jueves, 12 de enero de 2012

La cripta (del horror) innombrable

Estos reyes sus poderosas majestades de Oriente dejaron en mi casa, a petición de mi novia, un pequeño album llamado La cripta (del horror) innombrable, un grandísimo regalo que no tardé demasiado en devorar con la voracidad de un dhole en ayunas, un pequeño tomo con tiras cómicas con Cthulhu (Chtulhoo en el comic) y otros primigénicos personajes de horror inabarcable escrito y dibujado por un francés llamado François Launet, que conoció la obra del maestro Lovecraft gracias a los juegos de rol y originalmente publicó, y sigue haciéndolo, las tiras en forma de webcomic.

Por lo que sé es un comic que ya tiene bastante tiempo y la edición física al castellano es bastante tardía, coincidiendo con la salida del nuevo juego de rol ¿coincidencia o soy un poco paranoico? Bueno, da igual.


La cripta (del horror) innombrable es una lectura ágil y muy entretenida, el dibujo minimalista y caricaturesco donde los horrores lovecraftianos son los protagonistas en una curiosa mezcla de humor costumbrista, el día a día de los seres de los Mitos y sus secuaces, y otro más bruto (con gente devorada y partida en dos, por ejemplo) pero sin llegar a ser macabro ni desagradable. El diseño de los personajes es muy simpático, incluso adorable, e incluso sus maldades son retratadas de una forma bastante blanca, dentro de lo posible puesto que se comen gente, la vuelven loca o juegan a los bolos con sus cuerpos; tienen personalidades bastante definidades que casan con su aspecto y atributos: los shoggis son tontos y petardos, Cthulhoo es un glotón que busca cualquier excusa para comer, Nyarly es un liante, Yogzotot tiene un ego muy herido y no soporta que lo llamen jabón, etc...

Y mientras que los primigenios tiene un aspecto bien definido los humanos, sectarios o no aparecen más víctimas suyas, aunque muchas veces se lo busquen, careciendo de rasgos en la cara. Una idea curiosa que no deja de tener sentido si hablamos de humor de los Mitos.

El color de una delicia así como la plasticidad del dibujo, acentuando el tono humorísitico del comic y dándole un aspecto entrañable pero acorde al aspecto de los personajes y su naturaleza. La traducción es bastante buena, sin cagarla a la hora de hacer localizaciones de los chistes y de traducir los nombres, un punto extra.


Abundan, y mucho, los chistes y referencias al mundo de los juegos de rol (el master de D&D que compra el Cthulhu Dark Ages, pifias en tiradas de latín, etc), siendo para mi las mejores tiras. Impagable el chiste malo de investigadores, impagable.


El mayor inconveniente de La cripta (del horror) innombrable es que requiere de una cierta familiaridad con la obra de Lovecraft y derivados ludicos para su total disfrute, muchos de los gags son incomprensibles si no se ha jugado a rol o se conoce el universo de los Mitos...pero bueno, es un producto muy específico que difícilmente caerá en manos de una persona no-iniciada en nuestros misterios ¡fhtagn!

Por otro lado los casi 13 euros que cuesta pueden parece demasiado para un tebeo pequeño de 112 páginas pero con un formato reducido, a dos tiras por página, y en rustica. Pero como curiosidad y entretenimiento cthulhuoide me ha parecido genial.

Recomendado solo a la gente que esté muy familiarizada con los Mitos.


Como regalo os dejo una de las viñetas que dibujaba hace muchísimos años con Cthulhu de protagonista junto con Zoidberg (su hijo) y Davy Jones (nieto del primero e hijo del segundo, además de pasarse el día puteándole), no me acercaba ni de lejos a la genilidad de Launet pero bueno, siguen teniendo su gracia.

Espero...



Que malísimamente mal han envejecido...

5 comentarios:

  1. gracias por la parte que me toca en lo que respecta a la traducción ;)

    ResponderEliminar
  2. Las Majestades de Oriente también obsequiaron a Heriss (mi novia) con este cómic y la verdad es que le ha encantado. A ver si le echo yo también un ojo de Ramethot...

    ResponderEliminar
  3. Andrés: Nada hombre, de hecho tras leerlo un par de veces más me parece que has hecho un curro cojonudo. Eso si, tengo una duda como francoparlante que soy ¿desde que idioma lo has traducido?

    El Maestro: Que majos son Sus Majestades de Oriente ¡y que buen gusto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. está traducido desde el inglés, el libro está basado en la edición de Pegasus Press. de hecho, no existe una versión en francés :)

      como francoparlante, espero que te parezca bien la adaptación fonética de "dipoines" a "dipuans" ;)

      Eliminar
    2. Vaya, me has sorprendido mucho la verdad, pensaba que habría una versión en français. De hecho según leía iba traduciéndola en mi cabeza para ver como sería.
      Y si, me ha parecido una adaptación muy buena.

      Eliminar