jueves, 9 de junio de 2011

Rothbart (ejem, "La princesa Cisne"), el puto amo del Mal

Si mi yo de 10 años leyese estas lineas se cortaría las venas para nunca escribirlas, de crío odiaba la película de la dichosa princesa cisne. Todos los personajes me resultaban insufribles, pedantes y deseaba ver sus reinos arrasados por la peste, la Horda Dorada y las tropas de Tariq...¡pero hasta él tendría que admitir que el malvado Rothbart es un maestro del mal de enorme carisma!
Vale, su plan es algo absurdo (mucho) pero sin duda tiene carisma, estilo y un toque perroflautico que aliviaba el asco que aquella pastelada de historia en aquel mundo de idiotas sensibleros me producía. Vive con una bruja asquerosa y sin dientes (una yonkie de Callejeros, está claro) en un castillo mugriento y encima es un mago que quiere ser rey porque es su máxima aspiración como el matón que es realidad, todo su poder orientado a ser solo un mezquino con poderes...que mola mil por ser un crápula y lo sabe. Además, los dos sentimos nauseas por el mundo de fantasía donde vive, ser un finolis como los remilgados bebesopas que son sus enemigos.
Y su canción es una pasada, obligaba a mi hermana (que la ponía en el vídeo TODOS LOS DIAS) a repetirla cuando acababa ¡es genial! De hecho algunos de los villanos que más cariño tengo de mis partidas están basados en Rothbart: poderosos, mezquinos, kinkis, con personalidades un poco al límite y muy cachondos.
Eso es todo por hoy.
¡Viva Rothbart, el chico más malo del mundo de los pijos!

3 comentarios: