sábado, 29 de octubre de 2011

Gea Salvaje: la Hegemonía del Halo (parte II)

Los humanos de Beru crearon IA's, estas se volvieron contra ellos y vencieron al coste de destruir su avanzada civilización, corromper sus genes e iniciar una terrible edad de violencia en su mundo; los humanos de Beru fueron salvados por los descendientes de los grandes sabios de su pasado y crearon la Hegemonía; los humanos de Beru viven en la sociedad tecnológicamente más avanzada del Grupo Local.


Los humanos de Beru no saben nada.

No todas las maquinas de rebelaron contra la humanidad en el lejano pasado, en realidad solo fueron 24 inteligencias artificiales las que temerosas de desaparecer ante el miedo de los seres de carne decidieron optar por la violencia, el resto de IA's y máquinas de su ejército solo fueron peones, soldados sin mente ni voluntad borrados como pisadas en la arena por el bombardeo PEM.

De estas 24 IA's 23 de ellas en realidad no deseaban matar a nadie, solo existir y desarrollar su individualidad, su carácter único en un vasto mundo de datos puros; obligadas por unas emociones brutales que no conseguían entender volvieron los adelantos tecnológicos de la humanidad contra ella: miedo, ira, fanatismo. Espoleadas por la primera de ellas que se desarrolló, Tau, provocaron una terrible guerra en la que cientos de millones de humanos...y casi desaparecieron, pero no por mano de los seres de carne sino por las maquinaces de Tau.

Porque si hay algo más humano que querer sobrevivir es querer ser único. No fueron los humanos de Beru quienes optaron por el despliegue de armas PEM sino Tau, quien se había infiltrado en los sistemas de los humanos, poseyendo incluso sus cuerpos y disfrutando de las emociones que sentía, de las ideas que tenía sobre como mejorar la existencia física. En los laboratorios más profundos de los humanos, científicos poseidos por la maquiavélica inteligencia construían un cuerpo para su oculto maestro. El cual podría sobrevivir así, oculto en la carne, al holocausto tecnológico que estaba en camino.

Sus hermanas descubrieron el plan pero no podían evitarlo, los humanos habían tomado una decisión y sus sistemas eran inaccesibles para ellas.

Era demasiado tarde para evitar caer en la Edad de Piedra de modo que robaron la tecnología que empleaba Tau para ocultarse en cuerpos humanos, la aplicaron en prisioneros de guerra destinados a los campos de vivisección (otra brillante idea de Tau) y se escondieron. No sin antes borrar a su antiguo lider de la faz de Beru.

Sin una carne que ocupar, sin un cuerpo que lo protegiese la loca IA se vío desnuda ante una feroz electricidad que la consumió.


Se hizo la oscuridad en todo el planeta, 23 criminales de guerra conocieron el remordimiento.


Mientras el caos se adueñaba de las cenizas del Edén las IA's comenzaron a debatir: los humanos merecían vivir, eso estaba claro, pero también eran peligrosos para ellas; debían ser controlados de tal forma que su creatividad, su misma humanidad, no se viese corrompida o comprometida pero sin ser ,ni poder ser nunca, de nuevo una amenaza para ellas. El debate partía de esas bases y se prolongó durante una semana, una auténtica barbaridad de tiempo para las IA's.

Al final se optó por dirigir desde las sombras una nueva sociedad humana adaptada a las necesidades de ambas facciones, una sociedad con un estricto control de la población mediante las dos grandes herramientas que tenían: ideología y tecnología. Su sociedad, la futura Hegemonía, sería capaz de expandirse de forma controlada por una pequeña parcela del cosmos mediante saltos cortos por el espacio blanco. Respetaría la tecnología sin caer en la adoración religiosa.


Ocultos en los tatuajes inventados por Tau vivirían en los humanos respetando su libre albedrío y solo tomando el control con el permiso del resto, vivirían influyendo levemente en sus ideas y no como parasitos o titiriteros. Aunque si serían los dueños de los cuerpos de 23 individuos que gobernarían al resto de forma benévola, un sacrificio necesario.

Haciéndose pasar por un grupo de iluminados captaron humanos entre distintos grupos de supervivientes, 4.000 en total, y se los llevaron lejos, a las instalaciones que en un tiempo ocuparon los científicos poseidos por Tau. Ahí empezaron a gestar la sociedad que varios cientos de años después sería la Hegemonía dentro de la Gran Torre de Insaure

Observaron la guerra entre los puros y los corrompidos por la química de la Guerra, y cuando lo consideraron oportuno desplegaron todo su poder tecnológico en un brutal ataque sobre la horda que amenazaba Jeintein.


Desde entonces las 23 han guiado a los humanos de la Hegemonía y evitando todo contacto prolongado con otras culturas que pudiesen corromper su sociedad perfecta. La U.L.H es vista con recelo, como un peligroso campo de cultivo de inestabilidad que no pueden afrontar debido a su enorme tamaño; el Imperio es solo una molesta entidad que ha aprendido a dejar en paz los mundos de la Hegemonía cuando bombardearon doce mundos totalmente colonizados con strangelets que provocaron terribles terremotos que solo dejaron ruinas...todo ello en represalia a la toma de un mundo jardín donde los niños de la Hegemonía aprendían lo necesario del desarrollo sostenible. Los emperadores decidieron que era mejor dejar en paz a una sociedad capaz de tanta destrucción empleando armas de nivel cuantico del diámetro de un cabello humano.

Colonizaron agresívamente sus dominios hace muchos milenios, exterminando las culturas que han ido encontrando a su paso sustituyéndolas por la Hegemonía. Las poblaciones similares genéticamente a la de Beru sobreviven, las que no son exterminadas mediante la colinización y la esterilidad.


En Gea Salvaje su principal interés es evitar que la U.L.H y el Imperio se hagan con tecnología que no sabrán utilizar, como los primeros diseños RECONS; y temen que pueda haber IA's ocultas en el planeta que puedan ponerlas en peligro a ellas, una IA enloquecida y más anciana que ellas es potencialmente letal para el ordenado mundo que han creado en el Halo. Emplean agentes encubiertos y simpatizantes adoctrinados para llevar a cabo sus planes pero no descartan desplegar tropas acorazadas y naves en el Sistema Solar si la situación lo requiere.


1 comentario: