domingo, 4 de noviembre de 2012

La Máscara llega a Betlam


Ayer vi una de mis películas favoritas de todos los tiempos, La Máscara, y no he podido evitar adaptarlo para Betlam. Espero que os guste.



 La Máscara
Héroe enloquecido

Características
Fortaleza 7 Capaz de soportar cualquier castigo
Reflejos 8 Tan elástico como una goma
Voluntad 3 Incapaz de estarse quieto
Inteligencia 3 Dispara 100 bromas por segundo

Habilidades
7 Atacar a base de bromas
6 Correr a gran velocidad
5 Fabricar cachivaches
10 Disfrazarse
05 Sacar de quicio
04 Bailar y cantar

Combate
Iniciativa 9
Ataque 15
Defensa 20

Aguante 9
Resistencia 27

Hitos
+En verdad es un buen hombre torpe y cobarde.
+Un día tuvo una crisis y su personalidad se desdobló.
+Se hizo famoso cuando detuvo un atraco lanzando tartas usando un bazooka.
+Carrey recurre cada vez más a la Máscara para evadirse de su vida.

Complicación
+Jamás usará armas de fuego de verdad

Nombre real: Stanley Carrey                       Alias: La máscara
Fecha de nacimiento: 10/01/1979                Situación: En activo
Identidad: Secreta                                      Ocupación: Héroe
Estatura: 1,90 m                                         Peso: 80 kilos
Pelo: Carece                                               Ojos: Verdes



Stanley Carrey, nacido y criado en Betlam, nunca destacó ni por su belleza, inteligencia, fuerza o destreza. Cobarde, torpe, algo tartamudo y ciertamente dotado de una persistente mala suerte, Carrey terminó sus estudios en la Universidad con esperanzas de un futuro mejor, pero acabó trabajando de oficista en una sucursal bancaria, un puesto gris en el que no solo no destacó sino que hundió, debido al acoso que sufría por parte de su jefe y otros compañeros, su ya de por sí mediocre autoestima.
Todo cambió tras un día especialmente malo, muy malo, en el que el pobre Stanley acabó teniendo una auténtica crisis nerviosa bajo la lluvia. Con los huesos doloridos por una paliza, el corazón roto, agotado tras trabajar 14 horas seguidas y la raja del culo irritada debido a un “simpático tirón de calzoncillos entre amigos” sufrido en la oficina delante de todos sus compañeros, se arrastró por el suelo de un callejón hasta toparse con una curiosa máscara verde, en realidad un prototipo de máscara inteligente diseñado por empresas Weyland que había sido robado y desechado por carecer de “verdadera utilidad” para la familia West. Mirando aquella cosa la mente del oficinista finalmente quebró dejando paso a otra personalidad: Valiente, segura de sí misma, ágil, rápida, divertida, chispeante. La Máscara había nacido.

Aquella noche todos aquellos que durante el día habían maltratado al pobre Carrey sufrieron la jocosa ira de La Máscara, bromas pesadas y humillantes pero nunca letales. Los pandilleros que le habían dado una paliza fueron sorprendidos en un bar de los muelles en el que estaban bebiendo, sus cervezas contenían laxante y mientras peleaban contra aquel idiota disfrazado que no paraba de reírse de ellos no pudieron “contenerse”, acabando con toda su fama en el local. El compañero que le hizo aquella bromita pesada la sufrió en sus carnes delante de un ligue; el jefe de su jefe recibió un chivatazo sobre las prácticas irregulares que estaba llevando a cabo al convertir el banco en su cerdito de los ahorros. Y la mujer que le rompió el corazón fue seducida por el extraño enmascarado que la había salvado de un atraco, para después ser abandonada desnuda en mitad de East Side.

Durante los siguientes días la Máscara siguió llevando su alocada forma de justicia a las calles, siempre con resultados hilarantes. Durante el día Carrey seguía trabajando, conocedor de su otra personalidad pero incapaz de evitar su resurgir cuando anochecía; por su lado La Máscara se hizo con docenas de artículos de broma que transformó en armas no-letales, así como con un buen montón de disfraces, incluido su ya famoso traje amarillo con sombrero.




Finalmente se hizo famoso cuando evitó un atraco a un banco...disparando tartas con un enorme bazooka y disfrazado de Rambo y diciendo, entre otras sandeces, "No siento las tartas". Salió en primera plana, y desde entonces es buscado por sus actos, considerados vandálicos en el mejor de los casos. El Centinela se ha encontrado varias veces con él con la intención de mandarlo a Dunwich y para recuperar la máscara, pues en realidad es una propiedad privada, pero La Máscara siempre consigue escapar dejando al vigilante con un palmo de narices. En varias ocasiones ha desbaratado los planes del Circo Macabro, o ha colaborado para hacerlo, razonando que sus bromas “No son divertidas”.

3 comentarios:

  1. Muy currado. Me gusta mucho. Había detalles de los que ya no me acordaba después de tantos años (veía los dibujos animados, no vi las películas).

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    No sabia donde dejarte esto,pero aquí esta lo que me has pedido.
    Las mejores marcas para mis gusto son estas tres.La primera es la mas fácil de encontrar en tienda,las otras por la red.
    Espero que te sirvan!^^
    Saludos y ya siento lo de tus leales...me hacen eso y quemo la ciudad!
    http://www.maxmini.eu/store/index.php?main_page=index&cPath=15
    http://puppetswar.com/
    http://www.anvilindustry.co.uk/

    ResponderEliminar