lunes, 24 de septiembre de 2012

Gea Salvaje: Las Ligas del Triángulo


Las Ligas del Triángulo son uno de los lugares más violentos de todo el Grupo Local, y ocultan secretos horribles.


El gobierno de un planeta se vuelve más y más represivo, sus gobernantes parecen perder la humanidad y convierten a sus ciudadanos en poco más que ganado, se inician proyectos eugenésicos, la investigación genética sin límites morales viene al poco tiempo, se pone fin de las libertades civiles, una escalada en el gasto armamentístico y luego la conquista de sus vecinos. Siempre y cuando estos no hayan sufrido un proceso similar.
Sea como sea, los mundos terminan teniendo un único gobierno brutal y despótico, gobierno que antes o después acabará pidiendo ingresar en una de las Ligas del Triángulo:la Unión Sheratan, el Directorio Arcturus o las Falanges Ynextrilles. Poco importa, en realidad las 3 son prácticamente iguales.
Este proceso ha tenido lugar en más de 230 mundos en menos de mil años, con pautas muy similares y extrañas similitudes en cuanto simbología, mensaje e ideología política, sin importar lo distintos que fuesen en origen aquellos mundos. Donde unos ven solo el pernicioso crecimiento de un cancer en el Grupo Local otros observan una trama secreta, pero solo se les escucha en los foros más sórdidos de la RedEter.
Las Ligas del Triángulo combaten entre sí, combaten a la U.L.H o al Imperio de Cassiopeia (no quedan apenas mundos no adscritos en sus cercanías), combaten por librar una guerra que parece no tener sentido. Y sin embargo dura, y dura, y ninguna de las 3 Ligas ha caido en ningún momento. De vez en cuando comercian entre ellas, pero poco más. El Triángulo es la zona más peligrosa y violenta de todo el Grupo Local, las desapariciones y ejecuciones son el pan de cada día, son una zona de muerte casi segura para los extranjeros.
Las 3 facciones tienen un nivel tecnológico similar (Nivel Tecnológico 4 y Nivel Legal 5, por si no ha quedado claro) y en el pasado quizás fuesen un solo ente que se terminó dispersando en la negrura del espacio durante los años del Colapso, o quizás mucho después. Salvo por el nombre que las distingue y signo, que no el color, de sus Estados las Ligas son casi indistinguibles las unas de las otras, hasta hablan el mismo idioma, una mutación del idioma original del largo tiempo olvidado , gracias al cosmos, Merkelato Económico.
Poco importa. Los mundos de Las Ligas son violentos y grises, la industria lo domina todo, la justicia sumaria se lleva a cabo en las calles y todo el mundo ha perdido alguien no solo en la guerra sino reprimida por el gobierno, desaparecida en una sucia redada o confinada en un “centro de salud y reeducación”. Los mensajes que reciben desde lo más alto son contradictorios, el aliado de ayer pasa a ser el enemigo de hoy como siempre lo había sido, la producción en las granjas son mejores a cada año que pasa pero el hambre es una constante, 2 más 2 son 5.



La luz anaranjada de los cristales tysh ilumina las tristes vidas de unas gentes que han olvidado que es la tranquilidad pues prefieren el odio, los cantos son sustituidos por ruidosos himnos y la amistad por sospecha; el aire es nocivo por la contaminación pero los humanos de las Ligas del Triángulo se someten a terapia genética para sobrevivir. Lo más parecido a la esperanza es la codicia de alcanzar delatando a los vecinos, sirviendo en la guerra o eliminando escoria social los puestos más altos de sus respectivos gobiernos y así, tal vez, mejorar la situación de sus escasos seres queridos.
Pero es un sentimiento vano, puesto que los que logran ese objetivo nunca vuelve a casa sino es para llevar fuego y olvido.

La verdad
Las élites políticas, ecómicas y militares de Las Ligas del Triángulo, alrededor de 600 millones de invididuos, están dominados por unas criaturas llamadas Elurtur. En realidad habría que decir una criatura llamada Elurtur, que tiene millones de cuerpos pero una sola mente tan vasta, alieníega e insondable cuyo mero contacto psíquico haría vomitar a una persona normal.
Pero Elurtur en el pasado fue humano, como todos los miembros de La Ruptura Secreta. Elurtur una vez se llamó Elías Urtugurua, pero recuerda muy poco de aquel tiempo pues apenas le interesa. A diferencia de los otros 78 Hijos de la Ruptura, Elurtur no tiene problemas para alimentarse, ni trabaja con nadie o respeta a “sus semejantes” pues tiene en marcha su propio proyecto de ascensión a la Humanidad.
Todos serán él, todos serán Elurtur.
¿El problema? Lleva afrotándolo miles de años, la Humanidad se reproduce, se renueva mucho más rápido de lo que él produce nuevos organismos Elurtur, células las llama, con los que ocupar los cuerpos de esa masa borrega que reclama individualidad, libertad y diversidad. De modo que como no puede evitar que se reproduzcan como conejos puesto que eso provocaría la extinción de la especie (una cría cada década es lo normal para cada organismo Elurtur) deberá controlarlos ¿como? Mediante Las Ligas del Triángulo.
Todo empezó en un mundo llamado Ryssur, hoy abrasado por su estrella, en el que fue Elurtur poseyendo el cuerpo de uno de los mutantes más débiles, que hubiera muerto sí o sí a manos de los otros Hijos. Ryssur era una pequeña colonia autosuficiente de 4.000 habitantes, y Elurtur sentía en su interior como algo CRECIA, algo que era él de modo que se deshizo del mutante y tomó el control del jefe de seguridad de Ryssur. Luego, su cría se hizo con uno de los jefes del sindicato de colonos...poco a poco Elurtur fue cambiando de cuerpo, creciendo como entidad, construyendo una red de control y miedo en Ryssur dirigida por él, como un oscuro titiritero. Para cuando él tuvo ya 50 cuerpos los humanos de Ryssur rondaban los 40.000, aterrorizados y belicosos, pero era imposible dominarlos a todos.



Pronto se lanzó a la conquista de otros 3 mundos, planetas lo bastante cercanos como para no supusiese un problema viajar sin la RedEter. En cuestión de décadas los gobiernos de aquellos mundos estaba dirigidos por Elurtur que comenzó la lenta forja de las Ligas del Triángulo. Necesitaba tener controlada a la Humanidad, pero al mismo tiempo enfrentada entre si de manera útil, humanos que odian a otros humanos de la otra Liga pese a estar dirigida por la misma mente. El plan tenía algo de perverso y divertido, lo mejor de todo es que funcionó. Pasó siglos enfrentando a las 3 Ligas, en un principio pequeñas, no se atrevió a dar el gran paso hasta muchos milenios después cuando la tecnología de sus “juguetes” y el número de organismos Elurtur fuese el adecuado, probando distintas políticas hasta conseguir todo lo que él quería: una ciencia lo bastante avanzada como para poder estudiar y mejorar el organismo Elurtur (Crecer y multiplicaros), y para diseñar un arma capaz de matar a los otros 78 advenedizos que osarán plantarle cara a él, a Elurtur.
Ese arma saldrá de los fuegos contaminados de su amado imperio absurdo, que crece siglo tras siglo mientras él se asienta en los gobiernos de cientos de mundos.
Tiene ojos en la U.L.H y el Imperio para seguir jugando, Elurtur espera pues es viejo y tiene tiempo. No se va a morir solo, eso está claro.

El Elurtur de Gea Salvaje es identico a los aparecidos en el Manual del DJ salvo por lo siguiente.
-Tienen VOL e INT Legendario (5)
-Todas las habilidades científicas e intelectuales de Elurtur son como mínimo Excelentes (+3). Y posee por supuesto
-Es Longevo (no envejece)
-No duerme
-Psiónico antinatural: cada organismo Elurtur escoge 2 habilidades Psiónicas a nivel Normal y conoce todos los Poderes de esa Habilidad.

Limitaciones:
-Dependencia: ocupar un organismo humano, 10 años.
-Vulnerable al oxigeno puro.

Limitaciones clave:
-Exceso de confianza.
-Hábito personal odioso (parasitar cuerpos)
-Sanguinario

No hay comentarios:

Publicar un comentario