martes, 15 de mayo de 2012

Una idea: Juego de Tronos con banderizos en el país Vasco medieval




 Hace ya bastante tiempo que salió en el blog de Maese Erekibeon la cuestión de lo mucho que molaría una campaña a lo Pendragón (esa que a los barbaslargas tanto gusta) pero en la península ibérica, se habló de la Reconquista con Alfonso X, del reino visigodo y de Al-Andalus. Todos ellos periodos de la historia de nuestra peninsulita la mar de interesantes: conspiraciones, diplomacia, traición, guerra, tensión religiosa, grandes personajes, etc...
Pero estos días finales del curso, acabando tercero, mi “animadísimo” profesor de Historia Medieval del País Vasco está destrozando, con su clásico estilo duermevacas, el apasionante tema de las Guerras Bandos en Euskadi, si bien se dieron en todo el ambito castellano, y la verdad, si uno lo piensa bien (cosa que hice en clase, si, en vez de atender me acordé de una entrada bloguera) creo que es sin duda el periodo ideal para una campaña de este tipo. Pero vayamos por partes.

En primer ¿que son las Guerras de bando? Bien, pues son una laaaarga serie de conflictos que arrancan en el último tercio del siglo XIV y que acabaron los Reyes Católicos, que junto a las ciudades pusieron donde quisieron a esos nobles levantiscos y marrulleros. Se iniciaron en un contexto de debilidad de la dinastía Trastamara tras la Guerra Civil Castellana (una de tantas) y de conflictividad social debido a la crisis bajo medieval: carestía, depresión económica y un malestar entre los elementos sociales, nobleza, hidalguía,villas,clero y campesinado, generalmente un revoltijo de todos ellos contra la nobleza, y esta contra ellos, la monarquía y ella misma.
Me centraré en el País Vasco, que es lo que mejor conozco.
En este contexto de levantamientos contra los señores, que intentan ampliar sus señoríos y derechos para poder recuperar el nivel de vida anterior a la crisis, la violencia de los enfrentamientos entre las distintas facciones y la represión señorial fue brutal: violaciones, saqueos, torres quemadas, muertes...Por toda la geografía del PV y Navarra había zonas de conflicto entre señores, villas y aldeas que no quieren perder jurisdicciones ni ser incorporadas en los señorios.
Así pues se van forjando alianzas, hermandades, etc...
Vale, muy bien ¿Y LAS LUCHAS DE BANDOS?
Ahora iba a eso.
En lo que hoy es el País Vasco (Guipuzcoa, Alava y Vizcaya) se enfrentaron 2 bandos, oñacinos contra gamboinos, los linajes de Oñaz a cara de perro con los Gamboa, con distintas familias dentro de ellas y sus propios aliados en el Reino de Navarra, que también aguantaba lo suyo. Por supuesto había familias, o linajes dentro de ellas, que cambiaban de bando según soplaba el viento.
Estos linajes se originan en los solares rurales del PV, familias de caballeros rurales que viven, muchos más mal que bien, de lo que da la tierra (trabajada por otros, claro) y lideradas por un Pariente Mayor. Estos distintos linajes rurales irán formando pactos con otros caballeros (mediante unos pactos llamados atreguamientos) que serán la base de los distintos bandos, e irán incluyendo en ellos a sus vasallos e individuos perseguidos en las villas, proscritos que encuentran en los bandos un modo de vida. Y entonces se fijan en los otros nobles que se han integrado en el otro bando.

En una campaña del que hablaba Erekibeon la primera parte estaría centrada en las dificultades del linaje y como va, poco a poco, formando sus propias alianzas con otros Parientes Mayores, reclutando lacayos y paniaguados, formando al servicio a sus vasallos, exigiendo en las Juntas y en las Cortes derechos sobre distintos territorios vecinos, incluso un par de combates con los aldeanos de alguna villa que el Pariente Mayor desee. Ganar recursos y aumentar ingresos, la clave.

Y entonces incluimos el último elemento para tener ya nuestras Guerras de Bandos: odios y rivalidades personales, ajustes de cuentas con los del otro bando que codician lo que nosotros tenemos, o que quieren mantener lo que nos interesa; quedarían en 2º lugar los conflictos con los laboratores y esos advenedizos de las ciudades para centrar los fuerzos en acabar con la otra facción señorial. Luchas políticas en los órganos de la nobleza para mantener su influencia, tierras y honor frente al vecino, controlar el poder municipal colocando a la familia en matrimonios con los poderosos locales a expensas del otro Bando, tratar con el merino de Castilla para que interceda a nuestro favor, intentar estar a buenas con las distintas Hermandades de las villas haciéndoles creer que el que asalta a sus comerciantes es el otro, bodas que acaban en matanzas, funerales seguidos de una quema, pueblos arrasados por 12 desalmados con antorchas, pedir ante el rey más mercedes llenando el discurso de palabrería sobre los derechos ganados por la costumbre, gastar lo ganado en mejorar nuestro control, arreglar las Casas Torre, violar acuerdos, juramentos con besos en la boquita (a Renly Baratheon le gusta esto)...un laaargo duelo entre familias donde se acumulan las vendettas y agravios, se aumenta el patrimonio a expensas de otros, campesinos y nobles, y si, se hacen más enemigos.
Para dar color tampoco podemos olvidarnos de presentar alguna que otra matanza de judíos, de los bastantes que poblaban Vitoria sometidos al puteo más extremo desde el XV, y de herejes con extrañas ideas (como los de Durango).

Este sería el 2º acto, creo que es el más importante y dificil de desarrollar. Tendría que tener la mezcla justa de diplomacia (suplicando al rey mercedes, ganarse el favor de la Corona y de otros linajes para fortalecer el bando), subterfugio y violencia (quema de Casas Torres, asalto al señorío vecino, algún que otro asesinato, que los jugadores sufran un asedio o dos). Hacer parecer Poniente una reunión de ancianitas, las familias se odian y tienen cuentas que saldar, cuentas que no paran de ampliar hasta que la cosa para por agotamiento físico de una de ellas. Puede que no haya batallas de 5.000 tipos contra 6.000 mataos pero sí encontronazos muy personales, sabes el nombre del tipo de la torre que asedias, conoces de siempre a la mujer que violan tus tropas, el lacayo que muere atravesado por una saeta compartía contigo el pan en la marcha, cuando pierdes una batalla pierdes primos y hermanos. El trabajo de caracterización de los pnj's debería ser como poco extenso, nombres y personalidades (tomar buena nota de distintos personajes históricos de cada momento, los hay realmente apasionantes y maquiavélicos), manías, etc...hacer el “Juego de Torres” lo más personal posible.

Somos la Santa Hermandad y no nos andamos con hostias...

La parte final de la campaña deberá tener cierto regusto amargo. Mientras jueguen a la guerra contra el otro bando se deberían dejar pistas de lo que les viene encima: los poderes de las ciudades están cansados de la inestabilidad y la violencia de los banderizos, son malos para el negocio, que noten como intentar meterse en el gobierno de una villa ya no es tan fácil, que los palos que dan a esos burgueses les son devueltos, y como un día, cuando van a asaltar a una pequeña caravana que se dirige a un puerto son recibidos por una pequeña fuerza armada que los repele...Pero cuando van a exigir cuentas se dan de bruces con la realidad, la Corona está con las villas, se ha cansado de tanta tontería. Han ignorado un importante elemento del Juego de Torres.

Y aquí es cuando la campaña puede tomar un rumbo u otro. Por un lado aceptar la voluntad de la Corona, que se está fortaleciendo frente a la nobleza a pasos agigantados, y ponerse de su lado (ver como derriban la Casa Torre de un aliado para luego exiliarlo a la frontera con Granada puede ayudar a decidirse) o intentar resistir, sufriendo el exilio y la deshonra, o la muerte si optaron por decidir resistir hasta el final pues ni la Corona de Castilla, que reposa en la testa de la bigotuda de Isabel la Católica, ni sus antiguos aliados y enemigos tendrán compasión de ellos.

Por supuesto la campaña podría estar basada en familias de las villas, pero me parece que el rollo banderizo mola más.

Y aquí acaba esta reflexión que más bien parece unos apuntes pasados a limpio.

14 comentarios:

  1. Estoy leyendo la entrada y pensando a la vez "¿de que me suena esto? ¿De que me suena..?" hasta que he dado con ello.
    La novela "Señor de la Guerra" de Toti Martines de Lezea está ubicada en este conflicto. Puede que dé suficiente ambientación para reflejar dicho momento histórico en sus partidas medievales no-fantásticas.

    ResponderEliminar
  2. De todos modos.... Esto seria a Pendragon como Los Soprano al Padrino, ¿no?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Urox, tendría que haber visto Los Soprano para entender que quieres decir.

      Eliminar
  3. Los Soprono es una serie muy buena, que basicamente te presenta una mafia italioamericana "sin glamour", con un toque naturalista, detalles como los capos discutiendo por los puestos de trabajo del sindicato para poder tener seguro medico por que el precio del mismo esta por las nubes.
    Los banderizos con sus casas torres diminutas, sus asesinatos a traicion (lease el principio de Zalacain el Aventurero) y sus miserias son al mundo caballeroso y glamuroso de Pendragon lo mismo que esta serie sobre una mafia cutre y en decadencia a la epica del Padrino,
    Que la idea es muy buena, solo con la vida de Lope de Salazar ya hay para toda una campaña... Y si sigues adelante con la idea de hacer la campaña seguro que puedes sacar ideas de los Soprono, aunque tendras que cambiar a la psiquiatra por un confesor o una sorgina.. Y hasta aqui puedo leer.. ;-D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces si, la idea es esa: sucio, cruel, irónico y muy muy personal.
      No he leído Pendragón, solo he leído mucho (todo maravillas) de él pero es bastante anterior a mi época.

      Eliminar
  4. Venga, pues a prepararla para el verano, nos la diriges a los de donosti y luego haces otro post con las conclusiones ^^ ¡Todo son ventajas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que me haría falta TODO el verano para poder escribir la campaña, Tenfes.
      Y este veranito quiero descansar, que este año ha sido duro no, lo siguiente.

      Eliminar
  5. ¡Qué bueno! Como siempre, la Historia supera con creces cualquier ficción sobre la maldad y la avaricia humanas...

    Pues yo aprovechaba que lo tienes fresco, maese, y me montaba una cronología año a año con incidentes, batallas o simplemente oportunidades para los PJs. Que tiene esto suficiente jugo como para que te salga una verdadera saga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, claro que si.
      Lo de la cronología podría hacerse, un amigo es experto en banderizos y le ha gustado la idea...ya veré como lo hacemos.

      Eliminar
  6. Y yo estudiando una ingeniería... ¡quiero hacer Historia! ¡me he confundido de carrera! XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nebilim, ahora mismo, mientras sufro la materia de un borracho arquitecto pienso lo mismo. XD

      Eliminar
  7. ¿Eso no se puede hacer en Aquelarre? Dejando aparte lo sobrenatural, of course (O al menos haciéndolo muuyyy sutil)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se podría hacer, de hecho de hacerlo sería con el Aquelarre. Con momento bruja fail, magia no funciona, hoguera.

      Eliminar
  8. Buena explicación de lo que fueron en realidad los bandos. Si quieres buscar ambientación y datos sobre los banderizos y su mundo, puedes encontrar unos cuantos en el blog de Tierra amarga.
    Un saludo

    ResponderEliminar