viernes, 6 de enero de 2012

Reseña de la caja azul

¡Feliz día de Reyes! Espero que hayáis sido todos muy buenos y que los 3 reyes magos (Theoden, Conan Rex y Mufasa) os hayan traído muchos regalitos a cambio de champan, galletas y agua para sus shantak mágicos.
Bueno, en una fecha tan señala yo, como un pequeño paje cualquiera, os traigo una pequeña reseñita de la caja azul que se han currado los chicos de la Marca del Este, un producto notable que se complementa a la perfección con la Caja Roja proporcionándole una ambientación propia. E incluye un mapa con 3 localizaciones: el mundo de La Marca, la propia Marca del Este y la ya famosa ciudad de Robleda. ¡Y en el prologo está la oración de Conan el Bárbaro!
Vamos muy bien así.
El manual es bastante más grueso que el manual básico, 247 páginas del ala, en blanco y negro con fondo gris y contiene mucha información sobre el mundo de campaña.
En sus páginas encontramos una cronología, un alfabeto y símbolos rúnicos (ideales para dar color a nuestras partidas), generalidades aplicables a gran parte del continente , una aclaración sobre los dragones del Mundo de la Marca aclarando su papel en el juego y una cronología establecimiento un "punto actual" en la ambientación; y nos recuerdan, no por primera vez, que este es nuestro juego y que se puede cambiar lo que se quiera sin problema ni temor. Hasta aquí todo normal.
Entonces arranca en la página 20 y no para hasta la 194 la evocadora descripción de Valion, Cirinea y Ziyarid, sus reinos con sus ciudades, personajes notables, monstruos autóctonos y peligros habituales, sin olvidarnos de aclarar cosas como porque el ajo tiene un precio tan exagerado en el básico. Se nota muy mucho de que fuentes han bebido los autores, la novela histórica y el pulp (H.P. Lovecraft incluido) pero no tanto Tolkien, puesto que abundan los elementos que recuerdan mucho a sociedades del pasado ( como la república de Salmanasar o la ciudad de Palmira) o a lugares de alta aventura: Islas de Piratas o mundos perdidos. Aunque no olvidan referencias más fantásticas, sea del D&D como es la Infraoscuridad, o Tolkien, ya que hay una "Comarca" en Valion. Pero en general todo hay un sabor a pulp muy fuerte, me sorprendería menos ver a Conan patear culos en Cirinea que a la Compañía del Anillo intentando colarse en Ungoloz.
El manual está lleno de lugares ideales para iniciar aventuras o campañas (¡campañas legendarias!) ya que el nivel de detalle es altísimo, se incluyen hasta precios de productos tabernerísticos y demás, y con ideas sorprendentes que dan originalidad al juego de las cual destacaré 3: Fatana, la espada que avisa a los reyes de Reino Bosque de que pronto será su hora de morir con una frase lapidaria "Tus días de gloria muy pronto verán su fin"; la introducción de hombres serpiente y cobra, no necesariamente como enemigos sedientos de sangre e incluso abriendo la puerta a jugar con ellos, en el universo de La Marca, esos bichos molan mucho; y que los Elfos Oscuros sean la raza élfica original y no al revés, simple pero divertido.
¡Y hay dinosaurios!´

El manual incluye dos aventuras al final, corticas, que están bastante bien. La primera de ellas tiene más investigación e interpretación que combate, y la otra es más clásica, con mapas, sirviendo de introducción en la Marca. Destacaré el hecho de que se incluya una banda sonora recomendada, sacada de varios juegos y pelis, para el primer módulo.
Jajaja ¡tengo CUATRO tentáculos!
En la página 194 abre un nuevo capítulo en el que se incorporan a los Arcaicos, un homenaje a los mitos del maestro Lovecraft que ya estaba presente en el trabajo original de D&D y que a mi me ha parecido muy acertado. Estableciendo una separación entre Arcaicos Absolutos (Cthulhu, Azatoth) y Arcaicos Sicréticos (profundos, shulhu) la descripción de estos horrores, cuya introducción o no se deja al propio narrador, es acertada y creo que bastante acorde con la idea del juego, hacer algo clásico pero sin calcar, haciendo que no sean un mero corta-pega de material cthulhuoso ya muy conocido. Me han encantado los dibujos de todos ellos, sobretodo Cthulhu, más alien y menos barrigón de lo que estamos acostumbrados ¡puro Manzanedo!

Hablando de ilustradores, es de justicia volver a decir que el nivel de las ilustraciones es altísimo convirtiéndose eso en una de las sellas de identidad del juego y desde luego son brutalmente evocadoras: el combate del hombre serpiente y su pariente hombre cobra de la página 174 de Manzanedo, el gigante montado en un mamut de la 142 o los soldados ungolitas de la 79 son estupendos ejemplos del muy elevado nivel que han conseguido. Por desgracia creo que en ocasiones el gris es demasiado fuerte y no permite apreciarlos como es debido echando a perder el trabajo del artista.

El rey de Ungoloz, mi ilustración favorita.

Ya tenemos un aspecto negativo, los otros dos serían un leve fallo de imprenta, una marca negra muy pequeña pero que afea el resultado final, y el hecho de que algunas informaciones no vayan ordenadas: me refiero a las divinidades del mundo, que cada cual aparece mencionado en sus lugares de adoración, y que estarían mejor juntitas pues facilitaría bastante la comprensión del asunto. Además hay otros fallos menores ¿el hombre serpiente que tipo de ataque tiene, como guerrero? ¿El Arcaico Yiz en que se diferencia de la simple divinidad?

Pero se puede decir sin problemas que el resultado final es estupendo y los autores pueden estar muy contentos de como ha quedado su segunda caja. Mucha información bien escrita y generalmente bien presentada, bastante realismo (por ejemplo no es mundo muy superpoblado y no se manejan cifras de millones de habitantes como en otros juegos) con la suficiente fantasía como para que no sea del todo pulp, curiosos añadidos en cuanto a enemigos y peligros (¡dinosaurios!) y como no ¡MITOS!
Así que estoy más que contento, la espera ha valido la pena.
¡Nos vemos!

1 comentario:

  1. Pues muchas gracias por el tiempo empleado para crear esta detallada reseña. Un abrazo!!!

    ResponderEliminar