miércoles, 17 de agosto de 2011

El origen del planeta de los simios...¡zaska, es buena!

Y cuando nadie se lo esperaba, resulta que la nueva peli (un reboot simiesco de la franquicia, como lo fue el horror perpetrado por el sobrevalorado Tim Burton) es una cinta excelente de ciencia ficción. Inteligente, con sentimiento, muy bien realizada, con una banda sonora preciosa, un buen guión y actorazos...y si, simios (que no monos, que te caneo) hechos por ordenador pero que dan el pego.
¿El resultado? Una de las pelis de Cifi más inteligentes, sensibles y entretenidas que he visto en mucho tiempo.

La historia arranca en el continente africano donde un grupo de hombres captura a gran parte de un clan de chimpacés, entre los que se cuenta Ojos Claros (guiño guiño), un hembra que es destinada a un laboratorio donde un científico (James Franco) investiga una cura para ese horror que es el alzheimer. Motivado no para ganar dinero ni por interés científico, sino para curar a su padre. Los experimentos se realizan sobre la hembra que está embarazada y producirán un increíble desarrollo intelectual en su futuro hijo, Cesar, que será criado por Franco y su padre, y que se convierte en el protagonista absoluto de la peli, en el eje. Durante la película nos iremos sintiendo más y más identificado con el personaje, con sus emociones y necesidades, con sus miedos y decepciones.

Las emociones son las que hilan la historia; Cesar ansía ser libre, Franco curar a su padre, el dueño del laboratorio ser rico, etc...Todo ello irá conduciendo a nuestra especie a perder su posición hegemónica en el planeta poniendo a los simios al frente, esto solo empieza a verse y no somos testigos del cambio puesto que el origen es eso, el origen el planeta, donde empieza todo. De modo que si siguen explotando este reboot los exploradores espaciales (que aparecen más como guiño que otra cosa) no se encontrarán un planeta radiactivo, evitando de paso el final visto en el Retorno al planeta de los simios, cosa que agradezco.

El desarrollo es ágil, poco original puesto que sabemos como vamos a acabar como especie, pero modifica elementos de las cintas originales a las que se homenajea a menudo: a Cesar le dan manguerazos en una jaula como a Heston, aparecen simios montados a caballo, en un televisor aparece Heston en un papel de predicador, se oyen noticias de una nave espacial perdida, al final somos nosotros (aunque ya no un nosotros tan colectivo como en la guerra nuclear de la cinta original) los causantes de nuestra propia muerte.Todo ello, lo nuevo y lo viejo, crea un emocionante inicio para una franquicia maltratada.

A frikititulo personal diré que El origen del planeta de los simios es la 2º mejor de toda la franquicia y que me recordó bastante a Caprica (el malogrado Spin-off de Battlestar Galactic 2003) en algunos aspectos: como damos nosotros los pasos que nos llevan a nuestra extinción y a la elevación de otra forma de vida, por ejemplo.

¿Recomendada? si, mucho.

PD: Nunca pensé que una peli me haría decir "Franco mola". Jurjur.

No hay comentarios:

Publicar un comentario