lunes, 25 de junio de 2012

El extraño volador...para el Reino de la Sombra

Juan Carlos Rodríguez me ha comentado hoy que le gustaría ver al extraño volador en Valsorth, y nada, en un momentito de esos entre apuntes y café el monstruito ha salido. Espero que la adaptación esté bien y no se me haya pasado nada, pero sobretodo que os guste.
Y mañana final ampliado para ME3 ¿habrá otro rayo de luz, oh oh?

Extraño volador

Llegaban con la noche, caían sobre los enemigos del Rey Dios y los mataban sin piedad o los capturaban para llevarlos a alguna oscura mazmorra. Se iban como habían llegado, en silencio y sin articular palabras, domando los vientos con alas correosas. Nadie sabía que eran ni de donde venían, se rumoreaba que no eran creaciones de Viis, que su talento no era tan perfecto como para crear seres como aquellos ¿tal vez llegaron a Valsorth cuando el Rey abrió los portales? ¿O Viis tuvo un arranque de genialidad una noche en su laboratorio?
Poco importa, el caso es que con el fin del Reino de la Sombra los extraños voladores no se fueron ni acabaron extintos; se refugieron en lugares secretos, desolados y de difícil acceso y ahí esperaron. Esperaron a ser olvidados, esperaron a que el odio entre hombres y elfos, la discordia y la decadencia hiciera que toda pista sobre ellos desapareciese.
En ocasiones reciben la adoración de grupos de humanoides que los confunden con demonios o espíritus, a veces ese culto pervive durante generaciones, a menudo los extraños voladores responden aniquilando a esos mortales. Mucho menos a menudo un hechicero encuentra fragmentos de saber en viejos textos que mejor hubiesen desaparecido, textos que hablan sobre criaturas poderosas y fieles que acudirán ante él si lanza un simple conjuro.
Lo que no se suele contar es que para que le obedezcan hace falta otro hechizo, mucho más exigente...
Estas criaturas parecen reflejos sombríos de un humano, con los brazos más largos de lo normal y unas garras sin brillo de aspecto peligroso. Son complétamente negros, sin rostros ni olor ni voz, con finas alas que les elevan en silencio en la noche, donde son casi invisibles, y una cola que se retuerce, que se agita con violencia. Aparentemente asexuados nadie sabe como se reproducen, si es que lo hacen, ni como se alimentan , pese a que alrededor de sus refugios se apilan huesos mondos y rotos ¿que hacen con sus presas?
Prefieren moverse en grupos de 3-5 miembros, sin un jefe claro y armados con arcos, que dejan de lado cuando han de entrar en cuerpo a cuerpo. Y una cosa está clara, son inteligentes y muy peligrosos.

Aberración mediana

Características: Fuerza 16 (+3), Destreza 16 (+3), Constitución 14 (+2), Inteligencia 9 (-1), Sabiduría 8 (-1), Carisma 6 (-2)

Rasgos raciales: Abalanzarse (1), Aplastar (3), arma natural 2 (Garras) , arma natural 5 (Cola, efecto adicional: Nauseado) (5), Armadura natural 2, Ataque al vuelo (1), Camuflaje natural 1 (noche) 1, Constreñir (1), Desgarramiento (1), Inmunidad al frío (1), Inmunidad a los efectos dependientes de la visión (1), Olfato animal 2 (2), Vista ciega (4), volar 6 (6)

Dotes: Asustar (1), Ataque furtivo (1), Blanco elusivo (1), Competencia con armas marciales, Crítico mejorado (cola) 2 (2), Derribo mejorado 1 (1), Disparo preciso 2 (2), Duro de pelar (1), Flanqueo mejorado (1)

Habilidades: Acrobacias +5, Atención +6, Atletismo +5, Buscar +10, Intimidar +7, Sigilo +12, Supervivencia +7

Bonificadores: Ataque +5, Fortaleza +5 Reflejos +6, Voluntad +3

Combate: Iniciativa +6, Velocidad 36 (volando), Defensa 16 (desprevenido 13), Armadura natural RD2, Garras +5 (1D6), Cola + 5 (1D10, crítico 18-20), Derribar/Presa +5

Salud:Puntos de resistencia 28, Umbral de herida grave 10



1 comentario: