martes, 19 de julio de 2011

CdB: tropas clono

La tecnología de los clonos es antigua pues data de los últimos conflictos por la dominación de Marte que tuvieron lugar en el siglo XXIII; las primeras tropas clono eran muy distintas a las actuales pues no eran creadas mediante bombardeos paritorios de Materia Madre (aunque esta si existía) ni tenían atributos demasiado diferentes a los humanos. Eran cultivados para formar escuadrones de soldados dirigidos por oficiales humanos, recibían un entrenamiento intensivo y equipamiento, fue con el Colapso cuando algunas de las culturas resultantes empezaron a modificar el proceso dando lugar al nacimiento de un terrible arma de terror y destrucción.

Existen una gran diversidad de procesos clonos aunque la U.L.H emplea exclusívamente uno diseñado por el Orden hace ya tanto y que durante siglos los científicos han ido modificando, mejorando incluso. Sea como sea, el despliegue de clonos requiere el consenso de los líderes de las Flotas debido a su peligrosidad.


Los clonos son creados a partir de una sustancia química conocida de forma informal como Materia Madre, para simplificar podemos decir que es una sustancia orgánica artificial y muy tóxica que permite generar a toda velocidad formas de vida complejas basadas en unas “plantillas” creadas por el hombre; estas criaturas han sido diseñadas para tener unos rasgos determinados: piel blindada, garras, visión en la oscuridad, cuerpos capaces de sobrevivir en mundos con condiciones extremas, etc...Carecen de inteligencia y se comportan como brutales depredadores, buscan y destruyen todo lo que no sea un clono surgido de su misma Materia Madre. Por fortuna mueren a las 35 horas de “nacer”, el cocktel químico que los hace madurar y estar complétamente formados en cuestión de minutos literalmente los mata; esto se considera una forma de minizar el peligro que suponen.

Las producciones de entretenimientos de ficción sobre clonos que se vuelven contra sus creadores son abudantes (como la ya clásica trilogía “Noches de los clonos salvajes” de R.A Montero) y es un miedo extendido entre muchos regimientos.

El despliegue de clonos se hace bombardeando la zona enemiga desde el espacio desde unas naves preparadas para tal fin, la idea es que el enemigo se encuentre rodeado de horribles monstruos y reine el caos; aunque el fuego elimina la Materia Madre generalmente pocos soldados tienen a mano un lanzallamas. Un efecto secundario del bombardeo es el alto nivel de toxicidad que contamina la zona que solo puede ser eliminado con fuego y cuidados por parte de científicos medioambientales pues la Materia Madre contamina el suelo, muta las plantas y mata a los animales.

La mayor parte de las docenas de plantillas clono que posee la U.L.H tienen siglos de antigüedad pues su “escritura” es un proceso largo y complicado no exento de peligros, diseñar una forma de vida viable no es tarea fácil ni barata, por ello se confía en que las ya existentes. Alterar una plantilla para prolongar el ciclo vital clono es considerado un delito capital en la U.L.H.

Modificar una plantilla clono puede dar como resultado monstruos aún más horribles de lo deseado

4 comentarios: