sábado, 18 de agosto de 2012

Encerrado en casa

Oigo los fuegos y la música de fondo, encerrado en casa por orden de la policía municipal de San Sebastián comandados por un ayuntamiento tan abertzale y tan socialista que ha organizado una fanfarria brutal para celebrar el siglo de uno de los símbolos más poderosos de la burguesía y del liberalismo en esta ciudad: el Victoria Eugenia, el teatro que tengo delante de casa.
Con música de películas, Star Wars incluido, están echando fuego artificiales delante de mi casa pero a mi me da igual, no puedo ni salir a mi balcón a verlo como un amable municipal me acaba de hacer saber. Me he enterado hoy de que tocaba el paripé y que iba a afectar, ni una puñetera nota del jodido ayuntamiento. De modo que ni balcón ni tejado, tampoco salir a la calle, toca quedarme solo y encerrado como en una puta pesadilla autoritaria a la espera que la pirotecnia acabe.
Al menos espero que mis molestias valgan la pena y los fuegos sean bonitos.
Que abertzale es todo, por favor. Y que alguien me explique que jodido sentido tiene poner música cuando hay jodidos cohetes tronando a menos de 20 metros del suelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario