miércoles, 20 de marzo de 2013

Mi primera partida de Omertá


La semana pasada acabamos con la minicampaña de Aquelarre que teníamos entre manos, y cuando pregunté a ver a que querían jugar dejé caer la posibilidad de Omertá, el juego de mafiosos de Holocubierta Ediciones. Se ve que el asunto les pareció interesante y 7 días después estaban ya haciéndose personajes, metiendo tiros y liándola parda en nombre de La Familia.

En primer lugar comentar que el sistema de creación de personajes si bien una vez entendido no es excesivamente arduo, aunque algo de ello si que hay, le sobran multiplicaciones y es poco práctico. Lo cual hace que los jugadores novatos o acostumbrados a sistemas más rápidos de creación tarden bastante en hacerse un personaje. Por otro lado el sistema de Años Currados y Años Pasados en la Mafia me gusta, permite dar sabor a los personajes aportando no solo puntos adicionales con los que construir el personaje sino antecedentes dentro de La Cosa Nostra. Y aunque parte de la gracia está en la aleatoriedad, ver a dado cuantos años has dedicado a cada "faceta de tu vida profesional" termina generando personajes un pelín descompensados. Por decir algo.

Total, que acabamos con un ex-poli pelirrojo y de portugués apellido, un enorme estibador llamado Martillo, dos antiguos músicos, un contable muy veterano en los asuntos de los mafiosos, y un nadador retirado. No es tan raro como un grupo de Aquelarre, pero solo porque comparten grupo étnico.

¿La partida en si? Nada del otro mundo en cuanto a planteamiento, pero se lo pasaron en grande haciendo el cafre. El jefe de la banda para la que trabajan ha sufrido un robo, un grupo de morenos asaltaron su cargamento de whyski de malta canadiense en el puerto de New York y quiere recuperarlo, así como mandar un mensajito a esos negros de que pasa cuando jodes a Moretti. Por desgracia no tenía ni idea de donde podía estar todo ese alcohol, por lo que el ex-poli tuvo que pedirle un favor a su antiguo compañero, un corrupto agente de la ley de origen polaco-irlandés llamado O'Bronson.
Por supuesto él sabía donde podía encontrarlo pero en esta vida nada es gratis, y menos para un mafioso, y a cambio de cantar los pj's tuvieron que hacerle un favor: unos chinos tenían entre sus manos un libro muy antiguo para un miembro de la alta sociedad neoyorquina, pero otro ilustre ciudadano suspiraba por él...de modo que irían al local, se harían con él y se lo darían a cambio del jugoso chivatazo. No es mal negocio ¿verdad?
¿El libro? Una nadería escrita en griego, Necronómicon se llama.
Vaya vaya ¿eso que noto son nervios?

Los mafiosi se dividen en dos grupos, uno por la entrada principal del local de comida y otros por la de servicio, custodiada por un enorme matón oriental...a quien uno de los músicos, interpretado por el mismo que lleva a Vespasiano (y cuyo mote es Maquina de Matar), apioló sin compasión ni palabras entre medias. Dentro otros 3 pj's intentaban conseguir por las buenas el libro, pero finalmente se vieron “obligados”, y con gran pesar en su corazón, a ponerse duros.
Total, que tras masacrar a unos cuantos “amarillos” consiguen el libro y se lo dan a O'Bronson. Resulta ser solo una curiosidad, no te vuelves juruju por leerlo.

¡O'Bronson cumple su palabra! Los morenos tiene el alcohol ilegal en una vieja fábrica de zapatos, se ponen en marcha y atacan a sus rivales, llenándolos de plomo a todos salvo uno, que acaba metido en el camión. Uno de ellos acaba herido de gravedad y es atendido por Maquina de Matar, que lo somete a dulces cuidados...hasta que este le pide que le dé las gracias, el otro se niega y empieza la tortura. Todo esto mientras huyen en un camión a toda mecha, o algo, por Nueva York, con la poli más o menos enterada de lo que está pasando gracias a la feliz idea del otro músico de quemar el local. Luz, fuego y destrucción, 2 coches con pistoleros dentro salen a por ellos pero la persecución dura poco, el coche que no es destruido por los mafiosos acaba chocando contra la bofia y apiolada ¡que bellos tiempos de tolerancia racial estos años 20'!

Con el cargamento ya a salvo se reunen con el boss, quien está muy complacido pese al barullo montado. Pronto tendrá algo más de trabajo para ellos, pero eso será la semana que viene.

¿Conclusiones? Un juegazo, con cosas algo duras y que parecen más de otra época del rol en lo relativo a la creación de personajes (hay que simplificar eso), pero una ambientación genial y que todo el mundo conoce por las pelis o las novelas. Permite además jugar con unos malos sin escrúpulos pero con cierto honor, personajes interesantes, grises que se sumergen en el fango. Tengo ganas de seguir dirigiendo Omertá.

¡SALUTI!

8 comentarios:

  1. A eso yo le llamo un trabajo bien hecho, si señor! Me alegro de que la conclusión sea tan positiva, muchas gracias. Y estamos de acuerdo, la ambientación es sin duda lo mejor del juego. Todo el mundo la conoce y apenas debes dar una o dos pistas sobre ella antes de comenzar a jugar.

    La Familia seguirá con atención los progresos de tus muchachos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer. Haré honor al juramento de la Omertá.;)

      Eliminar
  2. Eso que dices de los personajes descompensados, fue el principal fallo que le vi al sistema. Tuve mala suerte en la creación, y empecé con un personaje un buen puñado de años más joven que el resto, y joer, vaya si se nota la diferencia.

    Por lo demás, juegazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a hacer que se tire una vez por años vividos (1D8) para todo el grupo y se distribuyan los años entre profesión y vida mafiosa.
      ¡Y si, mola!

      Eliminar
  3. Joder, ayer empecé Boardwalk Empire y ahora me vienes con esto. ¿Dirías que viene bien para jugar con jugadores recién empezados? Porque los de mi clase quieren probar la experiencia, y no sé con qué meterlos. Quiero algo conocido, como esto de la mafia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, quitando la dureza de la creación de personajes. Me parece que es un buen juego para empezar, todo el mundo conoce la ambientación y es un sistema sencillo.

      Eliminar
  4. Eso de repartir puntos con un total de A+B+C... x8!!!!!! me parece una auténtica burrada U_U muy munchkin.

    Pero es un juegazo que no me canso de dirigir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, son mogollón de puntos pero al menos se reparten entre bastantes cosas...pero hay que sumar encima los de años vividos.

      Eliminar