jueves, 22 de marzo de 2012

Diario de diseño de El Club de la Estaca

No tiene nada que ver con vampiros pero da mal rollo y eso me basta

Buenos días mundo, estoy hecho un guillapo debido a una extraña dolencia que me deja pal arrastre y no me deja dormir.
Pero bueno, aprovechando he terminado el sistema de habilidades de El Club de la Estaca y he escrito un tercio (viejo de Flandes) del de combate. Llevaba varios días escrito pero aprovechando mi imposibilidad para dormir en condiciones esta noche he invertido una horita en perfilarlo mejor.

¿Y como funciona el sistema de mi pequeño juego? Pues de momento, porque seguro que cambio alguna cosa, de la siguiente forma:
El Señor Natural (lo que en otros juegos llamaríamos Master o Narrador o Guardian o Niñera) pone un reto encima de la mesa, digamos que tirar abajo la enorme puerta de la casa donde se esconde el Vampiro que lleva aterrorizando desde hace meses una comarca, y establece que el atributo para tirar abajo la condenada puerta es Cuerpo. Además, indica que la habilidad apropiada para ello sería Atletismo (que refleja la capacidad y el grado de afrontar toda actividad física potencialmente extenuante).
Muy bien, se tira el dado de 10 caras y se suma el atributo de cuerpo ¿Que se saca el mismo resultado que la dificultad requerida? Se saca sin problemas pero podría hacerse mejor ¿que se supera por 2 ó más la dificultad? Pues se obtiene un gran éxito y la cosa sale muy bien. En el primer caso digamos que se tira abajo la puerta pero montando follón y avisando a los somnolientos chupasangres que alguien está entrando en la casa; con el gran éxito el ilustrado habrá tirado la puerta sin armar bulla alguna.
En cambio, si se sacase menos que la dificultad no hubiese logrado nada...salvo si en la suma total se obtiene 1, 2 ó 3 (y solo 1 si la dificultad es Sencilla) pues se hubiese producido una Pifia. Los vampiros se enteran del asunto y preparan para vender cara su vida, además el Ilustrado se hace pupa. Por ejemplo.

¿Y las habilidades? ¿Que pintan en todo esto? Buena pregunta.
Pues mira, sirven para no tirar dados. La puntuación que tengamos en esa habilidad es la cantidad de puntos que disponemos para ello ¿que tenemos un 2 en atletismo? Pues dos. Pero no todo es tan fácil amiguitos porque el gasto varía según lo alta que sea la dificultad; las 3 primeras dificultades solo piden un punto (y hay que ser gañán para gastarlo en una tirada Sencilla, pero bueno), ya son 2 cuando hablamos de Difícil y Muy difícil; y pasarían a 3 puntacos cuando hablásemos de la dificultad máxima. Los puntos se recuperan al final de casa sesión de juego.
Por otro lado tener un 4, el grado más alto en una habilidad, disminuye de forma permanente a 10 la dificultad máxima que se le pueda imponer, aunque aviso que no es nada fácil llegar a tener esa puntuación.

Y creo que eso es todo. A ver que os parece.

1 comentario:

  1. Interesante... lo de las habilidades me suena a GUMSHOE total, mezclando tiradas puras con gestión de recursos. ¡Mola!

    ResponderEliminar