martes, 19 de julio de 2011

Reseña de Warhammer 40.000: Kill Team

Warhammer 40.000: Kill Team me ha costado menos de 10 euros y me lo he pasado, que no completado, en menos de dos días y señores ¡es la caña, han sido algunos de los euros mejor invertidos en mucho tiempo!
Kill Team es un juego cooperativo no online en el que llevamos a un marine espacial, solo o acompañado por otro jugador, que ha de enfrentarse a literalmente miles de enemigos para evitar que una nave orka llegue a un Mundo Forja del Imperio de la Humanidad. Los diseñadores han aprovechado diseños del Dawn of War II para hacer algo nuevo que para nada es una chapuza, pues Kill Team es pura acción frenética dentro de un kruzero orko maravillósamente diseñado contra algunos de los más clásicos xenos del lejano futuro con cables y cráneos. Si alguna vez queréis dirigir Deathwatch este juego es una magnífica muestra de lo que vienen siendo las misiones de esos Astartes.
Primero escogemos una de las cuatro clases, dos son de cuerpo a cuerpo (el Marine de Asalto y el Bibliotecario) y dos de combate a larga distancia (el Devastador y su amigo el Tecnomarine), podemos incluso elegir a que Capítulo pertenecen nuestros Astartes dentro de una limitada aunque simpática gana. Yo me he pasado el juego con el Devastador de los Ángeles Sangrientos. Cada clase tiene sus propias armas y un poder exclusivo muy poderoso que podemos activar cada poco tiempo y que nos salvará el culo a menudo, es una de las claves para sobrevivir.
Los controles son sencillos a más no poder: con el stick derecho dirigimos y disparamos nuestras armas de fuego, con los gatillos activamos las granadas, los poderes especiales de cada clase o nos ponemos a correr, con el botón A atacamos en cuerpo a cuerpo lo cual es mala idea porque generalmente solo conseguimos matar más lento y perder mucha vida.
Repartidos por los escenarios hay gran cantidad de power items que darán a nuestros personajes capacidades especiales durante un corto espacio de tiempo, como realizar disparos dobles (triples o cuádruples), invulnerabilidad, regeneración o infligir más daño en cuerpo a cuerpo. Solo podemos tener activado uno al mismo tiempo, hay que tener cuidado con eso (ya he cascao más de una vez al creer que aún tenía regeneración y había cogido sin querer otro poder).
Mientras juguemos se irán desbloqueando nuevas armas y mejoras (más vida, mayor duración de los power items, más granadas, etc) que dan cierto aspecto de evolución al juego.
Y con todo ello deberemos afrontar desafios múltiples: limpiar zonas de enemigos, colocar cargas, suprimir bosses, huir de monstruos, defender objetos, etc. Hay cierta variedad que evita la monotonía y eso se agradece, además la dificultad es elevada; Kill Team es un juego sencillo, no fácil.

¿Cosas malas? pues algunas cosillas: en primer lugar la selección de armas de algunos personajes es rara, el Devastador tiene primero el bolter pesado, luego el cañón de plasma (que funciona como el bolter) y finalmente está el lanzacohetes, para un fan de Warhammer no es muy lógico.
Pero creo que lo peor es lo descompensadas que están las clases, las especializadas en cuerpo a cuerpo funcionan bastante peor que las de disparos, una pena.

Divertido, sencillo, rápido y con toda la pinta de ser una maravilla para echar unas risas con un colega en casa; para ser solo un preludio del Space Marine es un buen juego que recomiendo a todos los que quieran matar el gusanillo...matando a miles de enemigos del Dios Emperador.
¡Recomendado!

2 comentarios:

  1. Se le nota un cooperativo en plan Gears of war? O es otra cosa? Sea como sea lo pintas muy bien XD

    ResponderEliminar
  2. No es del todo así, es más bien una versión 3-D de los clásicos como el Contra. No sé si me explico.

    ResponderEliminar