miércoles, 7 de agosto de 2013

Si vas a cambiarlo hazlo bien (Dragon Age)

Hay días en los que uno no entiende las decisiones de los diseñadores de videojuegos. De verdad, y cuando hablamos de Bioware ya uno se tira de los pelos. Pero hoy no toca cagarme en los muertos del guionista del ME3, sino del ser o seres que decidieron que había cambiar ya no solo el modo de juego, para pasar de un buen Bladur Gate a un aborto arcade que merece la muerte, sino el aspecto de algunas de las criaturas de Thedas.
Con abortiles resultados.



Los Qunari fueron una enorme sorpresa en Dragon Age: Origins. Una especie de "gigantes" de piel morena, ojos extraños, orejas rarunas pegadas a un craneo claramente no-humano,  y particulares hábitos. Si bien a primera vista eran chocantes, incluso extraños, no eran unas criaturas monstruosas. Lo ahumano de los Qunari del primer juego, con Sten a la cabeza (siendo ,además del qunari por excelencia, uno de los personajes más carismáticos del juego), residía en su filosofía, el Qun, y su exótica personalidad, calmada y agresiva al mismo tiempo, sereno y severo.  Y muy racista, con aires de superioridad (si te paras a pensar Sten y Javik son personajes que se parecen mucho...y se llevarían bien).
Los Qunari eran raros por lo que tenían dentro. Al menos en parte.



En Dragon Age 2 ya la cosa cambió. Los Qunari ya no eran raros al ojos, pasaron a convertirse en MONSTRUOS. Enormes tíos de piel gris (se vé que el sol ya no acompaña) con enormes craneos y mucho, mucho más ciclados (hasta proporciones ROB!icas)...eran más una clase de trolls muy educados cruzados con unos testigos de Jehova de Arabia Saudí. Si bien moló que los Qunari pasasen a tener un papel importante en algunos de los acontecimientos del juego, que no en la trama general de ANAL final (hagas lo que hagas, te alíes con quien te alíes, pasa lo mismo ¡BRAVO!), lo que nos chocó muchísimo fue semejante cambio en los seguidores del Qun. De hecho, se parecían mucho más a los Ogros del juego (que son hijos de hembras qunari corrompidas).
¿Y como se justificaba la existencia de qunaris como los de Origins? Nada, una minoría muy respetada. Un mal cambio, lo veas como lo veas.

Luego pasamos a los elfos.



Los elfos de Thedas son rarunos, son pequeños y no viven la tira precisamente...son esclavos y siervos, no mamones salva mundos, y tiene jetas raritas.



Pero en el 2 ya la cosa se les fue de las manos ¿QUIEN COÑO TUVO LA BRILLANTE IDEA DE PONERLES UNA MEDIA LUNA POR JETA?  MIRAD ESE PERFIL ANAL. Parece como si toda la raza hubiese visto sus jetas aplastadas contra una pared una y otra vez.
¿Y esas orejas? ¿ES QUE NO VEN QUE PUEDEN SACARLE UN OJO A ALGUIEN CON ESO?



Aunque bueno, tienen a Felicia Day para salvarles la cara. No está mal.

Foto de familia

Pero el destrozo mayor fueron los engendros tenebrosos. Y no hay palabras para describirlos.

¡VOLVED A LA CIBELES!

Los Hurlock pasaron a ser unas repugnantes criaturas reptilianas...a unas yonkies anoréxicas. BRAVO. Muy terrorificos.

Mama, copito de nieve está rarito...

¿Los Genlocks? Pues de diablillos bajitos y proporcionados, muy hijos de puta y con cara de rana asesina...a gorila sicopata albino con cara de cocodrilo.



¿El ogro? Sin comentarios. Solo con esa cara ya piden muerte, están sufriendo.

¿Conclusión? Si vas a cambiar algo...que sea para bien. Sino te lo ahorras, amigo.

3 comentarios:

  1. Muy cierto. Por no hablar de toda la trama de Origins que prácticamente ni se roza en el segundo y que el tono era mucho más oscuro. Con el tercero tengo muchas reticencias...

    ResponderEliminar
  2. Al Dragon Age sólo he jugado al I. Empecé el II y no pude. En serio, no pude con él.

    Ahora el III no me llama nada.

    ResponderEliminar
  3. Todo el trabajo que hicieron reestructurando el sistema gráfico se lo dejarón en dar empatia a los personajes y en hacer un ÚNICO DUNGEONS en partes XD.

    ResponderEliminar