sábado, 1 de junio de 2013

El buen master no paga


Ser Master es un palo.
Y en ocasiones un palo de cojones.
Cuando un jugador ni tiene realmente mucho que preparar antes de pasarse las siguientes 3-6 horas jugando, tirando dados y disfrutando, el sufrido individuo al que llamamos Master/Narrador/Guardian/ lo que sea ha tenido que dedicar horas de su tiempo en preparar una partida.
Horas que saca como buenamente puede y que en el fondo dedica a que otros, generalmente sus amigos, pasen un buen rato gracias a su trabajo. Ciertamente es muy gratificante ver como tus amigos disfrutan  pero no invento el txoripan cuando digo que en ocasiones ser Master es un coñazo enorme, o como mínimo agotador.



De modo que, amigo jugador ¿que tal si tienes un detalle? Ya sabes, tu y los otros jugadores cubrís la inversión en comida, bebida y demás elementos vitales, invitando a tu master por el curro invertido. Ojo, solo si ha sido un buen master.



¿Como reconocer a un buen Master? Difícil respuesta, he aquí algunas pautas.

1) ¿Ha gestionado bien la dificultad de la partida?
2) ¿Ha dirigido de forma ágil?
3)¿Ha hecho que seáis los protagonistas?
4) ¿Ha tenido en cuenta a vuestros personajes a la hora de pensar la partida?
5)¿Ha escrito la partida contando con el espíritu de juego de la Mesa o ha impuesto su propio criterio?
6) ¿Ha sido justo a la hora de dirigir?
7) ¿Se ha currado de verdad la partida?
8) ¿Os ha hecho sudar sin aprietar y sin emplear métodos facilones como oleadas de monstruos?
9) ¿Ha promovido la interpretación, el empleo de recursos y la investigación en vez de haceros tirar dados?
10) ¿Ha hecho que os lo paséis bien?

Por supuesto, todos los grupos son un mundo con sus propios criterios, esto solo son unas pautas. Pero os animo a agradecer al master su trabajo con este pequeño gesto. Y a compartir la iniciativa con una de estas dos imágenes, o con alguna de vuestra propia fabricación.



¡Y al mal master no se le invita ni a agua!

8 comentarios:

  1. Ni que lo digas! Totalmente de acuerdo. Creo que debería ser norma universal el que el master dirija y los jugadores pongansla bebida y la comida como mínimo. Llega un momento en el que ser master cansa, por eso si no tienes relevo lo mejor es intercambiar con otro tipo de juegos.

    ResponderEliminar
  2. Amén tío. Aunque tengo que reconocer que las mejores partidas que he dirigido, siempre han sido las que no tenía ni puta idea de como seguir y he improvisado. Es un arma de doble filo, lo sé, pero hasta ahora las improvisaciones han sido lo mejor de lo que he hecho como Master.

    ResponderEliminar
  3. Por mucho que lo prepares todo al final te van a salir por al tnagente, así que mejor no rpeparrlo mucho, sino tener "listas de encuentros" y "listas de objetivos" y tira millas...

    ResponderEliminar
  4. La verdad que tus jugadores agradezcan o gratifiquen tus esfuerzos, sienta pero que muy bien. Es algo que , de alguna forma, justifica de alguna manera las horas y horas de trabajo. Yo la verdad que con el grupo que estoy ahora no me puedo quejar. Suelen traer ellos la bebida y me agradecen la partida. Incluso escriben cosas para ella, mapean o dibujan .También he tenido otros jugadores a los que llamo “mal agradecidos”. Recuerdo una jugadora que más de una vez me recriminado, cuando la partida no había sido del todo de su agrado, que ella invertía un preciado tiempo en jugar mis aventuras…Hay de todo en la viña del señor, pero yo os recomiendo una cosa. Que lo hagáis por disfrute propio., que es lo paséis bien al crear la partida, que saborees cada idea escrita con ilusión. Y si eso no funciona, como hace un amigo, dirigir partidas cortas para quitarte el gusanillo y ya.

    Un saludo a todos y Krom sigue así.

    P.D: Para cuando una reseña de el Reino de la Sombra.

    ResponderEliminar
  5. Buena idea... pero peliaguda. Según en qué grupo, puede dar pie a muchos piques:

    "A Menganito siempre le invitáis y a mí nunca; a partir de ahora os va a dirigir vuestro padre".

    "Fulanito es una máquina dirigiendo; se prepara la partida en media hora y le sale genial. Yo llevo tres días intentando preparar algo que os guste pero no se me da bien".

    Yo creo que antes que pagar al buen máster es más importante, cuando acaba la partida, darle literalmente las gracias por el tiempo y esfuerzo invertido en la preparación: "Tío, muchas gracias por prepararte la partida". Quizá en otros grupos se estile más lo de dar las gracias al máster, pero en otros (el mío, por ejemplo) no es ni de lejos lo habitual, y creo que se agradece bastante.

    ResponderEliminar
  6. Como aparece en Haerentia: yo dirijo, tú pagas.

    Independientemente del resultado de la partida o lo bien que lo hace, el DJ no se tiene que gastar un duro, ¡faltaría más! XDD

    ResponderEliminar
  7. Odio a los jugadores que parece que encima te están haciendo un favor por jugar contigo ¬¬ Pero tie que haber de todo en la viña del señor.

    ResponderEliminar