domingo, 28 de agosto de 2011

El placer de reclutar un WAAAGH por relativamente poco dinero

Hace ya bastantes meses un buen amigo, amigo pese a ser un elfo traicionero que no bebe cerveza y ha provocado mi muerte unas mil veces en una docena o más de juegos cooperativos, me comentó que tenía gusanillo de Warhammer, y lo cierto es que yo también tenía ganas de recuperar un poco ese hobby que tantas horas me alegró en mi niñez. De modo que nos compramos a medias la caja del Paso de la Calavera, los enanos iban para él y los gobos para un servidor; partiendo de unos humildes 78 goblins (y un simpático troll) mi Waaagh ha ido creciendo en unos pocos meses...con un gasto bastante menor a lo que esperaba.
De momento íbamos 35 euros.

Varios amigos me regalaron algunas figuras que tenían dando vueltas: un carro de jabalíes, dos troll de plástico del mismo modelo que el del Paso de la Calavera, uno de piedra de los viejos (precioso) y 14 arkeroz orcoz. De modo que ni tan mal, ya iba incluyendo una solida base de tropas con la que desencadenar el horror sobre mis adversarios. Ah, y también me dieron varias matrices que usé para hacerme unos cuantos personajes para liderar mi horda de amor verde: Abofeteadó y Sgrunt el Aplikao (este último es un pequeño chistecillo privado que entenderán aquellos que leyesen mis relatos de Veraspada), ya no los lideraría unos flojoz goboz sino gente verde y fuerte.
Gasto: cero, bueno, al colega que me regaló los trolls creo que le invité a una birra. Pero todo está confuso y solo recuerdo algo de un tigre en el baño y un mono fumador, muy raro.

-No vamoz a hazer ná pero de ezperanza también ze vive ¿no?¡ZASKA!

-Transformación de portaestandarte con un orco que me venía roto.

Otro añadido muy económico a mi tropa fueron 8 jinetez de jabalí, de los viejos, del año 1992 creo. Costaron 22 euros al estar rebajados, de no de así hubiesen costado casi el doble.

Luego me hice con la caja de batallón de orcos y goblins ( 10 jinetez de araña, 5 jinetez de jabalí nuevos, 20 gobos y 15 chikoz) por 50 euros, lo cual no está nada mal si tenemos en cuenta que costaba alrededor de 80 lurazos.

El Waaagh crecía a buen ritmo pero necesitaba elementos impresionantes...y entonces vino a mi un Kaudillo en una serpiente alada de metal por 30 euros. Es una pasta para gastarse solo en dos miniaturas pero si os digo la verdad estaba encaprichado con ellas desde que era mozo; ahora mi Waaagh estaría dirigido por un tipo realmente malo con una montura aún peor. Ya podía empezar a temblar el viejo mundo, que Urgull PizaMontañaz estaba en casa.

-Sgrunt el aplikao...en zu jabalí pony.

-Abofetadó impone algo máz que su antiguo jefe.

La cosa ya estaba más o menos terminada cuando un conocido me contó que podía venderme a sus verdez, que los tenía muerto de asco en casa, y dije que perfecto. Desembolsé 50 dineros y 16 chikoz, 3 fanáticos gobos, 18 orkoz negroz, un kaudillo en jabalí, pinturas y un gigante (al que he llamado el Aitona y que estoy transformando en una especie de casero monstruoso). El WAAAGH ya estaba completo.

De modo que con 187 denarios ya he terminado mi ejército aunque no descarto gastar algo más para incluir alguna chorradas, pero de momento voy más que servido. Ahora solo toca terminar de montarlo, releerme unas diez veces el manual de la sexta edición de Martillodehostias y empezar a repartir estopa entre las tropas de mis amigos, sufrir los efectos de la dichosa animosidad pielverde, ver al Aitona caerse al suelo con gente en sus gayumbos o a mis fanáticos ponerme en apuros y sentirme un poco como no me sentía desde hacía muchos años: un chiquillo perlado por los monstruos más ¡gañanes! de la historia.

Zoi verde, el verde ez mejor.

3 comentarios: