lunes, 30 de septiembre de 2013

Las máscaras de Nyarlathotep: ¡primera partida en El Cairo!



Concluidas las investigaciones en Inglaterra los investigadores deciden que la siguiente parada es El Cairo, ciudad de misterios egipcios e injusticia social. Les acompaña de nuevo nuestro amigo el diletante escocés, tras pasar un mes en el loquero y muchos meses de falta de disponibilidad por parte del jugador, y u nuevo pnj (que se suma a Alfred, su mayordomo franco-ingles que se dedica a mangarle todo lo que mangable, incluido el amor de su perrete) Aisha, una de las muchachas que salvaron de los sectarios de Essex y que es la pareja sentimental del abogado de Tenfes.
¡Vaya show!

Bueno, tras contratar un pasaje en primer desde Londres con destino Alejandría y sobornar a un oficial de aduanas para que les dejase meter su pequeño arsenal en Egipto, tomar otro barco para subir el Nilo se encuentran ya con la enorme masa humana de El Cairo. Optan por instalarse en el hotel Semíramis, con vistas al Nilo.
Sin conocer el idioma ni la ciudad nuestros occidentales héroes  optan por contratar un guía ¿optarán por el chico de 20 años y de aspecto confiado o del niño de 11 años, criado en la calle? Un par de malas tiradas psicología (y otra de Descubrir para ver si les seguían, como si era) hicieron que confiaran del adulto...que tras llevarles por callejuelas "para huir de las multitudes, sinior" acabaron en un atraco. Pero la Charlatanería es algo maravilloso y les hicieron creer que podrían ganar más dinero trabajando con ellos haciendo "trabajos sucios" (tiemblo pensando en lo que quieren hacer estos sujetos).
Abandonando la calle a toda hostia se topan con su maravilloso guía que se pone a lanzar excusas...no hacen nada porque el pequeño niño de la calle, Mahmud, le tira una piedra. Ale, tirada, 01, el tipo empalao con un pedrolo e inconsciente al suelo. El chiquillo se gana el corazón del grupo, y es que el mozo tras recibir dineros por parte del diletante para comer se mostró más que agradecido con ellos. Por cierto, por el camino sufrieron un intento de atraco por un grupo de niños de la calle, incluido uno gordito que terminó recibiendo una paliza por los suyos por echarse a llorar.
Pues nada, ya tienen guía y traductor. Aunque el diletante lo quiere contratar como criado...de momento tendrá que vigilar su falta de fundamento ¡se lo gasta todo en licor!

Cansados por el viaje y taaaaaaaaaaaantas emociones se instalan en tres habitaciones en el Semíramis: Aisha y el abogado su nidito de amor, el diletante se pilló una suite y nuestro gallego escritor una para él solito...pared con pared con el cuarto de un matrimonio, cuyo perrito es un rotweiller llamado Fifí. Que pena que el pobre Otero tiene fobia a los perros por su encontronazo con un Perro Tíndalos. Pero no hay miedo que una buena taja no pueda ahuyentar.

Esa misma noche, tras una cena en la terraza y la planificar sus próximos movimientos (consultar embajadas, periódicos, museos) se van a sus respetivas habitaciones. Peeeeeeeeero nuestro amigo el diletante, que por cierto es el músculo económico del grupo, recibe el aviso de un chiquillo quiere verle con urgencia. Es Mahmud, que se ha comprado ropa y OTRA botella de licor con la enorme pasta que le han dado (50 libras, nada menos), que quiere alertarle de que hombres malos van a por ellos. Entonces ¡PUM! dos sectarios entran por la ventana armados con revólveres, Mahmud se refugia detrás del sillón mientras su protector saca la recortada. Por otro lado, el abogado y Aisha andan haciendo cosas de mayores en la cama, una prueba de Resistencia con un 02 hace que sea algo memorable...tanto que los asesinos sectarios se quedan con cara de tonto en plan "AAAAAAAAAAAAALA" (00 en Idea).

Una escena peculiar. Aunque en un momento las víctimas se darán cuenta y empezará un divertido tiroteo...donde Aisha, siguiendo con la costumbre de las dos últimas partidas, hará más daño tirando cosas (lamparas, ceniceros) que nuestro aguerrido investigador y sus puños. Tolón tolón.
Otero, sopao muy mucho, no se percata de que tiene a un invasor de habitación con ganas de muerte. Cuando empieza a asfixiarlo intenta durante CUATRO turnos pillar su escopeta, que estaba debajo de la almohada porque es un paranoico made in Galicia, pero al final falla la prueba de Resistencia y queda inconsciente...empieza el dolor y para cuando el diletante se cargue a sus atacantes  y vaya a buscarle estará solo a un punto de vida. Inconsciente.
¡Menuda carnicería!


Llega la policía, les comentan que ha habido varios ataques a extranjeros con el tema de la independencia y el hotel se disculpa proporcionándoles habitaciones en la última planta (aunque en la mente de Otero FIFI siempre estará ahí) y un médico para el herido. Además les visita el editor anglofilo de un periódico local que en los día siguientes les proporcionará valiosa información y podría ser en el futuro un útil aliado, un buen muchacho este Nigel Wassif.
Por cierto, durante estos días Alfred, que es un cabrón, no dejará de gastarse el dinero de su amo en mandarle telegramas para sacarle la pasta de mil formas diferentes. Pero siempre con amor.

Bueno, como el resto de la partida fue investigar e investigar diré que aparte de obtener información MUY valiosa sobre Carlyle y su expedición, cambios de caracter en Penhew, los lugares donde excavaron y excavan individuos que trabajan para la Fundanción (la expedición Clive), que Carlyle encargó a un anticuario mangarle un poderoso individuo llamado Omar Shakti (relacionado con la sextas) algunas reliquias...justo antes de que un "demonio" quemase su casa. Este sujeto vendió a Carlyle un mapa de una tumba relacionada con el Faraón Negro.
También descubrieron que la hermandad quiere algo que se encuentra en la mezquita de Ibn Tulun y que en la ciudad vive un antiguo contacto de Carlyle, otra valiosa pista. Por otro lado la antedicha Expedición Clive encontró  en Ghiza (creo) la supuesta tumba de Nitocris...pero los restos mortales desaparecieron misteriosamente.
El anticuario, que solo habló dinero mediante, en cuestión tenía un amuleto que el bueno de Otero desea, y es probable que acabe matando por él. El pobre hombre tiene la mitad del cuerpo quemada y está muy traumatizado ¡deberían hacerse amigos!
Además, en el Museo de Egipto han podido conocer al doctor Kafour, especialista en ocultismo y otro valioso aliado que les ha explicado la historia del faraón Negro, Nitocris, los movimientos de Carlyle y sus sospechas sobre la actividad de las sectas en su hermoso país. Tras explicar sus hazañas por los EEUU y Londres contra los Mitos han convencido a este sabio para dejarles estudiar un Al Azif...pero nadie sabe Arabe.

¿Resumiendo?
¡PARTIDÓN!

Por última comentar que me está siendo la hostia de útil el suplemento de El Cairo que sacó Chaosium y Fucktoría en España. Mucha info, muchas ideas, mucho de todo. Una joya que me alegro enormemente de poseer.


¡PRONTO MAS!

No hay comentarios:

Publicar un comentario