domingo, 8 de enero de 2012

Sherlock Holmes: juego de sombras

Ayer mi moza tuvo la brillante idea de ir al cine a ver las nuevas peripecias del particular Sherlock Holmes de Robert "No soy Tony Stark por la armadura" Downey JR. como remedio para desconectar un poco del stress que producen los exámenes, mañana tengo el primero a todo esto; la verdad es que la primera parte me gustó mucho de modo que los siete euros que pagamos para una butaca en 3º fila (de ocho, tampoco es tan grave) en un lateral.

Y tras los primeros diez minutos ya me había olvidado del dinero, la butaca y las luces del suelo ¡que manera de arrancar!

Bueno, al tema; la película continua con la historia de la 1º parte, con Sherlock en medio de una partida de ajedrez criminal, y literal, con el inteligente genio del crimen profesor Moriarty, respirando un tenso ambiente anterior a la Primera Guerra Mundial con las potencias europeas agazapadas esperando el momento para saltarse los unos a los otros a la yugular. Tony Star...Robert Downey JR sigue marcándose un personaje estupendo, inteligente, bizarro, chulo, mordaz y desarreglado que está cada vez más al límite, un genio del disfraz y astuto estratega que se encuentra a la par con su adversario. En realidad son personajes muy parecidos y plantean su duelo de la misma forma, pero donde uno emplea su genio para el crimen el otro lo pone al servicio de la Ley.
Jude Law sigue interpretando a Watson, el leal compañero de Sherlock pese a todas las perrerías que le hace, que está apuntico de casarse con la mujer de su vida...y pese a todo no puede evitar encontrarse en medio de la partida que juegan su amigo y Moriarty. Un personaje de acción, más agresivo y humano que Sherlock que gana en interés respecto al anterior film.
Moriarty es interpretado por Jared Harris y la verdad, da miedo. Su personaje es inteligente y educado pero con una vena malvada terrible, puede estar firmándote un libro tras una conferencia al mismo tiempo que entre firma y firma pide a sus secuaces que pongan una bomba en tu casa. Inteligente y astuto, encuentra en Sherlock a su igual pese a que casi siempre parece llevarle la delantera. Brillante interpretación, una de las pocas novedades de la franquicia que incorpora Juego de Sombras: un malo interesante, Blackwood era bastante soso y comparado con Moriarty no vale gran cosa.
Otro personaje que se incorpora es el hermano de Sherlock, mucho más raro que su hermano, casi se parece a Monk... y la verdad, tiene momentos que no sé muy bien a que viene salvo para hacerte reír un poco.

La peli es muy intensa, llena de acción y tensión, con giros y contragiros hasta llegar un final original y a su manera épico, un juego de ajedrez a distintos niveles entre nuestro personajes, con un constante pero equilibrado cambio de escenarios, desde el Londres de 1891 pasando por un campamento gitano, la bella ciudad de París a parajes nevados de grises azulados y terrible belleza. El ambiente de aquellos años está muy bien conseguido, la música acompaña y Hans Zimmer se la ha currado de verdad, marca el ritmo y se clava en la mente.

En conclusión, una gran película, puro entretenimiento que os clavará en la butaca con algunos momentos. No incorpora demasiadas novedades pero afina la formula vista en la primera entrega.

1 comentario: