lunes, 29 de agosto de 2011

Gea Salvaje: El Imperio de Cassiopeia


Las virtudes de la U.L.H resaltan cuando la comparamos con uno de sus principales rivales galácticos, el Imperio de Cassiopeia (o solo el Imperio para sus habitantes), una potencia autoritaria y homogeneizadora que aplasta a toda cultura que conquista sustituyendola por la suya, incorporando mundos enteros a regímenes de esclavitud y acabando con todo rasgo diferenciador. Los dos emperadores (o emperadoras) gobiernan desde el planeta Vartric un imperio que abarca diez mil mundos controlado gracias a un enorme ejército y una burocracia sistematizada, ágil e implacable, cada mundo está gobernado por un consejo de militares y burócratas con mínimo 24 años de servicio a sus espaldas que solo responden ante los emperadores y que se hayan vigilados por los agentes de estos, las muertes sospechosas de "traidores potenciales" son lo bastante frecuentes como para asegurar la lealtad de estos servidores imperiales; la actual dinastía de los Akar es relativamente joven en la larga historia de conquista del Imperio (que ha perdurado durante casi dos milenios), los actuales emperadores son los descendientes de un prestigioso Metaprimado del ejército de tierra que tomó las riendas del poder imperial cuando la dinastía anterior desapareció debido a una corta guerra civil; está por ver si serán capaces de consolidar su poder o si otros militares más ambiciosos se harán con el poder a la muerte de ellos pues de momento ninguno de los dos ha tenido hijos ni otros familiares aptos para el cargo de Emperador.

La esclavitud es legal pero solo de forma permanente para criminales, traidores y humanos demasiado divergentes al ideal de pureza genético cassiopeio: kolossos o korud son considerados productos de lujo, unos como gladiadores y otros como miembros del servicio. Otras variantes humanas no tienen tanta suerte y son sometidas a regímenes de exterminio que harían que los Nazis pareciesen unos aficionados; la emperatriz T'solomk Akar es conocida por su carácter frío que solo se enciende con sangrientos juegos de gladiadores “mutantes”. Los gastos que esto supone no parecen agradar a su hermanastro T'onom Akar.


-Se parte de los Primeros, únete al ejército imperial hoy mismo.

Pero es erroneo considerar a los Imperiales como unos genocidas sedientos de conquista, tienen un verdadero interés en asimilar e integrar a los habitantes de los mundos conquistados en su cultura, esforzándose por traer una estabilidad duradera y provechosa para todos. Ven el multiculturalismo de la U.L.H como una actitud irresponsable, un derroche de recursos y una fuente de sufrimiento para la Humanidad. Lo cierto es que la mayoría de la población imperial es bastante feliz: disfrutan de las ventajas de una sociedad bien organizada, de las comodidades que proporciona una ciencia avanzada y unas potentes fuerzas de seguridad; los delitos son más escasos que en la U.L.H y se castigan con dureza (pero el concepto de delito es más amplio en la autoritaria sociedad imperial: los disidentes, descontentos e indignados son tratados con brutalidad), la corrupción es escasa en el gobierno imperial.

Los culpables son ejecutados públicamente y sus muertes son trasmitidas por la Red Eter (cuyo acceso está ferreamente controlado por parte del gobierno imperial) para que toda la humanidad pueda conocer cual es el destino de los enemigos del Imperio (y por tanto de la humanidad misma).


El ejército tiene un papel vital en la sociedad imperial puesto que compone la aristocracia del mismo, leal a los emperadores y al imperio, dispuesta a ganar su supremacia social en la guerra. Salvo los considerados subhumanos todo el mundo tiene el derecho de participar en él, no importa el sexo o la clase social; los soldados reciben buenas pagas, excelentes jubilaciones y sus familias tienen muchas ayudas. Todo el ejército del Imperio funciona con los mismos estandares, la calidad del entrenamiento , equipo de la tropa y naves de la flota está fuera de toda duda. Puede que no gocen de las enormes ventajas que ofrece la diversidad de la U.L.H pero eso no importa, el ejército imperial es solido, potente y muy disciplinado, un hueso duro de roer que no conoce la piedad y que aplasta al enemigo. La tecnología clono se conoce pero solo es usada para entrenamientos con fuego real, la idea de usar criaturas claramente subhumanas en la guerra es algo que ofensivo para la sensibilidad del ejército imperial.

Solo los humanos auténticos tienen derecho a librar las guerras de los Emperadores...pero sobra decir que los saboteadores del servicio secreto imperial (la Tercera Mano) no tiene tantos remilgos.


Actualmente el Imperio de Cassiopeia está intentando obtener una cabeza de playa en Gea Salvaje, sus espías y saboteadores actúan para entorpecer las operaciones de la U.L.H y de otras potencias espaciales (como la hermética Hegemonía del Halo) en el planeta, exterminar toda aberración subhumana y obtener la tecnología que permita a los emperadores ampliar sus territorios para dicha de la raza humana. Se han iniciado hostilidades en distintos puntos calientes de la Vía Lactea para distraer a la U.L.H así como una activa política de corte nacionalista para reforzar el ya de por si excelente ritmo de reclutamiento del ejército imperial.

Mientras tanto el Metaprimado J'Xar Lomó prepara una flota de gran tamaño con la que abrirse a sangre y fuego hasta la Tierra, aplastando a la U.L.H en su propio territorio y llevando a los líderes de la Flota como esclavos ante los emperadores. Su crueldad es bien conocida así como su genio estratégico, el conflicto espacial será cruento y terrible en bajas.

La victoria es el destino, dicen los imperiales. De momento parece lejana, como mínimo.

4 comentarios:

  1. ME guuusta XD LA idea de Emperador doble mola XD Aunque me interesa saber si es monarquía hereditaria, electiva o cómo funciona la política interna un poco más detallado XD

    ResponderEliminar