viernes, 21 de septiembre de 2012

Nueva raza para El Reino de la Sombra: El Ogro Panzadura


Una raza que me gusta mucho como la han retratado en Warhammer, y que he adaptado para El Reino de la Sombra. Creo que estos mezquinos tiarrones pueden ser MUY divertidos de jugar, sobretodo en grupos con escasos redaños.


Aunque no son desconocidos en Valsorth los ogros panzadura vienen de muy lejos, y por fortuna de uno en uno puesto que un panzadura come 5 veces más que un humano y le dá lo mismo que lo que se lleva a la boca sea un caballo de guerra, el cadaver de un orko, la despensa entera de una posada o un niño despistado que andaba por ahí. Son una raza de enormes viajeros, eternos nómadas y fervientes mercenarios, muchos pasan años entre las razas “más pequeñas” pero realmente muy pocos se quedan a morir de viejos entre ellos, la inmensa mayoría siempre vuelven por donde han venido hasta llegar a las llamadas Montañas Mandíbula Brutal, muy muy lejos de Valsorth.
Pero últimamente aparecen más y más en los límites conocidos de Valsorth, bandas de mercenarios y saqueadores (en ocasiones lo mismo) atraidos por una extraña fuerza, algunos son vistos combatiendo junto a orkoz y otros contra ellos. Parece ser que además de un enorme apetito los ogros panzadura tienen un estupendo olfato para localizar conflictos, que en su lengua significa ganancia.

Historia
Los ogros panzadura no tienen registros históricos de ningún tipo, tampoco interés por registrar el pasado salvo en forma de grotescas y groseras canciones reservadas para según que ocasiones. Sea como sea un ogro panzadura sabe que su gente ha vivido siempre en las Montañas Mandíbula Brutal (Ograrragtar en drogor), combatiendo contra los enormes monstruos de las cuevas y cimas nevadas para luego comérselos (monstruos que incluyen otros ogros panzadura) y construyendo toscas aldeas gobernadas por los llamados caudillos. Y pese a su gran tamaño, los ogros panzadura son muy fértiles y no es raro que una hembra panzadura dé a luz a dos crías al mismo tiempo, crías a las que algunas tribus hacen combatir a muerte por su primer pedazo de carne, de modo que cada siglo la población ogra crece tanto que se han de marchar los más jóvenes lejos, muy lejos de su hogar para no acabar en la tripa de sus amados progenitores.
Y eso es quizás lo que está pasando ahora...quizás.



Descripción y rasgos destacados
Los ogros panzadura son como enormes parodias de un humano obeso, con enormes cuerpos grasientos que ocultan temibles músculos y gigantescas tripas, cabezas gruesas que protegen sus pequeños cerebros, con afiladísimos dientes y puños tan grandes como cabezas; sus grasientas pieles de color cetrino o blancas suelen ir cubiertas de burdas pinturas, brutales escarificaciones o “piercings” tan sútiles como puñales o huesos con algo de carne “para luego”. Les crece pelo por toda la cabeza y en los brazos, así como en sus enormes dedos, que se trenzan o tiñen imitando a otras culturas; muchos llevan largos bigotes pero muy pocos se dejan barba (y hablamos de ambos sexos).
Apenas suelen ir vestidos, aparte de unos toscos pantalones y gigantescas botas de apestoso cuero, aunque los que llevan cierto tiempo entre humanos tienden a imitar su manera de vestir. Pocos llevan armaduras...porque se las tienen que hacer a su medida y sale caro. Son aceptables artesanos, pero todo lo que producen parece tosco a ojos de un elfo o un humano ¡incluso si es un bárbaro! Pese a funcionar de manera estupenda, son un pueblo muy práctico.

Sus voces atruenan a cualquiera incluso cuando intentan susurrar, cosa que no se molestan en intentar cuando hablan en su lengua natal. Para un ogro panzadura no hay nada como un buen concurso de poesía de eructos cuando está entre los suyos, o un segundo (o tercer) desayuno en un día de marcha agarrando lo que sea y cuando sea, crudo y al buche. Gustan de blandir armas enormes y toscas, especialmente garrotes y guanteletes acabados en una enorme púa que en su tierra natal sirve como mecanismo de elección de jefe o para cocinar. El jefe de una tribu de ogros es el más grande y pesados de todos pues ha alcanzado su posición devorando a la oposición, espera obediencia por parte de sus súbditos y si no muere a las pocas semanas de alcanzar el cargo es probable que su gobierno se prolongue durante décadas.
Los ogros panzadura no son especialmente malvados y muchos llegan a ser amigos de individuos de otras razas (a quienes no consideran de partida como inferiores sino como comida potencial), de hecho les mueve una cierta ingenuidad (muchos recién llegados a “la civilización” no tardan en ser estafados y engañados por los locales) combinada con un salvajismo cruel (cuando aprenden dos o tres cosas suelen tomarse la libertad de devorar a quienes intentan aprovecharse de ellos), pero carecen de conocimientos básicos sobre etiqueta o diplomacia. Los ogros panzaduras son directos y francos cuando quiere algo, y generalmente lo que quieren es comida.



Porque el hambre es una constante en estos seres. Nunca están del todo satisfechos, la sombra del hambre siempre está presente en sus vidas y por ello son capaces de comer lo que sea, personas incluidas en el menú. Sus poderosas mandíbulas pueden triturar lo que sea y sus estomagos pueden digerir incluso el acero (de ahí el nombre de la especie).

Religión
Los ogros panzadura no tienen una religión organizada, sus aldeas tienen siempre un altar dedicado a Bleckgrador, un gran heroe ogro que se enfrentó a docenas de horribles bestias y se las comió consiguiendo convertirse en un dios. Los chamanes suelen dirigir plegarias y sacrificios para pedirle consejo a Bleckgrador Barba Helada, cuyas historias sirven de guía para los jóvenes ogros de cualquier edad; pocos varones eligen seguir la vida del chamán porque el primer sacrificio que la tradición dicta que hay que ofrendar a Barba Helada son los tésticulos en caso de tenerlos, por ello la mayoría de chamanes son ogresas. Con todo los ogros panzadura no esperan ayuda de su deidad, la vida es dura y han de hacer lo que sea para sobrevivir, de todos modos no lo usarán para maldecir ni pondrán en duda su hazañas pues se dice que la Gargantúa Devoradora (su mascota) dará muerte a todo el que moleste al bueno de Bleckgrador.
Hay quien dice que El Dios de la montaña y Orn podrían algo que ver con Blekcgrador (y de hecho a nivel reglas así es), los ogros panzadura pasan del tema y la deidad no dice gran cosa.



Ogro Panzadura*
Tamaño: (1) Grande (miden 3,50 metros y pesan 350-400 kilos)
Características: (1) Fuerza 15, Destreza 8, Constitución 15, Inteligencia 8, Sab 8, Carisma 7
Velocidad: (1): 12 metros.
Rasgos raciales: (7) Aguante (1), Carga Poderosa 1 (1), Dureza (1), Enfasis en habilidad (+2 Idiomas** e Intimidar)(1), Entorno Predilecto Montañas(1), Firme (1), Longevidad (alcanzan los 150 años) (1)

*Los ogros panzadura pueden elegir como ocupaciones Artesano,Cazador, Chaman(previa castración), Explorador, Guerrero, Pastor de Mamuts (que son algo así como las ovejas allá en las Montañas Mandíbula Brutal).
**La lengua de los ogros panzadura se conoce como drogor y no tiene forma escrita. Para el oído inexperto se compone de eructos y gritos en gran medida, para el experto también.

5 comentarios:

  1. Que buena pinta. Si me voy a tener que acabar leyendo el del Reino de la Sombra, collins. Que lo tengo ahí en PDF... Pero tengo mucho que leer... y que escribir...

    ¡Maldito seas Crom!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Maldito soy, fuerte en mi montaña de rol!
      Y si, el RdlS mola mucho, así que empieza. ;)

      Eliminar
  2. Me encanta la descripción del idioma drogo.

    ResponderEliminar
  3. Oye, me ha encantado esta nueva raza, y la descripción que haces de ellos. Quizás cambiaría las montañas porque estuviesen en las tierras heladas al sur de Valsorth, pero vamos, muy buen trabajo.

    ResponderEliminar