lunes, 13 de agosto de 2012

Brave (Indomable): está bien pero podría haber estado MUY bien


Ayer fui al cine a ver Brave huyendo del horror y el espanto que suponen para mi las fiestas de Semana Grande, aunque ya hubo un intento abortado el viernes pasado pero el Cinebox de Urbil tuvo la mala idea de asignarnos una sala con el proyector jodido, luego marearnos durante 40 minutos y dejarme sin nada, bueno ofrenciéndonos ir a ver Prometheus. Finalmente nos devolvieron la pasta junto a entradas para ver cualquier peli que queramos, lo cual estaba bien; sobretodo me dio pena una niña de 10 años que iba disfrazada de la protagonista, se llevó un chasco la pobre...

Al turrón.

Brave nos lleva a una Escocia ficticia donde un joven reino, forjado por el rey Fergus (un coloso pelirrojo que ríe, truena y lucha pero con mucha cabeza y aún más corazón) que unió frente a un invasor del otro lado del Mar (¿vikingos? ¿Romanos?) a los otros 4 clanes de la zona, pero muestra un odio feroz hacia el enorme oso lleno de cicatrices y maldad conocido como Mor'Dú (un bicho que yo denomino Osorco).
El bueno de Fergus está casado con una mujer inteligente que es la que lleva a cabo el día a día del gobierno de su reino, toda una Mano, y que educa de manera estricta en la maneras de "una princesa" a la hija mayor de la familia y protagonista de nuestra historia: Merida. Este torrente pelirrojo (increíble el detalle del pelo, es fuego alborotado que refleja su naturaleza rebelde, adolescente, tozuda y libre) ha salido a su padre, es una arquera consumada y una aventurera en ciernes, y por supuesto recibe como un ataque a su libertad las constantes correcciones, lecciones y reprimendas de su finísima madre.
El particular reparto de esta real familia son unos trillizos pelirrojos como Judas también...que son el mayor exponente de lo que hace un gremlin en una casa: el caos, trollear al personal, moverse por doquier a toda pastilla.

Soy, lo que se dice, un tío de puta madre

Todo va bien, con normalidad (Merida recibe clases, Merida se va a hacer la loca en caballo disparando su arco) hasta que un día los 3 clanes avisan que si, que irán al castillo para decidir según un duelo tradicional de habilidad con las armas quien se casará con la rebelde primogénita. Claro, a la muchacha eso le toca las flores e inicia los dramáticos hechos de su historia Pixar. La historia de una princesa que no tiene, ni quiere, ni necesita príncipe, un "Jódete Ariel, jódete Yasmin, jódete Blancanieves" en toda regla...al mismo tiempo que no deja de ser una cinta en la que el tema a tratar son las relaciones Padre e Hijo.

Bien, el problema que el veo a la cinta es que claramente cuando se sale del cine hay una sensación de que "está muy bien pero podría haber estado aún mejor", de que Brave es una estupenda cinta, muy disfrutable sin importar la edad, estupendamente hecha (pero es Pixar, no te van a poner unos Gladiformers en la pantalla) pero que desperdicia elementos que nos ha presentado y que tienen personalidad (el caso más sangrante, los  3 aspirantes a la mano de Merida) al no darles fondo ni contenido para enriquecer el relato. Si se supone que tanto debería importarnos el tema del matrimonio, que sigue y sigue dando vueltas mientras se desarrolla la aventura, pues Pixar...¡haberte preocupado por desarrollar un poco a los posibles maridos! Lo mismo podemos decir de los elementos feericos, como esos fuegos fatuos que me han recordao al sendero de luces del Fable II.
Y luego están las canciones, que en versión original las canta una irlandesa experta en música folkclórica pero que aquí se ha decidido optar por la espantosa cantante de The Russian Red y no un doblador profesional. Un destrozo, no sé porque narices pillan a una tipeja que suena como una puerta mal engrasada.

Y esto señores es un OSORCO

Luego...no hay un antagonista, es la protagonista el eje y la causa del problema que aparece, y aunque Mor'Dú esté ahí no es un antagonista, no lo es más que una tormenta, un derrumbe o un incendio. Pero mola, el jodido Osorco mola un cojón y medio, y da miedito a ciertas personas. Hablando de lo cual no puedo olvidar los impresionantes parajes donde se desarrolla Brave, una Escocia algo soleada y menos lluviosa/neblinosa de lo que debería con enormes bosques, ruinas ancestrales, círculos de piedras, enormes lagos, etc...

Pues ahí lo dejo, a mi me ha gustado pero podría haber estado mejor. No sé, igual la veo dentro de 5 años, luego releo la crítica y le prendo fuego.

3 comentarios:

  1. Yo iré con los peques a verla esta semana y seguro que lo flipan. Y bueno a mi también me molará,jejeje. Ya te contaré!!!

    ResponderEliminar
  2. Yo querría haberla visto el día del estreno, pero me parece que hasta mi vuelta nada :(

    ResponderEliminar
  3. A mi también me pareció flojilla aunque la disfruté bastante. Esperaba un poco más por el tráiler, sobretodo con los oseznos que apenas salieron al final.

    Como dices hay varias cosas que podrían haber tenido una mayor importancia en la película, como por ejemplo el oso: tampoco es el malo pero liberan su espíritu y nadie gana nada salvo el padre del fallecido. Parece que esto estaba sólo para colocar la frase de que las historias son lecciones y una pequeña pelea con "mamá osa".

    La bruja está sólo para hacer el hechizo, y aunque el detalle del contestador es gracioso parece el personaje "estaba de pasada". Es como si se hubiesen olvidado de él. Seguramente podrían haber omitido este personaje y desencadenarlo de otra manera. De hecho el círculo de piedras parecía que iba a tener más importancia que alojar a los personajes, como por ejemplo la magia clave de la película. Pensé que para reconciliarse con los clanes mandarían a cada gemelo con una tribus, o que los pretendientes se quedarían para servir en la corte, pero tampoco. Pero puede que para la versión en Bluray saquen algún corto para darle más vidilla.

    Supongo que para el siguiente visionado será obligatoria la versión original para disfrutar de la canción.

    Un saludo.

    ResponderEliminar