domingo, 4 de diciembre de 2011

Acero Puro, previsible película sorprendéntemente buena

Ayer fui con mi novia y un amigo a ver la nueva película de Hugh "Leñador Amoroso" Jackman: Acero Puro. No iba muy convencido de que esta película me fuese a gustar, pero contra todo pronóstico acabé saliendo muy contento, encantado incluso. Acero Puro es una cinta previsible, mucho, e incluso algo absurda, pero al mismo tiempo es divertida, intensa e incluso entrañable. En su simplicidad esta la clave para su disfrute.

Acero Puro nos lleva a un futuro muy cercano, 2.020 nada menos, donde el boxeo ya no lo libran personas sino enormes monstrencos de metal (aunque son curiosamente delicados) que se aboyan a base de bien en el cuadrilatero; uno de nuestros protagonistas es Charlie Kenton, un púgil que vio como se iba a pique su carrera por los robots y que ahora se gana muy malamente la vida yendo de feria en feria con robots hechos polvo para sacarse unas perras en combates cutres. De paso es el irresponsable papa de un crío con el que pronto tendrá que volver a encontrarse. Jackman no hace mal su papel aunque no sea uno particularmente interesante, es el mismo que hemos visto en decenas pelis familiares de deporte: un buen tipo un tanto irresponsable y bala perdida que atesora valiosos conocimientos del deporte y que solo necesita a su familia para salir adelante y demostrar todo su potencial.

Pero el 2º protagonista, héroe indiscutido de la historia por mucho que parezca que quieren decirnos otra cosa, es Dakota Goyo; el chaval, una versión guapa y simpática del mocoso que destrozó la destrozada Amenaza Fantasma con su "interpretación" de Anakin Skywalker, que es bastante más listo (como no) y divertido que su padre. Pese a los momentos sentimentaloides con su padre y Atom (la versión robot luchador de Sea Biscuit con algo de Wall-E, el 3º protagonista) el chaval se gana tu simpatía con una interpretación irreverente, vivaz y divertida (impagable su adicción al Dr Pepper).
Él y no su papa es el verdadero héroe.
Adivinad quien va a acabar destrozado

La historia es simple pero bien llevada, el ritmo que lleva es bueno y las relaciones entre personajes, aunque algo estereotipadas, llegan a importante; tiene momentos de gran intensidad, los combates sobretodo, que nos recuerda que pese a toda la maquinaria esta es realmente una película muy standard de boxeo. Jackman es el entrenador acabado que jamás conoció un verdadero éxito y Dakota/ Atom son el boxeador por el que nadie da un duro y que alcanzará con sudor, dolor, destrozos en la carrocería y demás la gloria gracias a su propia voluntad y los conocimientos del Leñador Amoroso. Y si, hay malos muy malos, y uno es un moderno japo, a odiarlos tocan.

Los combates entre robotos son espectaculares, una mezcla entre boxeo categoría pesos metapesados y Pokemon (les dan instrucciones), en el que las máquinas se revientan a base de bien; las peleas están muy bien rodadas, como si fuera boxeo de verdad, y dos en concreto son intensas como ellas solas. Los artilugios mecánicos están muy bien diseñados y se mezclan animatronix con efectos especiales, eso le da cierto sabor de auténtico (me encantan los animatronix), cada diseño tiene algo de personalidad: Atom es algo así como un boxeador de un barrio chungo, pequeño y algo escualido, y el gran campeón, Zeus, es una maquina moderna mala mala de color negro y realmente enorme, y se parece a las tropas de élite robóticas de Cybertronic.

Recomendada si queréis ver una película sin muchas pretensiones pero entretenida, con personajes que llegan a importante y combates entre enormes maromos de acero que se petan la cara a hostias sin piedad, sin pausa.
Venga Atom, ayúdame a marcar musculitos.

2 comentarios:

  1. Me hubiera gustado verla pero se me pasó. Será en DVD.

    Por cierto, he estado escribiendo reseñas de mi etapa favorita en Conan, en mi blog:

    www.artbyarion.blogspot.com

    A lo mejor te interesa,

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Curioso, cuando vi un cartel en mi cine habitual (en el que aparece enorme un primer plano de Hugh Jackman y de fondo, a lo lejos, los robots) pensé: "Casi parece que quieran hacer creer que los personajes son más importantes que los robots dándose de hostias". No me esperaba el asunto familiar XD

    ResponderEliminar