sábado, 17 de agosto de 2013

El Reino de la Sombra: Yishanas, sensuales y malvadas diablesas

Pues nada, vuelvo a la carga con un nuevo bicho sacado de Warhammer y adaptado para El Reino de la Sombra. Solo que yo me he esforzado por hacer de las diablesas de Slaanesh algo sensual y letal...no aberrantemente feo y letal. Ah, hay un detallito friki hacia la obra de Michael Moorcock.


Yishana

Cuando los habitantes de Valsorth piensan en demonios evocan en sus mentes criaturas horribles, repugnantes y terroríficas: bestias enormes que aplastan a los mortales o queman sus cuerpos y sus almas con el fuego infernal. Aunque cuando se mencionan a las yishanas se entremezclan los suspiros de pavor con otros de naturaleza más carnal. Hombres y mujeres se sonrojan mientras los clérigos piden control a la parroquia.
Las yishanas, que en verdad no tienen un sexo como tal, son criaturas de hermosa figura, llena de curvas y piel suave. Sus enormes ojos rasgados son pozos de impureza que trascienden lo material, sus sonrojados labios esconden blancos dientes afilados como cuchillas y sus encantadoras voces son irresistibles. Pero hay rasgos evidentemente maléficos y monstruosos en esos cuerpos aparentemente perfectos: como mínimo uno de sus brazos acaba en una enorme pinza quitinosa y retorcida, sus cabelleras están compuestas por gruesos tentáculos que se retuercen como gusanos, y el final de sus torneadas piernas son indudablemente inhumanas.
¿Como entraron las yishanas en el mundo? Pues por obra del Rey Dios que las empleó como asesinas de élite. Y con su derrota las independientes yishanas pasaron a esconderse bajo el ala de todos los mortales que vivían bajo su encanto. Cientos de hombres y mujeres se inclinaron ante estas crueles criaturas en secretos refugios de seda y mármol. Algunas se instalaron en los bosques donde interpretan el cruel rol de dríades o fatas de los bosques, llevando el dolor a cuantos crean sus mentiras.
Otras, las más poderosas, se reúnen en aquelarres para investigar como abrir de nuevo las puertas a su mundo, para así desencadenar a toda su gente sobre Valsorth. Un mundo donde podrán cortar, quemar, tocar, rajar, torturar, comer, mutilar, matar, violar y un largo etc de abyectos actos mientras son adoradas como diosas.



Tipo de criatura: Ajeno Mediano (98 puntos)
Características(36): 14 Fuerza (+2), Destreza 25 (+7) ,Constitución 12 (+1), Inteligencia 15 (+2), Sabiduría 10 (+0), Carisma 20 (+5)
Rasgos raciales (19): Abalanzarse, Alma Extraña, Arma natural IV (Atontado), Armadura natural I, Desgarramiento, Infravisión II, Inmunidad (frío, enfermedad) II, Longevidad II, Movimiento especial: trepar II, Presencia temible III, Trepador hábil, Velocidad incrementada I
Habilidades (11):Acrobacias +11, Atención +4, Atletismo +10, Averiguar intenciones +4, Buscar +5, Engañar +9, Interpretar (Canto) +9, Intimidar +9, Saber: Arcano +6, Sigilo +11
Dotes (19) :Agarre mejorado, Ardid mejorado, Ataque Furtivo IV, Blanco elusivo, Bloqueo apresador, Bloqueo mejorado 2, Competencia con armas sencillas, Critico mejorado, Danza derviche 2, Encanto II, Especialidad en ataque, Esquiva, Fascinar (Interpretar) I, Finta acrobática, Mofarse, Sutileza en presa.
Bonificaciones (13):Ataque +10, Fortaleza +3, Reflejos +12, Voluntad +3
Combate: Iniciativa +12, Velocidad 12 m, Defensa 22, (Desprevenido 17), Cuerpo duro y muy fibroso (RD1), Kukri +10 (1D4+2, crítico 18-20), Pinza +12 (1D8 +2/crítico 19-20, superar salvación de Fortaleza contra CD 10 o queda atontado), Derribar/Presa +10
Salud: Puntos de resistencia 28, Umbral de herida grave 7

2 comentarios: