel era el hijo que no iba a heredar el trono, el pequeño, y mientras el mundo se iba un poco al cuerno con el tema de la Última Guerra él se dedicaba a explorar dungeons, ya fuese en Xen'Drik o en la Nueva York de su reino. De hecho, cuando sus dos hermanos palmaron en combate y su padre se quitó la vida él seguía de parranda por Sharn, matando zombies y reventando trasgos, y no se enteró hasta pasados unos días.
Total, que llega a rey. Un rey cuyo mayor logro fue ser uno de los impulsores de la paz, pese a que perfectamente podría haber vencido (pero ya estaba harto tanto él como el continente de 100 años de mamoneo) y hacer un poco lo que le sale del higo, como casarse con una noble del otro bando, por ejemplo. Ya empieza a estar un poco a vuelta de todo, especialmente de la política.
Boranel es un crack. Para empezar es un guerrero nivel 8 cargaíco de magia, su alineamiento es Caótico Bueno y habla, entre otros idiomas: orco, sajuagin y trasgo. Vamos, este tío se ha ido de Erasmus en un dungeon.

¿Y como le conocí? Pues le salvamos el culo, o él nos lo salvó a nosotros, cuando nos lo encontramos cazando dinosaurios montado en su oso. Se había tenido que separar de su séquito debido al ataque de un grupo de la Garra Esmeralda y bueno, al final nosotros, pobres niveles 5 malequipados no pudimos hacerles frente si su ayuda ¡y su hacha de adamantita!
Después de eso nos hicimos amigos de Boranel, y cuando acabamos borrachos en mitad de un dungeon trasgo lleno de zombies y engendros de Khyber mi cambiante guerrero no pudo evitar soltar un: ¡ESTE SI ES UN REY AL QUE YO SEGUIRÍA!

No hay comentarios:

Publicar un comentario