jueves, 15 de noviembre de 2012

Un nuevo enemigo: Skorgkan, el rey Troll

Se me ha ocurrido mientras iba a buscar a mi moza a la universidad, un largo paseo en el que mi cerebro ha empezado a bullir un poco. He aquí un nuevo antagonista monstruoso para La Marca del Este y El Reino de la Sombra, espero que os guste.

El Reino de la Sombra

Le llaman El Violador de Cascada Invernal, Azote Monstruoso  y Asolador de Vientes, pero este enorme troll prefiere considerarse el Rey de la Corona de Hierro, aunque no está muy a disgusto con los apelativos. Skorgkan es un troll peculiar, por un lado es muy inteligente (para ser un troll, tampoco alucinemos) pero sobretodo es ambicioso, lo que más desea es acumular poder y gobernar a otras criaturas imitando de manera grotesca a los señores de otras razas.
No hubo nada especial en su nacimiento, fue fruto de la violación de una bárbara a la cual destrozó por dentro al venir al mundo. Pero desde el principio Skorgkan destacó por su astucia e inteligencia, así como por su carácter brutal. Pasó varios años recorriendo las Llanuras Grises, asolando las caravanas que se podían a su alcance y liderando de manera brutal una banda de orcos, trolls y goblins; acumuló muchas riquezas y media docena de retoños, pero lo que más impresionó a Skorgkan era el saber...de manera lenta pero segura empezó a aprender a leer y escribir gracias a algunas de sus presas. Al cabo de unos años el lerdo troll era ya capaz de comprender en ocasiones los manuscritos que caían en sus manos, libros que a menudo hablaban de grandes reyes y reinos. También fue en esta época, que el describe como "feliz" , cuando promete a dos herreros la libertad si le forjaban una armadura a su medida; lo hicieron,  fueron liberados...y tras ellos una hambrienta jauría de lobos.
Y entonces comenzó a desear tener algo así para el, gobernar y recibir tributo, el poder. Ser rey.
Pronto las Colinas Grises quedaron esquilmadas y los seres de carne blandita empezaban a ser difícil de asaltar. Skorgkan abandonó aquella tierra con sus tropas y se dirigió a las Montañas Terasdur donde se instaló en una antigua ciudad en ruinas, que se adentraba en lo más profundo de la tierra. Ahí moraban criaturas inmundas, dominó a algunas, mató al resto...pronto encontró una sala donde instaló un burdo trono de hueso, hierro y latón en el que poder sentarse. Se proclamó Rey de la Corona de Hierro ante sus tropas, rodeado de sus vástagos y anunció su deseo de construir un reino a la manera de los hombres.
Desde entonces Skorgkan ha castigado con sus ataques a todos los grupos humanos del norte de Valsorth. De forma cruel y meticulosa ha realizado ataques mediante los cuales ha capturado aldeas enteras, a los hombres los manda a sus minas donde mueren de agotamiento, a las mujeres las viola sin piedad, el resto son comida para sus tropas; Cascada Invernal fue el pueblo de leñadores que asaltó por primera vez, el que le hizo famoso. Skorgkan es un vicioso mal enquistado en el Norte, ha sobrevivido docenas de desafíos por la jefatura y ha reunido una auténtica legión monstruosa a la que prepara gracias a los peligros del subsuelo.
Pero ahora hay algo con lo que no contaba: el Retorno del Rey Dios. Skorgkan rechazó la oferta de Seela para unirse a sus ejércitos, él no tiene amo ni se arrodilla ante nadie. Por ello ha jurado, forma un tanto necia e inocente, que destruirá a ese Dios Usurpador y arrastrará a Seela hasta su entrepierna.
No habrá más rey en el Norte que Skorgkan.

Skorgkan
Tipo de criatura: Humanoide monstruoso grande.

Características: Fuerza 23 (+6), Destreza 14 (+2), Constitución 23
(+6), Inteligencia 12 (+1), Sabiduría 10 (0), Carisma 6 (–2).
Rasgos raciales: Arma natural (Mordisco) 1, Armadura natural 2,
Competencia con armas (Sencillas), Dureza, Infravisión 2, Olfato
animal 1, Vigor.
Habilidades: Atención +5,Averiguar Intenciones +4, Atletismo +9, Diplomacia +4,Idiomas 3 (Stumlades, Orkan), Intimidar +6,Saber Subterraneo +5, Sigilo +1,
Supervivencia +5.
Dotes: Agarre Mejorado, Aguante, Ataque de Torbellino, Ataque Poderoso, Ateo 2, Carga Poderosa, Competencia con Armaduras (medias), Competencia con armas (Marciales), Crítico mejorado (Gran Martillo) 2, Duro de Pelar, Especialidad en ataque (Gran Martillo), Furia 2, Golpes Encadenados, Grito de Guerra, Impacto Brutal 2, Maestría con Armadura (medias)4, Resistencia al Dolor 5, Romper arma.
Bonificaciones: Ataque +7, Fortaleza +10, Reflejos +4, Voluntad +5.
Combate: Iniciativa +4, Defensa 14 (Desprevenido 11), Armadura
 (RD 7), Garras +5 (1d4+6), Mordisco +5 (1d6+6), Gran
Martillo +9 (2d6+8), Derribar/Presa +30.
Salud: Puntos de Resistencia 66, Umbral de herida grave 18.
Equipo:Gran Martillo (1D12), Coraza (RD 5)

La Marca del Este
Pocos seres son más odiados y temidos en Valion que el brutal troll que se hace llamar Rey de la Corona de Hierro. Astuto, poderos, brutal y cruel, durante décadas asoló los campos de Reino Bosque y Ungoloz al frente de su banda, en realidad un auténtico ejército,de trolls, orcos, goblins y otras criaturas inmundas  Durante aquellos primeros años, Skorgkan sobrevivió a ataques de aventureros, intentos de asesinato y auténticas batallas campales gracias a su descomunal poderío físico, notable intelecto, absoluta crueldad y descontrolada ambición.
Pero un  día desapareció, al menos durante un tiempo. Se instaló en una ruinosa fortaleza del Viejo Tiempo que se extiende por el Lamedal del Trasgo, y quizás más allá, adentrándose en las entrañas del continente. En ella Skorgkan y su banda encontraron horrores sin nombre a los que hicieron frente con brutalidad, de manera expeditiva...esclavizaron a los que pudieron, mataron o expulsaron a los rincones más oscuros al resto. En aquel lugar Skorgkan encontró el lugar en el que empezar a construir los cimientos de su ambicioso plan: ser rey, gozar de los tributos y la lealtad de miles de súbditos  poder como el que tenían los señores humanos que controlaban Valion. Además, el acorazado caudillo aprendió entre las ruinas de su nuevo hogar (Skorgu) muchos secretos que nadie, y mucho menos un troll con aspiraciones megalomaniacas, debería aprender.
Ahora Skorgkan tiene un plan, está reuniendo a sus tropas y aleccionando a los retoños que han sobrevivido al brutal régimen eugenésico ideado por su padre. Una nueva raza de trolls se está gestando amparada por la ambición de esta brutal criatura, una raza que contemplan Valion como un cacho de carne mas.
Skorgkan está complacido, se cree un buen padre.

Skorgkan
Clase de armadura:-2
Dados de golpe: 10 +4
Movimiento: 32 metros
Ataque: 1 Gran Maza/1 mordisco/vomito
Daño: 1D12+3/1D10/6D4
Salvación: Guerrero 10
Moral: 12 (10)
Valor en tesoro: 6.000 mo
Alineamiento: caótico
Valor P.X: 1.000

Skorgkan es un troll, sus capacidades son identicas a las del manual básico pero su Moral reducida es 10 y no 8.

La gran maza de Skorgan se llama Parpadeo. Es un arma brutal forjada en hierro negro templado con agua negra (o eso dice el caudillo a sus tropas), su crítico es por 3, y se considera mágica por lo que afecta a seres espectrales. Una vez por día puede levantar 1D10 esqueletos con 3 Dados de Golpe, pero solo si estos provienen de cadáveres monstruosos.

La corona de hierro es un símbolo de poder y majestad entre los múltiples subditos de Skorgkan, los cuales tienen moral 11 siempre y cuando puedan ver la real testa de su amo.

Skorgan es duro e implacable (por ello siempre que saque un crítico podrá realizar automáticamente otro ataque), pero sobretodo asqueroso. Una vez cada hora es capaz de vomitar una fétida sustancia capaz de derretir el hierro en forma de cono que alcanza 15 metros de lago y con un anchura de 5 metros. Este ataque niega la CA proporcionada por armaduras y escudos de hierro o madera. Tras expeler este mejunje repugnante Skorgkan estará mareado durante 1D3 turnos, durante los cuales sufriá un penalizador de 3 a sus ataques.

2 comentarios:

  1. Muy interesante, además sirve para poner un dungeon con muchas posibilidades en partida.

    ResponderEliminar
  2. Un troll que se quiere zumbar a Seela??? Jajaja, lo tiene un poco chungo, aunque la verdad es que es un bestiaco que puede hacer fosfatina a muchos PJs.

    ResponderEliminar