lunes, 8 de octubre de 2012

Memorias de la Tienda (II)


Este sabado volví a ponerme tras el mostrador y como no tuvieron lugar varias anécdotas, en realidad 3, simpáticas/divertidas que compartiré con vosotros. Dicen que me estoy convirtiendo en el Vendedor de Tebeos de los Simpsons, yo digo que no, porque apenas vendo tebeos.


La primera tuvo lugar a las 11:00. Un mozo de 11 años entra apresurado en la tienda y me pregunta si ha salido la nueva expansión de Magic: Rabínica. Me empecé a descojonar  porque me pareció la cosa más divertida que había oído en todo el día ¿Es que ha salido un nuevo juego de cartas en las que decides que es o no kosher, justificas con el genocidio la destrucción del pueblo palestino, compites con otros rabinos por cuantos pitos circuncidas en una tarde, cuentas tus pasos en Sabbath y como no, tu dinero dinero? Se refería, como no, a Ravnica pero ¡eh! que me quiten lo bailao. Al final el chaval se llevó sus sobres y le enseñé a jugar al Muchkin porque no había nadie de Magic con quien jugar.

La segunda requiere explicación. Hay un sujeto, que no cliente porque en la vida compra algo, con un feo hábito: viene, manosea mientras observa (que no leer, al menos según él) tooooodos los comics de la sección Marvel (y cuando digo tooooooodos me refiero a eso, a todos los números 567 de los X-Men disponibles, a toooodos los números 3 de Spiderman, etc) hasta que cierra al tienda, eso si, con una bolsita llena de cosas de la competencia; lo juro, nunca ha comprado nada pero te deja todas las grapas dobladas. Le hemos mandado a la FNAC donde puede leer lo que quiera, pero claro, a él le gusta la grapa. Total, tuvo lugar la siguiente conversación:


-No puedes leer los comics en la tienda.
-No los estoy leyendo.
-Ya, pues no puedes manipularlos de manera prolongada.

El tipo me miró indignado y se puso a leer los catálogos gratuitos, y se enfadó cuando le dije que no tenía la Prewievs de este mes diciendo que eso es muy poco serio. Decidí no responder.

Otra muy graciosa fue el flipamiento de unos nenes con mi vocabulario patibulario en horario de cierre, les dejé terminar una partida de testeo de Race Wars a cambio de que recogiesen arriba. El caso es que la hermosa Aliena vino a buscarme, y cuando dice alguna sandez cargada de términos malsonantes no, lo siguiente, uno de ellos me dijo "¿Oye? Esta es tu novia", a lo que respondí con un rotundo y encantado SI, provocando el flipe del mozo que me dijo "¿Y como es que hablas así delante de ella? ¿No te da vergüenza?" (bueno, fue algo así, si Aliena se pasa por aquí igual lo cuenta mejor) ¿Resultado? Mi señora descoyuntándose de la risa y los niños muy flipaos.

¡Flipad niños, digo tacos pero sale conmigo! También os caneará jugando al ordenador y jugando al modo Horda en el Gears3.

Luego lo de siempre. Clientes que se cuelan descarádamente para preguntarte si Hulk es verde o gris, chicos con la guitarra que tocan canciones de KISS, madres que quieren un comic para su hijo de 16 años que no sea "muy violento"...

La eterna diversión de esa jungla que yo llamo La Tienda.

2 comentarios:

  1. JUSTIA!!!!
    Lo del juego ksher te ha quedado niquelado XDDD

    Pero lo del otro tipo... DA MIEDO!!!

    ResponderEliminar
  2. La siguiente vez que te vayas a poner tras el mostrador me avisas con tiempo y me voy a pasar el día allí, que tiene que ser épico.

    ResponderEliminar