viernes, 3 de agosto de 2012

Un perrete con su huesaco...


...es un perrete feliz.

Adoro a mi perra; vale, está muy maleducada, tiene mal genio y está algo loca, además de ser una salida y vivir en un perpetuo embarazo psicologico. Pero ¿como no querer a un ser tan mimoso, capaz de orinarse en el árbol de navidad año sí y año también? ¿que se encarada a perrazos de 50 kilos pero se achanta cuando ve un chihuahua en la lejanía? ¿capaz de encender la tele y cambiar de canal?
Si Elsius tuviese una ficha en La Marca del Este de lejos sería el 2º bicho más peligroso del juego ¿Cthulhu? un nenaza, un nenaza sin hueso de codillo...

Y ojo al que la llame perro patada, porque lo mataré, trocearé y serviré como condimento para la muy variada dieta de la señora oscura de la casa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario